Miércoles 26.09.2018
el mejor amigo del hombre

La fidelidad de los perros, tres razones que lo explican

Existen estudios e investigaciones que muestran cuáles son las principales razones que alimentan la fidelidad entre perros y humanos, y aquí os exponemos algunas de ellas

La fidelidad de los perros, tres razones que lo explican.
La fidelidad de los perros, tres razones que lo explican.

A menudo se suele decir que el perro es el mejor amigo del hombre. Y tal afirmación es difícil de enfrentar. Desde hace decenas de miles de años, seres humanos y perros han vivido una relación muy dependiente la una de la otra, hasta el punto de desarrollar un entendimiento mutuo que pocas especies comparten.

Existen estudios e investigaciones que muestran cuáles son las principales razones que alimentan la fidelidad entre perros y humanos, y aquí os exponemos algunas de ellas.

El pasado evolutivo

En un principio, los investigadores y los zoólogos, atendiendo a teorías evolutivas, consideraban que los perros se separaron de sus ancestros los lobos cuando comenzaron a vivir con los humanos. Sin embargo, estudios realizados en el ADN mitocondrial de perros y lobos muestra que ambas especies se separaron hace cerca de 135.000 años. Las primeras evidencias arqueológicas de la relación entre seres humanos y perros nos lleva hasta hace unos 13.000 años, con el hallazgo de huesos caninos en enterramientos humanos.

Se puede decir, por tanto, que seres humanos y perros conviven en armonía y comparten vida desde hace más de 10.000 años.

El comportamiento de manada, la vida social

Como muchos otros mamíferos, los perros son animales de manada, ellos quieren pertenecer a un grupo, y no les importa si se trata de otros perros o de humanos, e incluso de cualquier otro animal.

La fidelidad entre perros y humanos es una muestra más de este comportamiento social, una alianza que se forma entre dos entes. De este modo, es muy posible pensar que la fidelidad en los perros tiene que ver con su comportamiento social y de manada.

Muchas personas creen qe los perros son fieles con los humanos únicamente porque dependen de ellos para ser alimentados y tener albergue, así que han de ser buenos con ellos. Pero a pesar de ello, son multitud los casos en los que los perros muestran una fidelidad que se escapa de esa idea: sus reacciones cuando el dueño vuelve a casa tras un periodo largo de ausencia, la tristeza que les inunda cuando los dejan solos mucho tiempo o algunos ejemplos famosos que se hacen mundialmente virales.

Uno de estos ejemplos es el del perro pastor aleman Capitán, un can que veló la tumba de su dueño durane 11 años. Todo un ejemplo de fidelidad en una razade las más inteligentes que existen. Este caso es de los más curiosos que podemos encontrar en la red, pues cuando Miguel murió, Capitán desapareció de casa y finalmente acabó desplazándose hasta la tumba de su amigo. En ese cementerio, al que llegó en marzo de 2007, estuvo viviendo Capitán hasta su muerte por más de 10 años.

La comunicación entre perros y humanos

Una tercera razón que explica la fidelidad entre ambas especies es la evolución y el desarrollo de los perros. Gracias al pasado compartido con humanos, los perros han vivido un proceso de coevolución.

De este modo, algunos estudios revela que los perros tienen más comportamientos parecidos a los humanos que ninguna otra especie, incluyendo los primates, especies evolutivamente más cercanas.

Los perroes pueden sentir empatía por los humanos, hasta el punto de que tratan de consolar no solo a personas conocidas, sino también a extraños. Los canes domésticos pueden entender la comunicación verbal y algunos gestos físicos y faciales producidos por los humanos y la reciprocidad en el entendimiento mutuo entre especies es tan alta que los humanos conocen el estado de ánimo e sus mascotas a partir de la sonoridad de los ladridos.

La capacidad de comunicación entre perros y humanos es única en el mundo animal, no existe en ningúna otra especie, y se basa principalmente en el nexo de confianza que existe entre los perros y los humanos.

Capitán, casi tan conocido como Bobby, el perro de Edimburgo

Aunque sorprenda y se haga viral, el caso de Capitán es solo uno más de los que muestran la fidelidad entre perros y humanos. En este sentido, el más conocido de todos es el de Bobby, un perro de raza Skye Terrier que fue el mejor amigo del policía John Gray hasta su muerte por tuberculosis en 1858.

Después de que su dueño fuera enterrado en el cementerio de Greyfriars, en Edimburgo, Bobby pasó los siguientes 14 años junto a su amo mientras los habitantes de la ciudad se encariñaban con él y le llevaban alimentos. Bobby murió finalmente en 1872 y desde entonces se ha convertido en un héroe para todos los habitantes. Su estatua, en el centro de la ciudad junto al cementerio, es uno de los principales atractivos turísticos de Edimburgo.

Comentarios