viernes 18.10.2019
Asalto masivo a la valla de Ceuta

SOS de los guardias civiles en sus redes sociales: “Estamos desbordados”

“Se está ocultando o se dan datos disminuidos... están entrando millares de nigerianos y musulmanes violentamente en nuestras fronteras del sur de España. Cientos de guardias civiles heridos y de baja por agresiones graves, ocultándose... Guardia Civil pide apoyo y no lo hay... estamos desbordados…”.

“Pasar a todos los contactos posibles…”, pide un guardia civil en uno de los grupos internos de chats en Telegram. Las redes sociales y los chats en WhatsApp y Telegram usados por agentes de la Bemérita para comunicarse entre ellos están que arden después del último asalto de inmigrantes a la valla de Ceuta que ha provocado varias decenas de heridos entre los guardias civiles. Los post subidos en estos grupos internos, a los que ha tenido acceso Estrella Digital muestran un gran malestar de los guardias, primero con sus jefes y, luego, con el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que pidió trato digno a los inmigrantes que asaltaron la valla, pero que no tuvo ninguna palabra para los guardias civiles heridos.

“Las TV y radios están silenciadas, y los partidos igualmente...”, se queja un guardia civil en un foro interno en Telegram que cuenta con más de 500 asociados. Este guardia civil destaca que “hay que reaccionar... rechazar inmediatamente esta invasión y apoyar a la Guardia Civil como única vanguardia de lucha policial o armada que nos queda...”, y muestra su indignación hacia sus propios mandos y hacia la Delegación del Gobierno en Ceuta, que es quien da las órdenes.

Otros son mucho más radicales y escriben cosas como ésta: “SOS... Pásalo... Pásalo... España en peligro... nuestras calles y casas ya mismo en peligro... cuando puedan organizarse todos los que van entrando habrá alzamiento armado violento contra los españoles…”.

garfio_ceuta

Algunos aprovechan para proponer en WhatsApp que las asociaciones de guardias civiles se planteen acudir al Tribunal de derechos Humanos de Estrasburgo para denunciar la situación que vive este Cuerpo en las fronteras exteriores, especialmente en Ceuta y Melilla. Escriben sobre que no pueden defenderse, que las pelotas de goma están prohibidas desde que, en febrero de 2014, ocurrió el incidente con inmigrantes que intentan acceder a la orilla ceutí a nado entre los disparos de pelotas de goma de la Guardia Civil –desde agua y desde tierra– mientras otras personas que ya habían alcanzado suelo español esperaban de rodillas detenidos en la arena.

Desde entonces, la Guardia Civil en Ceuta y Melilla tiene restringido el uso de material antidisturbios y apenas unas decenas de guardias tienen que hacer frente al asalto de las vallas, que, según cuentan en sus chats, se producen cada vez de forma más masiva y violenta, como la registrada este pasado miércoles: “[Los inmigrantes] Han pasado de la resistencia pasiva al ataque con sprays para quemarnos”, escriben en uno de los grupos masivos en Instagram, añadiendo que “no tenemos medios y tenemos que llegar al cuerpo a cuerpo”.

valla_ceuta

Entre mensaje y mensaje, los guardias intercalan fotografías de los materiales utilizados por los inmigrantes que asaltan la valla, así como algunos vídeos. Las reacciones son muy fuertes: “En ningún país serio, su presidente facilitaría la invasión por la fuerza, como sucede en España. Debo felicitarle a usted y a sus socios podemitas, por su buenismo y por su progresismo...”, se lee en un post titulado “Carta de un Guardia Civil a Pedro (El Okupa)” y publicado en un grupo de WhatsApp al que este periódico ha tenido acceso.

Ese guardia civil en concreto no está destinado en Ceuta, pero tiene por amigo íntimo a uno de los 22 guardias heridos en el asalto del miércoles y que corría riesgo de quedarse ciego. Otro de sus amigos resultó quemado en ambos brazos, según una foto subida a Instagram. Pero su enfado no se limita sólo a Pedro Sánchez, sino también a los mandos de la Benemérita, a los que da determinados ‘consejos’: “Debería el General de Zona de la Guardia Civil, ordenar que todos los "invasores", que han humillado y maltratado a los guardias civiles del GRS, sean introducidos en furgones y llevados a la casa que pagamos todos los españoles y que hace poco reformo tú mujer... Quizás pensando en la llegada de nuevos invitados...”.

guardia civil herido

En otro post, un guardia civil igual de irritado se pregunta: “Qué derechos puede tener un invasor inmigrante, que entra en un país, atacando a las fuerzas del orden público, arrojándoles heces a la cara y cal viva... (…) ¿Se dan puntos exclusivos por ser más agresivos y por arrojar mierda y cal viva a los miembros de la Benemérita?”.

Los post se suceden de una forma similar, aunque van subiendo progresivamente de tono: “El efecto llamada ya está aquí y ahora nos lo comeremos los españoles”, apunta otro guardia en otro grupo de WhatsApp, y continúa: “La Guardia Civil no fue creada para ser humillada por extranjeros. Si hoy mismo hubiese ocurrido lo contrario... los podemitas/socialistas hubiesen salido en procesión, hablando de la brutalidad de la Guardia Civil”.

gancho_ceuta

La historia se repite en otros post, algunos mucho más virulentos, en los que se acusa a los medios de comunicación de complicidad: “Las TV y radios están silenciadas, y los partidos igualmente...”, escribe otro guardia civil muy radicalizado en uno de los grupos por Instagram, pidiendo: “Hay que reaccionar... rechazar inmediatamente esta invasión y apoyar a la Guardia Civil como única vanguardia de lucha policial o armada que nos queda...”.

En respuesta a lo anterior, otro guardia escribe: “SOS... Pásalo... Pásalo... España en peligro... nuestras calles y casas ya mismo en peligro... cuando puedan organizarse todos los que van entrando habrá alzamiento armado violento contra los españoles…”.

SOS de los guardias civiles en sus redes sociales: “Estamos desbordados”