viernes 22.11.2019
Canteranos de por vida

Los abuelos de los grandes filiales

La RFEF intenta con sus normas que los segundos equipos no cuenten en sus filas con jugadores mayores de 23 años, pero lo cierto es que clubes como el Atlético de Madrid, el Barcelona o el Villarreal tienen a futbolistas de pelo en pecho en sus canteras

Carlos Martínez, Christian Perales y Alberto Perea pasaron los 25 hace tiempo.
Carlos Martínez, Christian Perales y Alberto Perea pasaron los 25 hace tiempo.

Hace ya algunos años, la RFEF incluyó en su reglamento algunos artículos para intentar evitar que los filiales se llenaran de veteranos, pero lo cierto es que en la realidad no ha conseguido erradicar esta práctica completamente. De hecho, en la mayoría de los equipos existe un debate interno muy importante en torno a la edad de los jugadores en los equipos filiales.

Sin lugar a dudas, la cantera está para formar a jóvenes jugadores que en un futuro puedan jugar en el primer equipo. No obstante, a veces los equipos filiales sirven de poco para rodar a las promesas si tienen que jugar en campos de Tercera División, donde cualquier parecido con el fútbol de Primera es pura coincidencia.

Por eso, los clubes incluyen a veteranos de mil batallas en sus primeros filiales con la intención de que el nivel competitivo del equipo suba y así los más jóvenes puedan jugar en ligas competitivas donde aprenderán más. En cambio, se da la paradoja de que en muchas ocasiones los chavales se quedan en el banquillo para dejar espacio a jugadores más experimentados que nunca llegarán al primer equipo.

De esta forma, es muy difícil saber si realmente es beneficioso que el filial esté en Segunda, si el peaje que hay que pagar es la introducción de muchos veteranos. El Villarreal militó en la categoría de plata con Gerard Bordas a sus 30 años (pocos años antes de su retirada) y ahora intenta regresar a esa división con cuatro jugadores que tienen al menos 25 años. En el ‘pequeño submarino amarillo’ están el lateral izquierdo José Peris con 27 años, el defensa central Marcos López con 25, el delantero centro Carlos Martínez con 30 años y el también punta Carlos López con 26. Curiosamente, los cuatro han sido titulares en la mayoría de los encuentros disputados. Hay gente que explota tarde sus cualidades, pero llegados a este punto sería un milagro que se convirtieran en estrellas. 

El Barcelona utilizó a veteranos en distintas etapas

En cambio, más allá del equipo castellonense también hay otros canteranos que pasan del cuarto de siglo en muchos otros equipos. En el Barcelona B el extremo derecho Alberto Perea suma 26 primaveras y Jesús Alfaro tiene 25. Los dos son fijos indiscutibles para Gerard López. Asimismo, durante las temporadas que estuvo en Segunda, el equipo b de los azulgranas contó con Armando Lozano y Jonatan Soriano que jugaron varios partidos con el filial azulgrana cuando ya contaban con 27 y 26 años respectivamente. El delantero triunfa ahora en el Red Bull Salzburgo, lo que demuestra que a veces los jugadores no triunfan porque dilatan demasiado su tiempo en los equipos de cantera, por miedo a salir de su zona de confort o dar el salto a otras ligas.

En el Real Madrid, no hay ningún jugador que llegue a esos extremos de edad, ya que el más mayor es Tena con 23 años. Sin embargo, en su etapa en Segunda también jugaron Mateos con 26 primaveras y Mosquera con una menos. Además, un jugador del talento de Nacho tuvo ficha en el filial hasta los 23 años y ahora que tiene 26 da la sensación de que podía haber llegado más lejos a estas alturas , si en algún momento se hubiese decidido a salir.

Por otro lado, el Atlético de Madrid cuenta en sus filas con Christian Perales, profesor de profesión, que juega en el segundo equipo a sus 27 años. En el Valencia Mestalla, Quim Araujo tiene 28 años, los mismos que el también jugador ché Ariday Cabrera. Asimismo, el más mayor del Bilbao Athletic es Odei Onaindia, que está muy cerca de cumplir los 27. Finalmente, la lista de los jugadores a los que sus compañeros apodan ‘abuelos’ dentro de los filiales de equipos de Primera la completa Alex Sánchez que a sus 27 años juega en el segundo equipo del Atlético Osasuna.

En cambio, lo realmente curioso de este asunto es que los jugadores mayores de 23 años ni siquiera podrán compaginar su estancia en el primer y en el segundo equipo, tal y como se desprende de los artículos 110, 226 y 227 del reglamento general de la Real Federación Española de fútbol. De hecho, solo los porteros podrían subir y bajar hasta que cumplan los 25 años.

Los artículos citados dicen los siguiente:

Artículo 110. Relación de dependencia.
Se entiende por equipos dependientes de un club los que conforman su propia estructura, estando adscritos a divisiones o categorías distintas e inferiores
Artículo 226. Alineación de futbolistas inscritos en clubes filiales. El vínculo entre el club patrocinador y los filiales llevará consigo las siguientes consecuencias:
a) Los futbolistas podrán alinearse en cualquiera de los equipos que constituyen la cadena del patrocinador, siempre que hayan cumplido la edad requerida en la categoría y que se trate de un equipo superior al que estuvieren inscritos. Cuando se produzca la circunstancia prevista en el apartado anterior, el futbolista podrá retornar al club de origen salvo que hubiere sido alineado en el superior en diez encuentros, de manera alterna o sucesiva, en cualesquiera de las competiciones oficiales en que éste participe, sea cual fuere el tiempo real que hubiesen actuado.
b) Si la alineación de los futbolistas de los filiales lo fuera en el primer equipo del patrocinador, aquéllos deberán ser menores de veintitrés años, con la excepción prevista en el apartado c) del presente artículo.
c) Tratándose de futbolistas con la condición de portero, y únicamente en las competiciones profesionales, podrán ser alineados en el primer equipo del patrocinador siempre que sean menores de veinticinco años, con independencia de que su licencia sea de profesional o de no profesional.
Artículo 227. Alineación de futbolistas inscritos en equipos dependientes. El vínculo entre el equipo principal y los dependientes llevará consigo las siguientes consecuencias.
1. Los futbolistas menores de veintitrés años inscritos en equipos dependientes de un club, según se define en el artículo 110, podrán ser alineados en categoría o división superior y retornar a la de origen, en el transcurso de la temporada, sin ninguna clase de limitaciones.  

Comentarios