sábado 12/6/21
Su segunda medalla olímpica

Joel González se sobrepone a la adversidad con un bronce

El taekwondista de Figueras se impuso en el la pelea por el bronce al venezolano Edgar Contreras tras un ciclo olímpico muy complicado

Joel González logro un triunfo que le sabe "a gloria".
Joel González logro un triunfo que le sabe "a gloria".

Joel González logró la 12ª medalla para España en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro al derrotar a Edgar Contreras en el combate por el bronce de taekwondo hasta 68 kilos. Este mismo deportista ya logró el oro en Londres 2012, pero en la categoría de hasta 58 kilos. De esta forma, consigue la segunda presea para la delegación española en este deporte, ya que Eva Calvo la logró antes que él. Con este metal, España ya supera los conseguidos en Sídney, aunque está complicado que se acerque a las marcas logradas en los últimos Juegos.

Joel González aspiraba a todo en esta cita, pero el bronce tiene un sabor muy dulce para él, puesto que ha sufrido muchísimo en este ciclo olímpico. De hecho, llegó a pensar en la retirada cuando sufrió una rotura del ligamento posterior de la rodilla izquierda, cuando se encontraba a mitad de camino entre Londres y Río.

A sus 26 años, todavía tiene un gran futuro por delante, pero en algunos momentos su sacrificio para continuar en el deporte de elite fue brutal. Tuvo que pasar entre cinco y seis horas diarias con ejercicios de fisioterapia para reponer su rodilla, pero finalmente consiguió regresar a un gran nivel.

Asimismo, su aumento de peso le hizo recalar en una categoria con muchísimo más nivel, aunque él ha sabido adaptarse a la perfección. Joel se impuso por un solo punto al croata Filip Grgic y en cuartos superó con solvencia al mongol Temuujin Purevjav. En cambio, en semis el jordano Ahmad Abughaush le superó claramente y le condenó a la pelea por el bronce.

El Venezolano tuvo mucho miedo a Joel

Una vez ahí, Joel González no acusó el golpe psicológico de la ronda anterior y salió con la mente fría al octógono. Edgar Contreras planteó una estrategia extremadamente defensiva, pero el español no perdió la cabeza para no descubrirse en ningún momento.

El primer asalto fue muy poco vistoso porque ambos contendientes estaban demasiado quietos, aunque Joel siempre intentaba llevar la iniciativa. No obstante, el de Figueras dio un paso adelante en el siguiente parcial donde consiguió sumar un punto, que rápidamente el venezolano le igualó.

Sin embargo, en el tercer y definitivo asalto. Joel logró enviar una patada a la cabeza del venezolano para sumar tres puntos más y a partir de ahí se dedicó a conservar su ventaja y a huir del cuerpo a cuerpo hasta que consiguió firmar la victoria por 4-3.

Comentarios