miércoles 30/9/20
Lo han admitido

Dos hombres, condenados por captar y radicalizar mujeres para el Dáesh

La Audiencia Nacional ha impuesto penas de 2 y 4 años para los acusados, que querían conseguir que las mujeres viajaran a Siria

La Audiencia Nacional ha condenado a penas de 2 y 4 años de cárcel a dos acusados de captar y radicalizar a mujeres para conseguir que viajaran a Siria a luchar con el Dáesh y para una tercera acusada que intentó sin éxito desplazarse a zonas de conflicto y trató además de adoctrinar a una amiga.

Se trata de Mostapha T. y su tío Abderrahman L. y de Miriam E.H., quienes reconocieron los hechos en el juicio e incluso, en el caso del primero, manifestó arrepentimiento "de hasta haber venido a España".

Ante su confesión, la Fiscalía, que en un principio solicitaba 9 años de cárcel para los tres, modificó sus peticiones de prisión en virtud del artículo 579 bis 4 del Código Penal, que contempla la rebaja de la pena en uno o dos grados ante hechos "objetivamente de menor gravedad".

En su sentencia, la Sección tercera de la Audiencia Nacional se adhiere a estas peticiones y condena a Mostapha T. a 4 años de prisión y 2 más de libertad vigilada por un delito de pertenencia a organización terrorista, el mismo delito por el que Miriam E.I. ha sido condenada a 2 años de cárcel.

En el caso de Abderrahman L., tío de Mostapha, el tribunal le ha condenado a 2 años de cárcel y otro de libertad vigilada después de que la fiscalía modificará su calificación inicial y le acusara solo de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

La Sala sitúa en su sentencia a Mostapha como el líder de un grupo al que también pertenecía su tío y que se dedicaba a "actividades de proselitismo, captación y adoctrinamiento terrorista" a través de las redes sociales.

Ambos enaltecían y justificaban las actuaciones del Dáesh "bajo una apariencia exterior aparentemente occidentalizada", destaca la sentencia.

Además, Mostapha, que manifestó en alguna ocasión en las redes sociales "su deseo de morir como mártir en Siria haciendo la yihad", llegó a ponerse en contacto con un reclutador del Dáesh en busca de información para concretar su viaje a Siria.

Por su parte, su tío Abderrahman, que llegó a publicar una foto con la bandera de la yihad delante de la Sagrada Familia en Barcelona, realizó comentarios "bastante explícitos y de claro apoyo a las actividades violentas" del Dáesh.

En el caso de Miriam E.H., el tribunal considera probado que sufrió un proceso de radicalización e intentó viajar a Siria para unirse al Dáesh en diciembre de 2014, si bien finalmente no tomó el avión que le iba a llevar a Estambul por "motivos que se desconocen".

Sin embargo, prosigue la sentencia, no desistió en su objetivo en tanto que después trató de incorporarse al Dáesh en Afganistán junto con su prometido e intentó adoctrinar a una amiga suya añadiéndola a los grupos de wasap a los que pertenecía y donde se difundían contenidos de la organización terrorista.

Comentarios