sábado 04.07.2020

El PP pidió a Agramunt que dejara la Asamblea del Consejo de Europa

Madrid, 21 may (EFE).- El grupo popular en el Senado pidió al senador valenciano Pedro Agramunt que dejara su puesto en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), una marcha que ha sido anunciada por el propio parlamentario, quien asegura haber adoptado esta decisión para no perjudicar a su partido.,Fuentes del PP en la Cámara Alta han confirmado hoy a EFE que la salida de Agramunt de la APCE ha sido promovida desde la dirección del grupo parlamentario, que le había convocado mañana

Madrid, 21 may (EFE).- El grupo popular en el Senado pidió al senador valenciano Pedro Agramunt que dejara su puesto en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), una marcha que ha sido anunciada por el propio parlamentario, quien asegura haber adoptado esta decisión para no perjudicar a su partido.

Fuentes del PP en la Cámara Alta han confirmado hoy a EFE que la salida de Agramunt de la APCE ha sido promovida desde la dirección del grupo parlamentario, que le había convocado mañana martes para escuchar su versión sobre la sanción que le ha impuesto el Consejo de Europa por infracción grave de su código ético.

Los diputados y senadores españoles miembros de la Asamblea son designados por los grupos de ambas Cámaras en función de unos cupos asignados en función de su peso parlamentario, de manera que cada grupo puede quitar o poner a sus representantes libremente.

De este modo, su salida podría haber sido decidida por el PP incluso en contra de la opinión del afectado, pero finalmente ha habido acuerdo para que él mismo anunciara su renuncia, demandada reiteradamente por la oposición desde que se supo que el Consejo de Europa le investigaba por supuestas prácticas corruptas.

Agramunt fue sancionado a diez años de inhabilitación parcial por la Asamblea culminando el proceso abierto contra él por sospechas de corrupción al haber suavizado a cambio de favores las críticas hacia Azerbaiyán cuando actuó como ponente sobre este país asiático, uno de los 47 que forman parte del Consejo de Europa.

Con su salida de la APCE, el grupo popular da en principio por resuelta la crisis del "caso Agramunt", ya que no se plantea atender la otra exigencia formulada en las últimas semanas por la oposición, esto es, su renuncia al escaño de la Cámara Alta.

En todo caso, ello ya no dependería tanto de su grupo como del propio senador, ya que el escaño pertenece al elegido y ningún parlamentario puede ser despojado de él, salvo que acepte marcharse.

Otra cosa es que pudiera abandonar el grupo parlamentario, hipótesis no contemplada por el PP, que acaba de "perder" a su senadora Pilar Barreiro.

Esta senadora murciana está desde el pasado mes de abril en el grupo Mixto para evitar que la investigación judicial abierta contra ella por el caso Púbica pueda ser utilizada como "presión" al PP por parte de Ciudadanos, que exigía su dimisión por este asunto.

Entre tanto, para la dirección del grupo popular su principal preocupación es ahora buscar un sustituto para que cuando Pedro Agramunt formalice su renuncia le pueda relevar en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

Además, el senador tiene abierto un expediente informativo en el Partido Popular a raíz de una decisión anterior de la APCE, que el 26 de abril le invitó a dejar su puesto ante el informe interno que constataba sospechas de corrupción en sus actividades.

Unas declaraciones suyas a la prensa que hizo para negar que hubiera aceptado la compañía de prostitutas a cambio de apoyar a Azerbaiyán en la APCE habían sido consideradas por el propio portavoz del PP José Manuel Barreiro como "lo más desafortunado que yo he escuchado en los últimos años".

"Uno podría decir, hombre 'ojalá yo pudiera hacer esas cosas' ¿no?, pero como usted comprenderá ya no estamos para eso", afirmó Agramunt en una entrevista al referirse a las prostitutas.

El episodio de su apoyo a Azerbaiyán no es la única polémica que ha rodeado la trayectoria de este senador valenciano en la APCE, cuya presidencia dejó en octubre de 2017.

Lo hizo tras perder la confianza de la asamblea por un polémico viaje a Siria que llevó a cabo en marzo de 2017 junto a parlamentarios rusos y del que no informó previamente. EFE

Comentarios