domingo 27/9/20
Cantante sin voz

Antonio Orozco pasa los "días más difíciles" de su vida

El cantante hasta comienza a ver la popularidad como "un arma de doble filo"

Antonio Orozco, con el fallecido Xavi Pérez.
Antonio Orozco, con el fallecido Xavi Pérez.

Por mucho que siga teniendo conciertos y su disco continúe vendiéndose, parece que no todo es el éxito profesional, que los cantantes también a veces confiesan ser personas y sufrir como cualquier otro ser humano. Eso es lo que casi reivindica ahora Antonio Orozco, que según él mismo ha confesado está viviendo "los días más difíciles de mi vida".

El motivo no es otro que el fallecimiento, el pasado 17 de noviembre, de Xavi Pérez, el productor musical que ha tenido desde que sus inicios en el mundo de la música. La parada cardiorrespiratoria de su compañero le está costando asimlarla al cantante que incluso ha precisado que Destino, el álbum que lanzó en 2015, "es la obra maestra de Xavi Pérez".

La depresión de Antonio Orozco le está llevando hasta a no asimilar bien la popularidad creciente que le ha dado su paso como coach de La Voz, empezando a dudar de si la misma es tan positiva como todo el mundo cree.

Y es que, según él, esa fama que le hya dado la televisión es como un arma de doble filo porque, por culpa de ella, "la gente me para por la calle como si nos conociéramos. Me saluda y me dice: ¡Eh, tío, cómo me gustó lo de ayer! Y yo me sorprendo un poco y siempre me pregunto, ¿Te conozco? (…)".

Para él, la popularidad "es así porque la tele es un cuchillo que corta por los dos lados", aunque también reconoce que a él le está tocando de alguna manera el lado bueno de la misma porque "yo solo puedo dar las gracias porque en mi caso he caído bien, pero la televisión es un medio tan cercano que acaba con tu privacidad y eso ha hecho que se haya roto una barrera importantísima en mi vida".

Comentarios