martes 07.04.2020
POR ABUSO DE SUPERIORIDAD

Imputado un oficial militar tras una denuncia por acoso sexual

La soldado que ha denunciado fue arrestada "como represalia" más de seis veces

El Juzgado Militar de Sevilla ha imputado por abuso de superioridad a un oficial que fue denunciado por una soldado por acoso sexual, según ha informado el abogado de la denunciante, Fernando Osuna, quien ha detallado que el caso ha sido elevado incluso al Defensor del Pueblo Andaluz.

Fernando Osuna ha puesto de manifiesto que, desde que denunció los hechos, su cliente ha sido arrestada "como represalia" más de seis veces, precisando en este sentido que sus superiores le han impuesto malas calificaciones y cinco faltas leves por falta de uniformidad, falta de respeto a superior, ausencia injustificada del destino, por no seguir conducto reglamentario y por intento de engaño a superior.

Asimismo, y según el letrado, sus jefes han impuesto a la soldado dos faltas graves por reiterar faltas de respeto a superior, mientras que también se le han devuelto las cartas dirigidas a su unidad "en defensa de sus derechos" y ha sufrido una baja laboral por contingencia común y no laboral y la reducción de jornada.

Por todo ello, la soldado ha recusado a sus jefes "por manifiesta enemistad y animadversión".

Según la denuncia, fue a partir del año 2008/2009 cuando el oficial "comenzó a realizarle preguntas íntimas sobre su vida personal, llegando incluso en un momento dado a manifestarle de manera directa que debería mantener relaciones sexuales con él", a lo que la soldado "se negó".

El abogado mantiene en la denuncia que, desde ese momento, el imputado "comenzó a cambiar su actitud hacia ella mostrando hacia la misma un trato desagradable con miradas intimidatorias, así como dirigiéndose hacia la misma con un tono agresivo".

Además, en una ocasión "comenzó a manifestarle frases como 'tú no vales para el Ejército', 'no vales para este trabajo', 'tus compañeros hablan mal de ti' o 'no vales para una responsabilidad', infravalorando y humillando de este modo a la denunciante".

Según la denuncia, "en repetidas ocasiones, el oficial la llamaba para que se pasase por su despacho, con cualquier pretexto o excusa, al objeto de poder seguir intimidándola y despreciándola, máxime cuando su llamada respondía a cuestiones de absoluta nimiedad e irrelevancia", a lo que se suman empujones e insultos.

"Tales hechos, además de ser absolutamente intolerables, son impropios de un superior, quien debe ser un ejemplo de rectitud, honorabilidad y ejemplaridad hacia sus subordinados, dada la estructura jerárquica y los valores propios de la Institución castrense como el respecto al compañero", asevera la denuncia.

El abogado dice en la denuncia que esta situación ha ocasionado en la soldado un estado de ansiedad, teniendo que ser asistida facultativamente en varias ocasiones, para lo que adjunta el parte de urgencias emitido al diagnosticársele un cuadro de ansiedad por motivos laborales y el justificante de las dos consultas a la que acudió esa misma mañana.

Comentarios