viernes 22.11.2019
ZENIT 2-2 SEVILLA (GLOBAL: 3-4)

El campeón sale vivo de Rusia

El Sevilla se cuela en semifinales de la Europa League con un sufrido 2-2 ante el Zenit. Los de Emery esperan evitar en el bombo al Nápoles, que se ha plantado en la penúltima ronda eliminando con contundencia al Wolfsburgo

El Sevilla sufrió más de la cuenta ante el Zenit. | Reuters
El Sevilla sufrió más de la cuenta ante el Zenit. | Reuters

El Sevilla retornará este viernes al bombo de la Europa League para el sorteo de sus semifinales, ronda en la que esperarán eludir de manera especial un enfrentamiento con el Nápoles entrenado por el español Rafa Benítez, que se ha plantado en la penúltima fase eliminando con contundencia al Wolfsburgo (1-4 en la ida y 2-2 en la vuelta).

La sede de la UEFA, ubicada en la localidad suiza de Nyon, albergará el último sorteo de esta edición de la Europa League, que se iniciará a las 13.00 horas y en el que figurará un Sevilla vigente campeón que sufrió muchos aprietos para doblegar al Zenit de San Petersburgo.

Un gol de Gameiro en el minuto 85 permitió al Sevilla sellar su pase a las semifinales de la Europa League con un sufrido 2-2 en el duelo de vuelta de cuartos de final ante el Zenit disputado este jueves en el Petrovsky Stadium de San Petesburgo, un choque que se puso muy cuesta arriba para el conjunto español a pesar de la ventaja de la ida y de adelantarse en el marcador a los pocos minutos.

El vigente campeón de la segunda competición continental estará en el sorteo de este viernes gracias al postrero tanto del delantero francés, recién saltado al campo. El galo, que entró en el 75' por Bacca, echó por tierra el despliegue de los rusos, que cerca estuvo de sacar al defensor del título del torneo remontando en la segunda mitad el gol en el minuto 6 del colombiano.

Tras el 2-1 en el Sánchez Pizjuán, el duelo de vuelta comenzó con el regalo de Neto en forma de penalti sobre Vitolo. El canario lo buscó bien y Bacca no falló. La eliminatoria se puso muy de cara para los de Unai Emery, pero de ahí hasta que Gameiro apareció para rematar a gol desde el flanco derecho una asistencia de Vitolo, con la complicidad de Iborra, el Sevilla no supo atajar el ímpetu local.

Sí lo hizo en parte durante la primera mitad. Cómodo con su estrategia de esperar sólido atrás y buscar las rápidas salidas por bandas. Sin embargo, Beto, quien finalmente entró en el once después de dos meses sin jugar, metió a los rusos en el partido con dos clamorosos errores que eso sí supo enmendar. En los primeros minutos de la reanudación, el luso no acertó a atajar un balón fácil y el delantero venezolano Rondón lo aprovechó para empatar el choque (1-1).

El cuadro de André Villas-Boas se volcó con más ahínco si cabe a por la remontada, con la moral necesaria para no notar el desgaste de la primera mitad. En los primeros 45 minutos, Danny, una de las sensibles ausencias de la ida, se encargó de liderar a un equipo con calidad, olvidado de Europa en la gélida San Petesburgo. El gol visitante valía su peso en oro para un Sevilla que lamentó la lesión de Pareja a los 15 minutos.

En la segunda mitad, con el empate, el acoso ruso fue mucho mayor y tras muchas llegadas con peligro fue Hulk el que hizo saltar las alarmas en Nervión de nuevo con la colaboración de Beto. Adelantado, el luso encajó un disparo muy lejano del brasileño, desacertado en la primera mitad pero siempre con su cañón como mejor arma. A pesar de los dos errores, Beto mantuvo vivo con sus paradas a un Sevilla que no supo frenar el ímpetu del rival.

A Rondón le sacó dos claras, otra a Hulk, el meta sevillista enmendó sus dos errores con grandes intervenciones. Contra las cuerdas, el campeón parecía pensar ya en la prórroga. Sin embargo, la estrategia de Emery aún guardó la guinda perfecta. No fue el partido con más ocasiones, pero la fortaleza del Sevilla para salir en carrera funcionó por primera vez en la segunda mitad para tumbar al Zenit.

La solidez brilló por su ausencia esta vez, pero un pequeño paso al frente de Banega en el centro del campo, una carrera de Vitolo más fue suficiente para obrar el milagro. La rápida transición del campeón de la Europa League y su pegada, con un Iborra reconvertido a casi delantero y que dejó pasar el pase del canario con toda la intención, encontró a un nuevo héroe. Gameiro apareció y el Sevilla lo celebró ya en semifinales.

FICHA TÉCNICA.

ZENIT: Lodiguin; Criscito, Neto, Lombaerts, Smólnikov; Javi García, Witsel, Shátov, Danny; Hulk y Rondón (Kerzhakov, min.83).

SEVILLA: Beto; Coke, Pareja (Iborra, min.21), Carriço, Trémoulinas; Mbia, Krychowiak; Aleix Vidal, Banega, Vitolo (Denis Suárez, min.92); y Bacca (Gameiro, min.75).

GOLES:

0 - 1, min.6, Bacca (penalti).

1 - 1, min.48, Rondón.

2 - 1, min.72, Hulk.

2 - 2, min.85, Gameiro.

ÁRBITRO: Nicola Rizzoli (ITA). Amonestó a Neto (min.5), Witsel (min.40) y Lodigin (min.95) por parte del Zenit. Y a Iborra (min.76) y Banega (min.83) en el Sevilla.

ESTADIO: Petrovsky Stadium.

Comentarios