viernes 4/12/20
CUIDADOS DE LA PIEL

Tres soluciones definitivas para el acné adulto

El viejo problema del acné juvenil es cada vez más frecuente en la edad adulta. Los cambios hormonales, el estrés y una alimentación deficiente tienen la culpa. El remedio pasa por un tratamiento múltiple

Si has visto que unos granitos aparentemente inofensivos se manifiestan alrededor de la boca o de la barbilla, la solución no es mirar para otro lado. Tampoco ponerte al sol para secarlos, ni aplastarlos, ni mucho menos taparlos con capas y capas de maquillaje. Un tratamiento dermatológico adecuado, seguido de cambios en tu estilo de vida y un régimen de cuidados de la piel correcto son la mejor solución. 

“Cada vez es más frecuente ver casos de acné adulto en personas de edades comprendidas entre los 25, 30 y 40, e incluso de más edad, con este tipo de lesiones en la piel”, explica el Dr. Román Barabash, miembro de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología. “En ocasiones, los pacientes han tenido acné en la adolescencia, pero en otros casos aparece por primera vez en etapas adultas postpuberales de forma aislada”, afirma este experto, y explica que la incidencia del acné en los adultos es del 4 por ciento en los varones y del 12 por ciento en las mujeres.

Las fluctuaciones hormonales son una de las razones más citadas como principal causa de su aparición. Llevar un estilo de vida poco sano es otra de las razones. Dormir pocas horas, estar sometidos a altos niveles de estrés o comer demasiados alimentos procesados, con exceso de sal y azúcar. También afecta fumar, usar cosméticos muy grasos y oclusivos o tomar determinados antibióticos.  “En los adultos, suele tratarse de acnés leves o moderados, de tipo inflamatorio, con pocos comedones. Suele afectar a la zona de la cara, la barbilla, la mandíbula y las caras laterales del cuello”, dice Barabash. 

Otra diferencia respecto al acné juvenil es que resulta más resistente a los tratamientos.  Por eso, es importante acudir al dermatólogo en cuanto se den los primeros síntomas y seguir la higiene diaria adecuada.

Tratamientos dermatológicos.
“Solemos usar isotretinoina de forma mås incisiva, en ocasiones a dosis bajas mantenidas. Muchas veces se utilizan antiandrógenos", afirma el Dr.Roman Barabash. "Aunque este tipo de acné es más resistente, suele controlarse de forma adecuada en la mayoría de los casos".

Cuidados cosméticos diarios
“Es muy importante limpiar la piel por la mañana y por la noche con jabones suaves. Los productos cosméticos deben ser libres de aceite o grasa ('oil free'). Además, hay que utilizar un protector solar que cumpla las mismas características de cosmeticidad”. En cuanto a los tratamientos con beta-hidroxiácidos (BHA), recomendados para limpiar y exfoliar, el experto opina que son productos que tienen una utilidad relativa en el tratamiento del acné, y que se utilizan sobre todo de forma continuada para mejorar las marcas o cicatrices. “También se usan de forma más concentradas en distintos 'peelings' químicos”.

Tecnología 'high tech'

Hay que tratar el origen y las secuelas. Según dermatólogos y esteticistas, para lograr resultados redondos, hay que aplicar un tratamiento global. En este sentido, los 'peelings' químicos con diversos ácidos (glicólico o salicílico), el láser, la luz pulsada y la radiofrecuencia son eficaces como complemento a los tratamientos anti-acné. Por ejemplo, el láser de colorante pulsado Vbeam es eficaz para destruir la bacteria asociada a la inflamación del acné y prevenir cicatrices.

También las marcas que puedan quedar en la piel después de eliminarlo tienen solución. En Maribel Yébenes utilizan la tecnología de nanofrecuencia microfragmentada más oxigenoterapia inyectada para atenuar marcas y conseguir una piel más lisa, uniforme, luminosa. “La marcas de acné son uno de los problemas más complejos de solucionar en estética. A veces, las cicatrices son tan hondas que con los 'peelings' quemaríamos las capas profundas de la piel, aumentando el problema. Este tratamiento logra “romper” la cicatriz e impulsar una nueva estructura epidérmica más uniforme, donde esas marcas tan profundas se ven atenuadas”, explica Maribel Yébenes.

Falsos mitos

Si has pensado hacerte con esas recetas caseras 'DIY' para curar el acné, tales como usar zumo de limón o mascarillas a base de miel para matar las bacterias, es mejor que lo olvides. "Los remedios caseros no suelen funcionar o por lo menos no sirven a todo tipo de pacientes por igual", asegura el doctor Barabash. 

Peor idea es ponerse bajo el sol. Ahora en verano hay que ser más precavidos. “Eso de que el sol seca los granitos es erróneo”, comenta el doctor. "Se trata de una falsa creencia. De hecho, es conocido que hasta un 30 por ciento de todos los pacientes con acné empeoran intensamente durante los meses de verano. Lo ideal es usar un fotoprotector solar libre de grasa y no arriesgarse a la posibilidad de un rebrote estival".

Tres soluciones definitivas para el acné adulto
Comentarios