miércoles 14/4/21

Estrella Digital

JUEGOS OLíMPICOS

Pirri: “Si cuidan a nuestros deportistas, llegarán muchas más medallas en esgrima”

José Luis Abajo apura sus últimos momentos como tirador de esgrima, mientras hace sus pinitos como presentador y lucha para que el futuro de su deporte sea mejor en España

Pirri consiguió el bronce en Pekín.
Pirri consiguió el bronce en Pekín.

José Luis Abajo, Pirri, levantó a todos los españoles del sofá el 10 de agosto de 2008. Aquel día logró con su espada la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín, la primera de toda la historia de la esgrima española. A sus 37 años, todavía compite al más alto nivel, aunque la suerte no le ha acompaño tanto como aquel día. En el acto en el que se descubrió el reloj que marca la cuenta atrás para Río 2016, a falta de 100 días para la gran cita, ejerció como maestro de ceremonias en la sede del Comité Olímpico Internacional y tuvo unos minutos para charlar con Estrella Digital.

-Muchos aficionados al deporte no saben lo que ha sido de usted en los últimos ocho años, cuénteles por lo que ha pasado.

 -Yo he seguido entrenando, he seguido compitiendo. La clasificación olímpica cada vez es más dura. Antes los equipos nacionales llevaban a sus tiradores y cada país ponía a los suyos. Ahora hay muchos deportes, muchas armas, mucha gente y se reduce mucho la clasificación, con lo cual los sistemas de clasificación son terroríficos. Es muy difícil y hay muy pocas plazas, sobre todo en Europa, que es el continente más fuerte. Al final se trata de conseguir retos, de llegar a tus objetivos y de forjar tu camino. Yo he seguido mi camino, en él ha habido éxitos también estos años. He sido subcampeón de Europa, cuarto en el Campeonato del Mundo, en alguna Copa del Mundo también he estado cerca de las medallas, campeonatos de España…

-¿Hay futuro en la esgrima española con Yulen Pereira?

-Tenemos un gran futuro en la esgrima, por supuesto. Ahora lo que hace falta es cuidar a nuestros deportistas, que puedan entrenar todo lo que tienen que entrenar, que son muchísimas horas. La exigencia de un deporte como el nuestro a nivel olímpico es brutal. Necesitas muchas horas de entrenamiento y tienes que dedicarte a esto. Si consiguen que la gente tenga esa posibilidad, llegarán mucha más medallas.

-Pirri ha celebrado muchísimas victoriasLa esgrima española se ha quedado fuera de los últimos dos Juegos, ¿qué hace falta para que este deporte termine de arrancar?

-Hace falta evolucionar. Cambiar lo que no está bien. Mejorar. Sentarnos todos alrededor de una mesa y pensar porque está claro que, por donde vamos, no vamos bien.

-¿Le cambió mucho la vida con el bronce olímpico?

-La verdad es que sí, yo ahora soy actor, director de cine, monto a caballo… (Risas). No, en realidad poco. Para nuestro deporte es muy importante porque una medalla olímpica le da prestigio y genera mucha más información, que es lo más importante. Todo el mundo habla un poquito más de esgrima, se acercan a ver qué es este deporte, pero lo que yo tenía claro era que me sentía responsable de comunicar mi deporte, de informar sobre lo que yo hago y de que todo el mundo conociera más el mundo de la esgrima.

-¿No le costó asimilar ese éxito?

-Bueno, después de ese éxito llega otro y tenemos que seguir entrenando. Después de una medalla olímpica, viene un Mundial o un Europeo y tenemos que seguir trabajando porque es nuestra vida. Nosotros nos dedicamos a eso y es lo que más nos gusta hacer. Por supuesto que la medalla se queda grabada en el corazón y es el éxito más grande que puedes tener, pero seguimos con retos y con objetivos y no hay que parar. El éxito no es un fin, es parte del camino.

-¿Los jóvenes que salen ahora tienen menos facilidades de las que se encontró usted en su momento?

-Tienen facilidades distintas. La sociedad entera ha cambiado. Ahora es mucho más tecnológica. Hay muchas formas de entender la vida. Tenemos que entender ese cambio y evolucionar con él. El mundo del deporte también tiene que evolucionar porque si no se queda atascado y eso no puede ser.

¿Siente envidia sana de los deportistas que competirán en Río?

Hombre, claro. Me gustaría estar en Río. Hubiera sido una despedida fantástica, pero la decepción terrible, más grande y más difícil de asumir fue la de Londres, cuando me quedé fuera por un solo puesto. Se clasificaban cuatro del Preolímpico y quedé quinto. En Río ya sabía que era muy difícil porque clasificaban los cuatro primeros del ranking mundial y esa es una empresa muy difícil que hemos intentado conseguir durante todo el año. He estado cerca, tenemos el mejor ranking de los últimos cinco años, pero no ha sido suficiente.

¿Va a formar parte de la delegación española o piensa ir a Río como aficionado?

No sabemos. Todavía queda mucho y en agosto Dios dirá. Yo estaría encantado de que me ofrecieran la posibilidad de participar del Movimiento Olímpico.

¿Qué tal se ve como presentador?

(Risas). Todo es entrenar y hacerlo muchas veces. Cuantas más veces se hace, pues mejor sale. Además, me encanta. Tengo un montón de amigos que siempre me escuchan y trato de explicar a mis amigos lo que pasa encima del escenario y por ahora vamos bien.

¿Tardará mucho en caer el récord de medallas conseguido en Barcelona 92?

Sí, va a ser muy difícil superar eso.

Comentarios