sábado 25.01.2020
PITADA AL HIMNO

El PSOE cree que las sanciones pueden ser "contraproducentes"

Barcelona y Athletic podrían ser multados por la sonora pitada al himno español en la final de la Copa del Rey 

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxell Batet, ha insistido en tachar de "lamentable" la pitada al himno el pasado sábado durante la final de la Copa del Rey en el Camp Nou, pero cree que sancionar a los clubes --el FC Barcelona y el Athletic de Bilbao-- "puede ser contraproducente".

En una entrevista en Los desayunos de TVE, la dirigente socialista ha recalcado que no le gusta que se cuestionen las instituciones constitucionales y que no se les dé el respeto que merecen. Además, cree que el Rey Felipe VI, en el año que lleva de reinado, ha tenido un comportamiento "que justifica todavía menos, si cabe, la pitada".

Sin embargo, ante la reunión de la Comisión Antiviolencia en el deporte que se reunirá hoy para estudiar este episodio, ha cuestionado que las sanciones a los clubes sean "la mejor vía" y ha apostado por "poner de relieve que (el abucheo al himno) no es aceptable para una mayoría de la sociedad española".

En cuanto al gesto del presidente catalán, Artur Mas, durante la pitada -Mas estaba al lado de Felipe VI en el palco del Camp Nou- lo ha atribuido a que Mas "hace muchísimo tiempo ha dejado de ser presidente de todos los catalanes y está sumido ideológicamente en un proceso particular, casi personal". "No me ha sorprendido pero lógicamente no me gustó", ha resumido.

El Gobierno ha convocado para este lunes de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, tras la sonora pitada al himno español en la final de la Copa del Rey que ha enfrentado al Athletic Club y al FC Barcelona.

Según ha informado el Ejecutivo, se ha convocado a la comisión para denunciar las "actuaciones inconvenientes y, en su caso, proponer las sanciones que fueran procedentes, en aplicación de la vigente legislación, cuyos principios deben ser preservados, tal y como se había indicado ya a los presidentes de la Real Federación Española de Fútbol y de los clubes participantes en la final, en cartas remitidas el pasado 27 de mayo por el presidente del Consejo Superior de Deportes y el secretario de Estado de Seguridad".

En este sentido, el Gobierno ha condenado los "ataques contra los símbolos que representan al conjunto de los españoles, a la democracia que los ampara y a la convivencia que comparten" y considera que "cualquier muestra o manifestación de intolerancia es siempre reprochable". "Lo es más todavía cuando busca la repercusión pública aprovechando un espectáculo deportivo, que todos los españoles tienen derecho a disfrutar, sin la protesta y la perturbación que algunos quieran imponer", ha subrayado.

Comentarios