martes 13/4/21

Estrella Digital

particularidades de su raza

Criterios para elegir un collar para perros ideal

Hay que saber informarse sobre cómo elegir bien el collar ideal para que no sea sólo bonito para el dueño, sino que resulte cómodo de llevar y lucir por parte de la propia mascota. Estos criterios, se enlistan a continuación

perro correa
Criterios para elegir un collar para perros ideal. | Collares-perros.es

Es posible que se tenga un perro en casa, pero este no tenga un collar que le identifique. Por eso, lo que se está pensando en este momento es en comprar elegir entre varios collares hechos a mano y optar por el que mejor encaje con el perro. Pero, antes de irse a una tienda online de collares para perros, como www.collares-perros.es.

Las características propias de su raza

Cada raza es un mundo, y no a todas les gustan los mismos colores, las mismas actividades ni les atraen los mismos sonidos. Por eso, antes de decidirse por comprar cualquier accesorio para el perro, hay que tener en cuenta cada una de las particularidades de su raza. Conocerlas no sólo servirá para comprar este collar, sino también para cada una de las compras de accesorios posteriores.

Razas temperamentalmente tranquilas y pacientes

Las razas como los pastores alemanes, los San Bernardo o los Golden Retriever tienen una característica que los distingue del resto: su temperamento tranquilo y seguidores fieles de la paciencia.

Aunque parece un detalle menor, puede ser decisivo para decantarse por un collar u otro. La tranquilidad de su personalidad les hace preferir más llevar los collares que no suenen, antes que llevar colgando en su cuello todo un campanario que, a ellos, les resultará molesto y les angustiará. Los perros que son tradicionalmente de caza tampoco gustan de los collares que suenen demasiado. Algo que les identifique está bien, pero nada más que eso.

Razas apasionadas por las travesuras

En cambio, hay razas como los Pug o los Bulldogs que se desviven por collares que parezcan un campanario a la hora del ángelus. Estas razas, que engalanan por su vitalidad y su energía inagotable para las travesuras y los juegos, son las ideales para los colores vivos y los sonidos a flor de piel. Además, no les molesta en ningún momento llevar estos collares, aunque si no han jugado o hecho ejercicio en días, puede comenzar a morderlo para calmar su ansiedad.

Analizar la personalidad propia de su mascota

Cada raza es un mundo, y dentro de cada raza hay muchos más. Por ejemplo, existen muchos tipos de pastor aleman, entre los que se cuentan el pastor alsaciano o también el pastor aleman enano.

Aunque ambas pertenezcan a la misma raza general, no tienen el mismo comportamiento y es posible que a algunos les plazca llevar collares con ornamentos mientras que a otros ni siquiera les guste llevar uno de cuero casual y elegante. El dueño de la mascota es, en estos casos, el único que puede determinar cuál es la personalidad de su perro y lo que podría gustarle.

Los gustos del dueño

Gustos artísticos peculiares

Que los perros se parecen a sus dueños es una frase de común uso. Y nadie ha podido desmentirla hasta estos días. Lo cierto es que cuando a un dueño le gusta Aerosmith y Led Zeppelin, querrá comprarle a su mascota, un Golden Retriever que se llama Kurt Cobain, un collar hecho a mano con logotipos muy del hard rock.

Si por otro lado le gusta la pintura o las artes plásticas, su collar irá encaminado a esos rubros. Y esto está bien, siempre y cuando se respeten los demás criterios para que al perro le resulte cómodo.

La actividad profesional cuenta

Otro criterio particular para elegir el collar adecuado tiene que ver con la actividad profesional de su dueño. Es por eso que existen en el mercado collares de números, ideales para contadores o profesores de matemáticas; de lugares icónicos del mundo, ideales para los que aman viajar; pero también collares de letras, que son los preferidos por los periodistas.

Escoger un collar basándose en una actividad profesional identifica aún más a la mascota con el dueño.

Cuenta hasta el país de residencia

¿Acaso no se ve molón un perro con una bandera española colgándole al cuello? Ese aspecto torero del perro dará de qué hablar y todos querrán tomarse fotos con él. Los collares con banderas son muy comercializados hoy en día y se pueden hasta mandar a realizar a medida. Son una bonita opción por si todos los diseños anteriores han pasado sin pena ni gloria. Después de todo, no hay nadie que pueda negar la belleza de la bandera del país donde ha nacido.

El entorno de desenvolvimiento del perro

Para escoger un collar, finalmente hay que determinar en qué entorno se desenvuelve el perro. De esa manera, se sabrá escoger uno que sea duradero, flexible, que resulte cómodo para que el perro lo use todo el día, y que los materiales de fabricación del collar sean los adecuados para su piel.

Un tamaño que resulte cómodo para el perro

Si a un Boxer se le compra un collar que está hecho para un Husky o para un Galgo, es muy posible que no pueda caminar porque el collar es muy grande. Si ocurre el caso contrario, las molestias serán tan grandes que pueden alterar o enojar al perro. Por eso, antes de comprar un collar hay que saber exactamente las medidas mínimas que se necesitan. Nada mejor que una cinta métrica para estos casos. Si el perro tiene tiempo en casa, no tendrá problemas en que les tomen las medidas.

Un collar que sea flexible y durable

Si son perros grandes y que adoran los juegos y las actividades que requieran de mucho esfuerzo físico, lo mejor es que sean collares de materiales flexibles y durables. Es el caso de los perros descendientes de los lobos y de los labradores, que adoran meterse por terrenos y problemas de todo tipo.

A tener en cuenta: materiales y cuadros alérgicos

A pesar de que no es algo muy común, es posible que el perro presente alergias por los materiales propios de un collar. Ante esto, nada mejor que preguntar cómo está realizado cada uno, o preferir los collares hechos a mano por profesionales artesanos, antes que buscar collares sintéticos fabricados en serie. Los primeros son más duraderos, más económicos, y al ser totalmente naturales no dañarán la integridad de su mascota.

Comentarios