lunes 06.07.2020
ES LA MAYOR MATANZA EN EL PAÍS DESDE EL 11S

Al menos 50 muertos y 53 heridos en un club gay de Orlando

El atacante, un ciudadano estadounidense de origen afgano que residía en Florida, fue abatido por la policía. Irrumpió en el local a tiros y después se atrincheró con varios rehenes. El FBI ha abierto una investigación al considerar el ataque como "un acto terrorista", aunque el padre del agresor ha descartado los motivos religiosos y ha apuntado a la homofobia

El tiroteo homófobo en Orlando deja 50 muertos y 53 heridos.
El tiroteo homófobo en Orlando deja 50 muertos y 53 heridos.

Al menos 50 personas han muerto en un tiroteo indiscriminado ocurrido este domingo en una discoteca gay de Orlando, en el estado de Florida (Estados Unidos), según ha confirmado el alcalde de la ciudad, Buddy Dyer, en una comparecencia de prensa. La cifra de heridos se eleva hasta los 53, todos ellos se encuentran ingresados en el hospital. Se trata de la mayor matanza en EEUU desde los atentados del 11 de septiembre.

El atacante, que iba fuertemente armado, irrumpió en el club nocturno sobre las dos de la madrugada hora local y, tras abrir fuego indiscriminadamente contra los asistentes, se atrincheró en el interior del local con varios rehenes. Según ha confirmado la policía de Orlando, el autor del tiroteo murió en un intercambio de disparos con varios agentes. Previamente, la policía realizó una "explosión controlada" en el lugar. Treinta de los rehenes que el agresor había tomado fueron rescatados con vida.

La masacre ha tenido lugar en el club nocturno Pulse, situado en el centro de Orlando y frecuentado por la comunidad LGTB de la ciudad, a las dos de las madrugada hora local. El local logró colgar en su página de Facebook un mensaje de alerta para que los asistentes pudieran salir del local corriendo. En el momento del tiroteo, más de 300  personas se encontraban en el local celebrando una fiesta latina gay. 

Testigos presenciales de la matanza han asegurado a la cadena de televisión WESH haber escuchado unos cuarenta disparos. El Gobierno de Florida y la ciudad de Orlando han declarado el estado de emergencia.

El jefe de la Policía de Orlando, John Mina, ha destacado que el atacante estaba "organizado" y bien pertrechado con una pistola, un rifle de asalto AR15 y un artefacto explosivo, "posiblemente" tenía otro en su coche. El FBI ha tachado el ataque como una acción terrorista y ha abierto una investigación por "terrorismo, posiblemente islamista", según fuentes del FBI citadas por la agencia de noticias France Press. 

El congresista demócrata por Florida, Alan Grayson, ha informado que el presunto autor de la masacre es Omar Mateen, un estadounidense de 29 años, hijo de afganos y residente en Florida. Pese a la pista islamista que sigue el FBI, el padre del sospechoso descarta los motivos religiosos y apunta a un caso de homofobia. 

"Esto no tiene nada que ver con la religión", ha afirmado el padre de Omar en declaraciones a la NBC, en las que ha señalado que su hijo se enfadó hace unos meses cuando vio a dos hombres besándose en una visita a Miami. El FBI aún no ha clasificado la masacre como un "crimen de odio o terrorista".

El tiroteo en el club Pulse se produce apenas 24 horas después de que la cantante Christina Grimmie, de 22 años, fuera asesinada también en Orlando después de actuar en un concierto. La policía ha descartado que haya una conexión entre los dos ataques.

Comentarios