martes 22/9/20
HACIENDO HISTORIA

Querida Grace, no tardes mucho en volver

 

La directora creativa de Vogue América abandona su puesto a los 74 años

Querida Grace, no tardes mucho en volver

Casi 30 años son los que ha pasado la genial Grace Coddington al frente de la dirección creativa de la revista de moda más importante del mundo. Siempre ha sido la sombra de Anna Wintour, y desde esa sombra ha orquestado las producciones de moda más espectaculares que la publicación haya acogido entre sus páginas. Una visionaria, con las ideas claras y una forma única de convertirlas en realidad.

grace_coddington_4111_620x

Hay quien injustamente la califica como ‘la estrella involuntaria de The September Issue’ pero eso es tan incorrecto como injusto. Grace fue descubierta con tan sólo 19 años por la revista y fue a partir de ahí cuando su carrera como modelo despegó. Meteórica, especial, diferente, Grace no era para nada como las típicas modelos de la época. Sin embargo, en 1961, un accidente de coche hizo que su suerte cambiara y tras varias operaciones estéticas, en 1968 comenzó a trabajar como estilista para Vogue UK, puesto en el que pasaría casi dos décadas.

fsvXg-sBzYHl

El año en que Anna Wintour tomó el mando de Vogue USA la invitó a unirse a ella, y eso supuso el principio de un tándem maravilloso. La visión de Grace unida a la tenacidad (casi fiereza) de Anna al frente de la publicación han hecho que Vogue se convirtiese en la obra de arte que ha sido y que sigue siendo. Sin embargo, la propia Coddington se sentía cada vez más alejada de la esencia de su trabajo ya que como afirmó “uno de los aspectos de mi trabajo que más me interesan es darle a la gente algo con lo que soñar, igual que soñaba yo de pequeña mirando fotografías. Todavía tejo sueños y me inspiro en todo lo que puedo, buscando la parte romántica del mundo real, no del digital”.

voguenov2011david-sims-grace

Quizás por esto, o quizás porque 30 años ya son muchos, esta maga de la moda ha decidido abandonar su puesto en Vogue. Pero no para retirarse, ni mucho menos, sino para (afortunadamente) compartir su arte. A pesar de seguir colaborando con Vogue (hará al menos cuatro producciones al año) tiene carta blanca para colaborar con otras marcas, publicaciones, dar conferencias… A fin de cuentas, la revista pierde pero nosotros ganamos. Porque no sé vosotros, pero yo aún espero grandes cosas de esta mujer, y todo un mundo de posibilidades se acaba de abrir ante ella.

drew-beauty2

No tardes en volver, Grace. Te esperamos.

Comentarios