jueves 22/10/20
Hubo alerta de tsunami

Un terremoto de 7,4 grados en Japón se queda en un susto

Tras el seísmo, las autoridades activaron inmediatamente la alerta por tsunami y pidieron a los ciudadanos que desalojaran las costas y se trasladaran a zonas elevadas. Hay heridos leves y daños materiales no importantes

japón
Olas en uno de los ríos de la zona. | Twitter

Un terremoto de magnitud 7,4 grados en la escala de Ritcher ha sacudido la madrugada del martes a las 05.59 (hora local) el noroeste de Japón, a 200 kilómetros de Tokio. Las autoridades activaron inmediatamente la alerta por tsunami y pidieron a los ciudadanos que desalojaran las costas y se trasladaran a zonas elevadas.

Tras el seísmo, la Agencia Meteorológica de Japón activó la alerta por tsunami con olas que podrían haber alcanzado los tres metros y llegar a las zonas de Fukushima, Ibaraki, Iwate y Miyagi. La alerta, cuyo hipocentro se situó a 25 kilómetro de profundidad en el pacífico y a unos 50 kilómetros de la ciudad de Okuma –territorio de Fukushima-, se mantuvo a lo largo de seis horas. Sin embargo, las olas apenas alcanzaron una altura de 1,40 metros.

A pesar de los pocos daños, el susto ha provocado que los ciudadanos japoneses volvieran a revivir la pesadilla que sufrieron en 2011 por el tsunami que dejó más de 18.000 muertos y que causó el accidente nuclear en Fukushima, el más grande de la historia después de Chernóbil.

Las autoridades advirtieron a las centrales nucleares de la zona aunque éstas no registraron incidencias graves y funcionaron con normalidad. Sin embargo, todos centraron su atención en la central de Fukushima que en 2011 fue asolada por el tsunami y provocó una de las peores crisis nucleares de la historia. En esta ocasión, solo en Fukushima 2 se paralizó el sistema de refrigeración de un almacén combustible aunque no duró mucho ya que Toky Electric Power fue capaz de activar un sistema auxiliar 90 minutos después. Según el Gobierno, no ha habido ninguna fuga en ninguna de las centrales.

El portavoz del Ejecutivo nipón ha dado instrucciones a los miembros del gabinete de Tokio para asegurar la seguridad de los ciudadanos. Por otro lado, el secretario jefe del Gabinete, Yoshihide Suga, declaró en una rueda de prensa que “no ha habido ningún problema”,

Todos los vuelos han sido cancelados y los servicios de trenes han quedado parcialmente suspendidos por el seísmo. Por otro lado, se ha registrado un incendio en un complejo petrolero de la localidad de Iwaki que ya ha sido extinguido según informan los medios de comunicación locales.

Ni el temblor ni las olas han ocasionado daños importantes ni dejado heridos de gravedad, según ha informado la agencia Kyodo. En esta ocasión, solo una decena de personas han resultado heridas leves. La alerta roja por tsunami ya ha sido levantada, pero la costa nipona sigue con el miedo en el cuerpo y siguen con atención las noticias por la posibilidad de que se produzcan réplicas.

Comentarios