domingo 08.12.2019
Candidatura muy perfilada

El plan de Piqué para convertirse en presidente del Barça

El central siempre supo que quería dirigir la entidad cuando colgara las botas y tiene muy claros los nombres de las personas que lo acompañarán en su proyecto

Piqué ya se ve en el sillón de mando.
Piqué ya se ve en el sillón de mando.

Gerard Piqué vive en una eterna juventud futbolística. El central azulgrana lleva mucho tiempo instalado entre los mejores del mundo en su posición y el tiempo no pasa por él a pesar de que en el próximo mes de febrero cumplirá 30 años. Su retirada no está ni mucho menos cerca, pero sabe que se asoma al último tramo de su carrera, ya que sería toda una sorpresa que permaneciese más de un lustro en el nivel más alto del fútbol.

Sin embargo, Piqué tiene muy claro cuál será su futuro cuando cuelgue las botas. De hecho, antes de debutar con el primer equipo ya sabía que su futuro pasaba por los palcos. El ‘3’ procede de una familia adinerada y tuvo una infancia en la que no le faltó de nada. Para él, su abuelo Amador Bernabéu, exvicepresidente del Barcelona, siempre fue un referente y lo continúa siendo.

El padre de su madre lo llevó nada más nacer al Camp Nou para hacerlo socio. También hizo lo mismo con sus hijos Milan y Sasha, por lo que es fácil de imaginar que el central respiró barcelonismo por todos los rincones de su casa durante su infancia. Sin ir más lejos, el defensa contó hace tiempo que Van Gaal visitó el hogar familiar, cuando era el entrenador del Barça. Él tenía 13 años e intentó impresionarlo porque pensaba que en pocos años llegaría al primer equipo, pero el holandés lo apartó de un empujón.

Un palco repleto de leyendas

En cualquier caso, Piqué no se conforma solo con seguir los pasos de su abuelo y quiere ir más allá. Quiere ser presidente a toda costa y no tiene problemas a la hora de hablar de ello públicamente. Tiene un estatus económico que le permitiría acceder a ese sillón y su trayectoria futbolística le garantizaría los votos de muchos socios.

Pique sueña con ser el Beckenbauer del Barça y por lo que parece tiene en mente un modelo de club muy similar, en el que los exjugadores serán muy importantes. De hecho, según contó Xavi Hernández en una entrevista concedida a la Ser, Piqué ya tiene algunos nombres asignados a varios puestos estratégicos del club. El centrocampista sería el entrenador, mientras que Carles Puyol ocuparía el cargo de director deportivo y Sergio Busquets sería el segundo técnico en un principio.

Además, Shakira también está encantada con ocupar en el futuro un lugar de privilegio dentro del palco de autoridades de estadio barcelonista. "Pienso que Gerard será algún día presidente del Barcelona y yo la primera dama... pero del Barça", declaró a la revista colombiana Bocas.

Por otra parte, el estilo personal que Piqué tiene en todas sus declaraciones hace que muchos aficionados piensen que con él en el palco se acabaron las posturas políticamente correctas de los últimos presidentes. Sir ir más lejos, no cuesta imaginarse una rivalidad encarnizada con los dirigentes madridistas. Se puede volver a dar ese ‘otro espectáculo’ que antaño le ponía una salsa extra a los clásicos, aunque muchas veces la crispación llegase a ser insana.

Comentarios