lunes 01.06.2020
A ojos de Helmut Marko

El engaño de Vettel y Ferrari que deja todo en el aire

La estrategia del alemán, que levantó el pie del acelerador cada vez que iba a pulverizar una vuelta, no ha pasado desapercibida para el asesor de Red Bull, que está convencido de que Ferrari es el principal candidato

Sebastian Vettel.
Sebastian Vettel.

La estrategia que Ferrari ha utilizado con Sebastian Vettel en Montmeló no ha pasado desapercibida para el resto de las escuderías. Helmut Marko, asesor de Red Bull, se muestra preocupado por la “confianza” y el “enorme potencial” que posee el SF70-H. Al menos esa es la sensación que a él le transmitió el alemán, cuando levantó el pie del acelerador para no rebajar más su crono. Una práctica que repitió en más ocasiones, después de pulverizar algunos sectores.

Todos esconden algo. Ese es el pensamiento general en el paddock, a poco más de una semana para el arranque del Mundial. Los ocho días de pruebas en Montmeló han servido para vislumbrar el trabajo de las diferentes escuderías a lo largo del invierno y descartar posibles candidatos al título. Sin embargo, la incertidumbre entre quién dominará el próximo curso permanece intacta, después de que nadie haya rodado sobre el asfalto de Barcelona con todos los desarrollos que se preparan de cara a Melbourne.

El invitado con el que nadie contaba era Ferrari. Mercedes, por primera vez en tres años, empieza a temer por su hegemonía, después de descubrir que los de Maranello no sólo van sobrados en ritmo, sino que también cuenta con una fiabilidad importante, como para evitar cualquier desastre en las primeras semanas de competición, donde puede empezar a decantarse la balanza. La desilusión ha caído en Red Bull, pese a que figuras como Wolff o Alonso creen que guardan algo en la manga.

Desde luego, el que seguro no ha exprimido todo el potencial de su monoplaza es Vettel. "Lo que más me preocupa es que conozco muy bien a Vettel. Intencionadamente levantó al comienzo en su vuelta más rápida. Todo el mundo podía decirlo", ha expresado Helmut Marko. No se equivoca el asesor de Red Bull, pues el alemán, siempre que ha registrado récord en alguno de los sectores, ha ralentizado su marcha con el objetivo de no mostrar hasta donde pueden bajar el crono.

Ferrari, por tanto, ha optado por tirarse un farol. Para Marko, hacer esto supone que tienen una gran “confianza” y un “enorme conocimiento del monoplaza”. Hay muchos condicionantes que han podido influir, como la carga de gasolina o la temperatura del asfalto, pero Helmut tiene claro que si en Australia se encuentran una situación similar, el vencedor será Ferrari: “Estaría al frente, seguro”.

Una forma, por qué no, de restarse presión después de que hace unas semanas se colocara a Red Bull como la más firme alternativa a Mercedes. Eso sí, Marko ha reconocido que los problemas que han atravesado son reales. “Tuvimos algunos fallos. Por lo tanto no pudimos progresar lo que habíamos pretendido”. Sin embargo, no se descartan de la pugna y advierten, al igual que ha hecho la competencia, que en Melbourne contarán con “un montón de piezas nuevas que también son diferentes”, como ha relatado también en declaraciones a la cadena Servus TV

Por el momento el SF70-H ha transmitido sensaciones más que notables, que auguran su candidatura al título. En Melbourne se despajarán parte de las incógnitas, y hasta dónde puede llegar el nuevo Ferrari que Vettel no ha querido exprimir para no dar pistas al rival. Las casas de apuestas, de momento, otorgan el favoritismo a Hamilton, aunque Vettel ya emerge por delante del resto.



Comentarios