domingo 24/1/21
NUEVAS GENERACIONES DEL AUTOMOVILISMO

24 horas con un piloto de Karting

José Antonio Gómez Gutiérrez, piloto oficial, ha sido uno de los afortunados participantes que, gracias a su talento y proyección dentro de la conducción de monoplazas, ha podido competir en el Campeonato de España de Karting. El sacrificio y la constancia priman en la vida de estas jóvenes promesas, dispuestas a todo por conseguir su sueño

José Antonio Gómez Gutiérrez, piloto oficial, ha sido uno de los afortunados participantes que, gracias a su talento y proyección dentro de la con

Cerca de 150 pilotos se han congregado en el circuito Correcaminos de Recas, en Toledo, localidad donde ha tenido lugar el pistoletazo de salida al Campeonato de España de Karting Santander. Ésta ha sido la primera de las cinco paradas con las que contará la competición, cuya próxima cita será en la localidad de Portimao, en el Algarve Portugués.

José Antonio Gómez Gutiérrez, Gómez en el terreno profesional y Toño en el personal, ha sido uno de estos afortunados participantes que, gracias a su talento y proyección dentro de la conducción de monoplazas, ha podido disfrutar de este emocionante fin de semana.

Con tan sólo 11 años, este joven madrileño cuenta con una larga trayectoria a sus espaldas. Antes de los siete ya empezó a interesarse por el mundo del motor, cuando, ayudado por su padre, visitaba con frecuencia el circuito de karting Carlos Sainz Center para ver los rodajes de otros profesionales. Después comenzó a prepararse en una escuela de pilotos, hasta que a los ocho años hizo su primer campeonato de España, para en 2013 participar en carreras italianas. A finales de 2015 la prestigiosa fábrica Lenzo Kart y LKE hacían oficial el fichaje de este prometedor piloto, al que decidían reclutar después de un largo seguimiento de su trayectoria. Actualmente Gómez corre el campeonato de España y las WSK italianas.

José Antonio continúa su formación gracias a esta apuesta que lo convierte en un deportista de alto rendimiento. Esta categoría, como todo lo que cuesta conseguir, trae consigo una rutina que, con esfuerzo y sacrificio, el joven saca adelante cada día.

Foto Toño

Tutor particular

Compatibilizar la vida de un niño normal de 11 años con la de un deportista de alto rendimiento es complicado y requiere de mucha voluntad. En el campo escolar, Gómez tiene un tutor particular que le ayuda a preparar las clases y así poder continuar con un correcto aprendizaje.

María Rojo es una de las encargadas de potenciar este terreno intelectual, tan necesario en la vida de cualquier persona. Su rutina diaria consiste en estudiar, de lunes a domingo, un mínimo de dos horas, pueda o no ese día acudir al centro escolar. Entre clases extraescolares y de apoyo, José Antonio aprende sobre las asignaturas que el resto de sus compañeros practican dentro del horario normal, de 9 de la mañana a 5 de la tarde.

Las horas elegidas para dar las clases son entre las 7 y las 9 de la tarde, tanto los días que Gómez tiene carrera como los días que puede acudir al colegio, cuando aprovecha esas dos horas para aumentar su base de conocimientos.

La parte más dura quizás sea la que tienen que vivir los días de viaje. Según María, aprovechan hasta el último minuto para estar al tanto de las materias pertinentes, e incluso en el coche ensayan presentaciones orales y ejercicios que puedan llevarse a cabo sin utilizar lápiz y papel.

La elección del tutor no es cosa del azar. Para que puedan ejercer como tal, previamente tienen que pasar una entrevista con el colegio en cuestión, donde los profesores del niño dan el visto bueno y comprueban la capacidad del profesional. Después se establece una conexión con el centro a través de correos electrónicos, donde se indican los deberes y el temario previsto para la semana, y por plataformas virtuales donde se publican diferentes presentaciones y vídeos interactivos. Además, la tutora se encarga de disponer diferentes cuadernillos, cuya función es reforzar los aspectos más básicos de las asignaturas que un niño de escolaridad común practica a diario.

Gomez

Alimentación y preparación física

Para poder competir es necesario no pasar de unos kilogramos máximos, que se calculan pesando al niño montado en el kart. En España este peso límite es de 118 kilos, mientras que en Italia es de 110. Por este motivo, los pilotos tienen que seguir una rutina de ejercicios físicos y alimentación saludable que les permite entrar dentro de estas marcas.

Gómez centra la comida más saludable del día en el desayuno, donde suele tomar pan tostado con tomate y aceite de oliva. A mediodía toca una dosis de carbohidratos, como un plato de pasta o de arroz, y por la noche proteína, normalmente carne o pescado.

Además de la alimentación, el piloto oficial practica una tabla de ejercicios que ayudan a que su salud y su forma física sean las adecuadas. La madre de José Antonio, Nuria Gutiérrez, es preparadora física, y por tanto la encargada de entrenar al joven promesa.

Foto podium

Carrera final

El sábado tuvieron lugar las mangas clasificatorias, divididas en categorías, que comenzaron a las dos y media y terminaron a las seis de la tarde. Hasta 34 pilotos en Cadete competían por conseguir la mejor marca.

Mari Boya consiguió un doble triunfo con el que ha logrado revalidar el título que ya conquistó el pasado año de campeón de España cadete. En la primera carrera se vio acompañado en el podio por Iván Bataller y Ángel Marín, y en la segunda, muy apretada, Carles Martínez no consiguió ganar por entrar 16 centésimas de segundo más tarde.

Comentarios