jueves 17.10.2019
CEREMONIA EN EL CONGRESO

Así se proclamará a Felipe VI

Serán los últimos honores de Estado que reciba Juan Carlos I, los primeros de Felipe VI. Las más altas instituciones del Estado diseñan a toda prisa una ceremonia que fuentes de Zarzuela señalan para el 20 de junio

El Príncipe Felipe durante un acto militar en El Escorial. | GTRES
El Príncipe Felipe durante un acto militar en El Escorial. | GTRES

Declaración institucional y honores militares. Éstos son los dos principales ingredientes de la ceremonia de proclamación del nuevo Rey de España que protocolo de Moncloa, Zarzuela y Parlamento están ultimando. La fecha aún no está definida, puesto que lo del 18 de junio fue una filtración del Congreso de los Diputados; Zarzuela maneja otros tiempos, que según fuentes de la Casa Real apuntan al 20 de junio. Pero la maquinaria protocolaria ya está en marcha. Esta ceremonia es una novedad, cuenta con un actor que no se había previsto -el Rey padre-, y por el momento todo está en proceso de decisión. "Lo más acertado en este caso sería fijarse en el acto de proclamación de Don Juan Carlos I. Aunque teniendo en cuenta que existirán novedades", aseguran los expertos en protocolo consultados por ESTRELLA DIGITAL.

Lo único confirmado oficialmente hasta el momento es que las Cortes Generales proclamarán Rey de España a Felipe VI en una sesión conjunta del Congreso y el Senado en el Palacio de las Cortes. Pero el esqueleto del acto ya está cogiendo forma. El Gobierno, La Casa del Rey y el Congreso llevan desde el lunes inmersos en los preparativos de una ceremonia histórica. Tal y como han informado a este diario fuentes cercanas al Ministerio de Defensa, Moncloa ya ultima los honores militares que previsiblemente tendrán lugar en la Puerta de los Leones, el principal acceso al Parlamento Nacional, y que únicamente se abre para momentos importantes. La última vez fue para el funeral de Estado del expresidente Adolfo Suárez. 

El problema que las fuentes consultadas ven a este escenario es el espacio físico. La remodelación efectuada por el Ayuntamiento de Madrid en la Carrera de San Jerónimo ha limitado las posibilidades para este tipo de actos. Según el Real decreto por el que se regulan los honores militares, modificado en 2010, en la proclamación de un Rey y la jura del cargo de los presidentes del Gobierno también se pueden rendir honores en la residencia oficial. En el caso del Rey el Palacio Real. Aunque las fuentes consultadas descartan esta opción. Moncloa está ultimando los preparativos para que todo tenga lugar en el Congreso de los Diputados. Claro que ahora la duda está en si los honores los rendirá un batallón compuesto de una representación de la Guardia Real y los Ejércitos de Tierra, Aire y Mar y la banda de música; o sólo la Guardia Real. "Todo dependerá del espacio", aseguran las fuentes consultadas.

Sea como fuere, e independientemente de la composición del batallón de honores, Defensa también está diseñando el protocolo a seguir. La abdicación no estaba recogida en el manual secreto de ninguna institución. De hecho, las formaciones de la Guardia Real sí tienen el "libreto" de los llamados "Guantes negros", para la hipotética muerte del Rey. No para una ceremonia con dos Reyes. Tal y como explican fuentes cercanas al Gobierno, Defensa ya prevé dos momentos de rendición de honores: uno a la llegada y otro a la salida. Lo "lógico", según explica a este diario un experto en protocolo militar, es que a la llegada, los honores se rindan a Don Juan Carlos I, los últimos como Jefe de Estado. Y que junto a él esté su hijo heredero, el aún Príncipe Felipe, también uniformado.

Últimos y primeros honores

A continuación, lo previsible es que se cumpla con lo que marca el protocolo militar. El Rey Don Juan Carlos llegará a la Puerta de los Leones y en ese momento el jefe de la formación se acercará al Monarca con la bandera, comenzará a sonar el himno nacional y se lanzarán 21 salvas en honor al Rey. Después, pasará revista a las tropas formadas, mientras suena o bien el himno de Infantes -"ya viene el pájaro", como se le conoce informalmente- o bien el paso de revista de su Majestad. Y ya por último tendrá lugar el desfile militar por la Carrera de San Jerónimo. Cuando concluya, los Reyes y los aún Príncipes de Asturias entrarán en el Hemiciclo, donde tendrá lugar la ceremonia, que no está previsto que sea larga. El heredero aceptará su cargo. Y ya como Felipe VI pronunciará un discurso institucional en el que desgranará las líneas maestras de su reinado. La mayor incógnita en este caso es el lugar que ocupará el Rey padre.

Concluido el acto en el Hemiciclo, los nuevos Reyes abandonarán el Congreso; y Felipe VI recibirá sus primeros honores militares como Rey de España también a las puertas del Parlamento Nacional. Aunque todo ello aún está en proceso de decisión. Defensa no descarta cambios de última hora cuando finalmente Zarzuela decida cuál va a ser el papel del Rey en esta ceremonia.

Respecto a los invitados al acto, "hay un cupo de personas que es evidente que tienen que estar", asegura a ESTRELLA DIGITAL Alfredo Rodríguez, exdirector de Protocolo del Ministerio de Defensa. Entre ellos se encuentran los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. El Ejecutivo y Legislativo tendrán que estar representados por todos -presidente, ministros, diputados y senadores-; y el Judicial por quien "se estime conveniente". También podría invitarse a altos cargos del Estado. Y a algunos representantes de las Fuerzas Armadas -ministro de Defensa y los Jefes del Estado Mayor de la Defensa y de los tres Ejércitos, entre otros-. Al margen, también habría posibilidad de invitar a otros jefes de Estado, aunque la Casa del Rey parece haber descartado ya esta opción.

Y sobre el gasto, "es ínfimo", zanja Rodríguez. Le rinden honores unidades militares de Madrid. "El coste no será más allá que lo que cueste mover los vehículos hasta el Congreso", señala el experto en protocolo. En el caso de que finalmente Zarzuela decidiera hacer una recepción en el Palacio Real, el coste correrá a cargo de los presupuestos de la Casa del Rey, de la partida reservada para ceremonias similares.

La última firma de Don Juan Carlos como Jefe de Estado

Previamente a este acto, Don Juan Carlos habrá sancionado como Jefe del Estado la ley de su propia abdicación. Será la última vez que ponga su firma como Monarca. La entrada en vigor de esta ley y la proclamación de Felipe VI serán actos sucesivos, puesto que no puede quedar un vacío entre la marcha de un Rey y la llegada de otro. El último acto de Don Juan Carlos como Rey de España consistirá en una ceremonia solemne en el Palacio Real de Madrid. Allí no faltarán los más altos representantes de todos los poderes del Estado.

Antes, la nueva ley de abdicación -elaborada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, en concreto por su 'número dos', Soraya Sáenz de Santamaría- habrá sido ratificada por las Cortes Generales. La tramitación se iniciará el 11 de junio, el día elegido para que el proyecto de ley sea debatido y aprobado en lectura única en el Pleno del Congreso. A continuación será remitirlo de inmediato al Senado, cuya aprobación se espera que sea el día 17. Y a partir del 18 España tendrá nuevo Rey.

Comentarios