viernes 22.11.2019
España mejora un puesto en el ranking

Los derechos fundamentales en crisis

El informe sobre el Índice de Estado de Derecho 2018, constata una reducción de derechos humanos. El nacionalismo autoritario y el incumplimiento de las obligaciones internacionales la causa

Los derechos fundamentales en crisis

Los derechos fundamentales están siendo presa de una globalización que “los ricos están ganando”. Esta es la tesis del índice 2018, publicado por World Justice Project (WJP) presentado hoy. El informe reúne datos de más de 110,000 hogares y 3,000 expertos para mostrar sus experiencias de sistemas legales en todo el mundo.

No discriminación, libertad de expresión y religión, derecho a la privacidad y derechos laborales son los factores que configuran el índice. El resurgimiento mundial del populismo, el nacionalismo autoritario y la ignorancia general de las obligaciones legales internacionales son tendencias que, si no se controlan, representan una amenaza existencial para el estado de derecho”. Esa es la valoración de los autores del informe

Los Nórdicos al principio, Venezuela al final, España mejora levemente

El trío nórdico de Dinamarca, Noruega y Finlandia encabezan la clasificación de respeto a los derechos humanos. Mientras que Venezuela mantiene su posición en la parte inferior del índice, justo detrás de Camboya y Afganistán, Filipinas es la mayor caída del año, cayendo 18 puestos hasta la posición 88 en la tabla.

En total, 38 países han visto caer su índice general desde el último informe. No es el caso de España pero si el de Estados Unidos. Los Estados Unidos ocupan el puesto 19, perdiendo una posición en el ranking de derechos fundamentales.

España ocupa el lugar 23 entre 113 países. Mejora un puesto aunque los cambios en los distintos parámetros del informe son inapreciables. Ocupa el lugar 16 de los 24 países del Oeste Europeo y Norte America) y el puesto 23 de los 35 países con más altos ingresos

Las mejores posiciones españolas se mantienen en materia de gobierno abierto y derechos fundamentales, donde ocupa el lugar 14 entre los países del espacio regional citado. Por el contrario, el peor lugar lo ocupa en materia de orden y seguridad, el puesto 20 del ranking.

A nivel Mundial

El mayor deterioro se observó en el Factor 4 del índice, derechos fundamentales, donde 71 de 113 países empeoraron. Este factor mide ausencia de discriminación, derecho a la vida y la seguridad, debido proceso, libertad de expresión, libertad religiosa, derecho a la privacidad, libertad de asociación, y derechos laborales.

El segundo deterioro ocurrió en el Factor 1, Límites al Poder Gubernamental (que mide si los gobernantes están sujetos a la ley), donde 64 de 113 países vieron una disminución en sus puntuaciones.

Adicionalmente, 34% de los países vieron deterioros en sus puntuaciones, frente a 29% que tuvieron mejoras, tomando como referencia el Índice de 2016. Por su parte, 37% de los países incluidos en el Índice mantuvieron una puntuación constante. global, respectivamente. Este es el caso de España

A nivel mundial, los países ubicados en la región de Europa Occidental y América del Norte continúan en las primeras posiciones del Índice de Estado de Derecho del WJP, seguidos de los países de Asia Oriental y el Pacífico.

En promedio, los países en la región del Sudeste Asiático obtuvieron las peores puntuaciones.

Los países de Europa Occidental y América del Norte (Unión Europea , Asociación Europea de Libre Comercio  y  América del Norte) ocupan ocho de los primeros 10 lugares el ranking global.

En el África Subsahariana, el país con la mejor puntuación fue Ghana (desplazando a Sudáfrica, que ocupó este puesto en el Índice de 2016), y se ubicó en la posición 43 a nivel global. Burkina Faso y Kenia vieron las mejoras más significativas de los 18 países de la región, al subir 9 y 5 lugares en el ranking global, respectivamente. Madagascar tuvo la disminución más marcada, al caer 8 posiciones.

Asia Oriental y el Pacífico fue la segunda región mejor posicionada –solo por debajo de Europa Occidental y América del Norte. Nueva Zelanda y Australia siguen ocupando las primeras posiciones en la región, al ocupar los puestos 7 y 10 de un total de 113 países, respectivamente. Sin embargo, más de dos tercios de los países en esta región tuvieron una reducción en sus tres puntuaciones del Índice de Estado de Derecho.

Comentarios