lunes 14.10.2019
consumo de la comunidad

El auge de los huertos urbanos

La demanda de los huertos urbanos ha ido aumentando sobre todo en ciudades como Madrid, en donde se empieza a ver la existencia de huertos urbanos municipales donde los ciudadanos participan activamente para cultivar diversas flores, frutas, verduras y hortalizas

El auge de los huertos urbanos .
El auge de los huertos urbanos .

Algo que hasta hace poco tiempo resultaba para algunas personas toda una locura ha cobrado vida y se ha ido acoplando a la dinámica diaria de algunas personas en distintos países y ciudades. Con esto nos referimos a la proliferación de los huertos urbanos o también conocidos bajo el nombre de horticultura.

Cuando nos referimos a la horticultura, necesariamente hacemos referencia a la acción de cultivar huertos con diversas técnicas, como los regadíos. Antiguamente, sólo las personas que vivían en el campo se dedicaban a este tipo de actividades económicas, debido a que la ubicación geográfica donde se encontraban los favorecía para realizar este tipo de prácticas. Sin embargo, se han dado dos fenómenos muy importantes en los últimos años:

1. Se traslada la horticultura desde los campos hasta las grandes ciudades.

2. La horticultura deja de ser netamente una actividad económica para transformarse en una actividad cultural.

Aunque no se sabe con exactitud las causas del por qué de este fenómeno, ha venido ocurriendo y se cree que hay una mayor apertura por parte de las personas respecto a lo que es una huella ecológica. Por eso, por medio de la horticultura se intenta dejar la menor huella ecológica posible.

La demanda de los huertos urbanos ha ido aumentando sobre todo en ciudades como Madrid, en donde se empieza a ver la existencia de huertos urbanos municipales donde los ciudadanos participan activamente para cultivar diversas flores, frutas, verduras y hortalizas que servirán para el posterior consumo de la comunidad en donde se encuentran. Se estima que hay aproximadamente 40 huertos urbanos en todo Madrid.

Junto con esto, se da la necesidad de los ciudadanos de adquirir muchas frutas y vegetales de su dieta normal a bajo coste y con certificación de que son productos hechos sin ningún tipo de fertilizante artificial. Esto ha logrado que se aumente la preferencia por un cultivo urbano en ciertas zonas de Madrid en dónde el producto cultivado puede incluso ser de mayor calidad que el que nos encontramos en los supermercados.

Las regulaciones respecto a los huertos urbanos

 Aunque los huertos urbanos sean una idea sumamente práctica y ecológica, estos deben ser estrictamente regulados, que es lo que intenta la comunidad de hortelanos de Madrid. Todo esto se debe a que si los huertos no llevan una estricta normativa, en vez de beneficiar a la comunidad se pueden convertir en un problema de salud pública como resultado de una mala práctica.

 A día de hoy, la comunidad de hortelanos de Madrid ha logrado que se regularicen 12 de los 40 huertos urbanos que se estima que están en la capital. Todo esto revisando la extensión de territorio en donde desempeñan la horticultura, los permisos por parte de la comunidad y la revisión de las cosechas para así descartar que sufran de pestes o que vengan contaminadas por el uso constante de insecticidas y fertilizantes.

 En definitiva, es importante que las personas que deseen crear huertos urbanos en su comunidad se asesoren con las autoridades competentes y con un urbanista conocedor de la zona, debido a que un huerto no puede situarse en cualquier sitio, ya que debe ser un lugar con acceso al agua y con unas condiciones necesarias para su cosecha.

Comentarios