viernes 22/10/21
La alcaldesa busca sucesor

Inés Sabanés, la alternativa a Carmena que barajan los críticos de Ahora Madrid

La corriente más crítica de la formación de izquierdas, con Carmena a la cabeza, ve en Sabanés una alternativa perfecta a la exjueza de cara a las próximas elecciones municipales. Además, la alcaldesa con sus últimos movimientos otorga más poder al personal técnico y para quitárselo a sus detractores como Sánchez Mato o Mayer

12756645w
Inés Sabanes y Manuela Carmena. | Imagen de archivo.

Sólo falta un mes para que cumplan dos años desde que Manuela Carmena se hiciera cargo del Ayuntamiento de Madrid. Han sido 24 meses en los que la exjueza ha sufrido una gran metamorfosis política. Ahora, en el ecuador de su mandato la propia Carmena y la corriente más crítica de Ahora Madrid busca un relevo de garantías de cara a las próximas elecciones municipales y en el horizonte de ese relevo continuista aparece Inés Sabanés, concejala de Medio Ambiente. Además, la alcaldesa ya ha reconocido que le gustaría y que está en su mano adiestrar a su sucesor o sucesora. El 'carmenismo' quiere pilotar el nuevo rumbo de la formación, que durante los dos años que restan se acercará progresivamente al PSOE. 

"Me corresponde tutelar mi sucesión y lo asumo con gusto". Esto declaró recientemente Carmena en una entrevista, lo que confirma las sospechas de los detractores de las exjueza. Además, esta afirmación se produjo tan sólo unos días después de destituir a Carlos Sánchez Mato como consejero delegado de la empresa pública, Destino Madrid, y un mes de después de hacer lo propio con Celía Mayer, en la concejalía de Cultura. Estos movimientos ya enfadaron al sector más radical de Ahora Madrid, pero las intenciones de Carmena de elegir a su sucesor han terminado de romper las relaciones. 

El 'carmenismo' ha depositado todas sus esperanzas en Inés Sabanés, actual concejala de Medio Ambiente y mano derecha de la alcaldesa. De hecho, es la única que en muchas ocasiones se ha saltado la disciplina de voto y ha apoyado a Carmena en decisiones como las de recibir a las familias de los presos venezolanos. La figura de Sabanés es muy respetada por su amplia experiencia en el mundo de la política. Sus ocho años como concejala del consistorio madrileño (1999-2007) y su cargo como portavoz parlamentaria en la Asamblea de Madrid la avalan.

Además, la concejala de Medio Ambiente y Movilidad es considerada una persona muy sensata y consecuente con sus ideas y valores. No en vano, Sabanés decidió abandonar la militancia en Izquierda Unida en 2011 por un "distanciamiento" con la organización y por un "retraso" en la apertura y los cambios de método de la formación de izquierdas. Con respecto a su posible candidatura a suceder a Carmena como candidata a la alcaldía, Sabanés no se ha pronunciado, pero si ha declarado que es "completamente lógico" que la exjueza quiera tutelar a su sucesor. 

Un giro político

De todos modos, una hipotética elección de Sabanés sólo vendría a confirmar el cambio de rumbo de Carmena al frente del Ayuntamiento de Madrid. La alcaldesa se ha propuesto coger la riendas del consistorio madrileño y ha tomado una serie de decisiones durante los últimos meses que restan protagonismo a sus detractores en pro de personas elegidas a dedo como Luis Cueto, jefe de su gabinete. 

Hace menos de un mes que la destitución de Mayer al frente de la concejalía de Cultura escenificaba la ruptura entre Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y sus compañeros de partido.La primera edil también decidió apartar a Carlos Sánchez Mato de su cargo como vicepresidente de la empresa municipal Madrid Destino. Estas destituciones no han hecho sino escenificar la ruptura entre miembros de una la "formación ciudadana", como así han definido siempre desde las filas de Ahora Madrid. Con estos últimos movimientos, Carmena busca despolitizar una de las áreas, la de Cultura, más controvertidas y polémicas desde la llegada de la marca blanca de Podemos al poder. La purga en Cibeles continúa y desde la oposición no descartan que se produzcan más destituciones, en pro de un gobierno más tecnócrata.

"Desde luego que si Carmena deriva a un gobierno más tecnócrata es un buen paso, pero no suficiente porque se tienen que tomar decisiones políticas. No puede ser que el equipo de ahora Madrid se escude detrás de técnicos y de funcionarios para tomar ciertas decisiones. Ahora Madrid tiene que decidir qué quiere para esta ciudad", afirma Sergio Brabezo, concejal de Ciudadanos. 

Este giro en la política de Carmena también es un intento de acercar posturas con el PSOE de Purificación Causapié. De hecho, Carmena nunca ha escondido su condición de socialista. Además, la alcaldesa no sólo le ha otorgado más poder a Luis Cueto - persona que mueve los hilos en el consistorio según la oposición- también se ha dado más protagonismo a personas como Jorge García Castaño, con una ideología más próxima a la tradicional de Izquierda Unida, 

Otra lectura de ese cambio de rumbo es el guiño que Carmena ha realizado con estas destituciones a los concejales de Podemos, especialmente a los 'errejonistas'. Estos últimos se sienten más protegidos frente al ala más dura y crítica de la formación morada que es la de Ganemos Madrid. De hecho, Ganemos Madrid se indignó mucho con las últimas declaraciones en las que Carmena afirmaba que tenía la obligación de tutelar a su sucesor. Habrá que esperar cuál será su reacción si finalmente Sabanés es la elegida.

Comentarios