domingo 08.12.2019
REAL MADRID 5-0 REAL MADRID

Zidane se estrena con una manita y asciende a Bale a los altares

El equipo blanco se reconcilió con su público, gracias a la presencia de su nuevo entrenador. El Galés y Benzema pusieron los goles de un partido en el que CR no marcó, pero dejó mucho fútbol

Los defensas del Deportivo no pudieron parar a Bale. | Real Madrid
Los defensas del Deportivo no pudieron parar a Bale. | Real Madrid

El Real Madrid comienza una nueva era en la que será mucho más difícil de superar. El club merengue todavía no es muy fiable en defensa, pero se encuentra mucho más liberado en el aspecto ofensivo y eso obviamente se notará en los resultados ligueros, aunque tendrá que mejorar mucho en consistencia si quiere superar las grandes eliminatorias de la Champions.

En cambio, resulta evidente que los jugadores no querían a Benítez y que su simple destitución les ha hecho saltar al campo con la intención de demostrar que pueden ganar muchas cosas. La actitud del equipo no tuvo nada que ver con la de las últimas jornadas y solo con eso un equipo con tantas estrellas debe arrasar a la mayoría de sus rivales.

No obstante, en tan poco tiempo parece que Zidane ha conseguido que Cristiano y Bale vuelvan a ser amigos dentro del campo, ya que se encontraron mucho más que en su última etapa. La libertad en posiciones ofensivas sentó muy bien a la BBC. Benzema marcó dos goles sin destacar, Bale se lució con un triplete y CR desbordó como nunca, aunque se quedó sin el premio del gol. El Deportivo mostró una buena cara a pesar de la goleada.

Zidane se estrenó como entrenador principal del primer equipo con la anunciada BBC, con Isco en el centro del campo, Carvajal, Pepe y el resto de los fijos. Sin embargo, la cara del equipo en la primera mitad fue muy diferente a la que se vio en el último encuentro del Madrid en casa.

El equipo blanco no especuló en ningún momento y se fue a por la portería del Deportivo desde el primer momento. CR probó a Lux con un disparo desde la frontal, pero Keylor Navas también fue decisivo en una jugada que pudo cambiar el partido. El meta tico sacó con el pie un mano a mano con Lucas y desesperó al delantero de moda en la Liga.

En esos primeros minutos, el equipo gallego no se arrugó y propuso un intercambio de golpes que terminó por noquearle. Cristiano estaba muy activo y desbordaba como en su etapa en Manchester a todos los rivales que le salían a su paso, pero fue Benzema el que abrió la lata este sábado en una jugada afortunada.  Ramos cazó de volea un balón despejado tras un córner y Karim puso la pierna para darle algo de dirección al lanzamiento mordido.

Bale sale a hombros

Poco después, Bale hizo el segundo al cabecear con suavidad un precioso centro de Carvajal, que apuró la jugada por banda derecha hasta la línea de fondo. Además, Cristiano pudo hacer el tercero tras un disparo cruzado desde el perfil izquierdo del área, pero su disparo salió muy cerca de la cepa del poste.

Con el Depor algo tocado, el Madrid tuvo minutos en los que pudo disfrutar de la noche. Sus tres atacantes cambiaban constantemente de posición y el juego en ataque fluía, mientras que se veía la misma fragilidad defensiva de las últimas jornadas. Sin embargo, el ímpetu tapaba la falta de colocación y Lucas no estuvo nada fino en las ocasiones de gol que se le presentaron.

En cambio, las llegadas del Madrid no paraban, gracias a la gran aportación de ambos laterales, ya que Carvajal y Marcelo eran un peligro constante. Asimismo, Cristiano se encontró con el poste en un violentísimo cabezazo, tras un gran centro de Bale. Ante esta situación, el Bernabéu, con muchas ganas de aplaudirlo todo, se olvidó de sus males y despidió a los suyos con una sonora ovación camino de los vestuarios.

En el descanso, Víctor pidió a los suyos que no renunciaran a su valentía, pero el equipo merengue les dio otro sopapo nada más reanudarse el encuentro. Cristiano firmó una buena jugada por la banda derecha y metió un buen centro, para que Bale la colocase con el interior del pie lejos del alcance de Lux. El remate no era fácil, pero el galés lo hizo con una facilidad pasmosa.

A partir de ese momento, la comunión entre equipo y afición se desató y todos disfrutaron juntos con Varane en el lugar de Ramos. Por si fuera poco, Bale hizo el tercero en su cuenta particular con un cabezazo impecable tras un córner lanzado por Kroos. El futbolista más discutido de los últimos meses está de vuelta y demuestra que es un crack en la posición de extremo.

Ya en el tramo final del encuentro, Zidane sustituyó a Isco por James y a Bale por Jesé. El colombiano fue recibido con algunos pitos, mientras que el galés se llevó la ovación más sonada de su etapa como madridista. Finalmente, Cristiano lo intentó hasta el final con disparos lejanos y falló un gol claro tras un buen centro de Marcelo. Además, el luso tampoco supo cerrar una contra llevada por Jesé y fue Benzema el que fusiló a Lux en el quinto gol de la noche.

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Ramos (Varane, min.46), Marcelo; Kroos, Modric, Isco (James, min.65), Bale (Jesé, min.73), Cristiano Ronaldo y Benzema.

DEPORTIVO: Lux; Fernando Navarro (Luisinho, min,66), Juanfran, Sidnei, Arribas, Luis Alberto; Mosquera, Bergantiños, Fede Cartabia (Jonás, min.46), Fayçal (Oriol Riera, min.66) y Lucas Pérez.

Goles

1 - 0, min.15, Benzema.

2 - 0, min.23, Bale.

3 - 0, min.48, Bale.

4 - 0, min.63, Bale.

5 - 0, min.90, Benzema.

Árbitro: Pérez Montero (Comité andaluz). Amonestó con tarjeta amarilla a Mosquera (min.64) y Arribas (min.69) en el Deportivo.

Comentarios