lunes 01.06.2020
Destina 91 millones a los servicios sociales

El Gobierno hace un guiño a los pobres en plena campaña electoral

La ley impide al Gobierno usar las instituciones públicas para pedir el voto y hacer campaña a favor de un candidato. Le exige neutralidad. Pero no le impide aprobar las ayudas que considere oportunas. En esta ocasión, Rajoy destinará 48 millones a la lucha contra la pobreza

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de este viernes.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de este viernes.

La Ley electoral es clara: el Gobierno tiene que ser "neutral". Los miembros del Ejecutivo no pueden utilizar La Moncloa para pedir el voto, tampoco para valorar las encuestas y mucho menos aún para responder a los ataques electorales procedentes de otros partidos. Sin embargo, sí existen mecanismos que ayudan a contribuir a la campaña electoral del presidente en funciones.

En este caso, de Mariano Rajoy, cuyo partido ha optado por la estrategia electoral de la polarización. Ha colocado a Podemos como principal adversario. Esto significa que necesita combatir los argumentos de Pablo Iglesias que inciden constantemente en el malestar que las políticas económicas puestas en marcha por el PP han generado en la sociedad española. El mensaje de Podemos también insiste en que Rajoy sólo defiende los intereses de los ricos. Y hace especial hincapié en el sufrimiento de las clases populares, que a su juicio el PP ignora.

Esta es la base de la campaña electoral del Podemos. Y contra ella está intentando combatir el PP con todos los medios que tiene a su alcance. Incluido el Gobierno central. Casualidad o no, el Consejo de Ministros de este viernes ha dado luz verde al reparto de 91,3 millones de euros para distintos programas sociales y de lucha contra la pobreza que acordó con las comunidades autónomas en el último Consejo Territorial de Dependencia y Servicios Sociales, celebrado el pasado mes de mayo.

No ha sido un anuncio cualquiera, sino que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha acudido a la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros acompañada del ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso. Él ha sido el encargado de explicar concienzudamente que de los 91,3 millones, 48 millones corresponden a programas del Plan de Apoyo a la Familia e Infancia y en concreto de lucha contra la pobreza infantil, que aumenta así en 31 millones de euros respecto de la dotación de 17 millones que recibió en 2014.

Aunque el ministro no se ha quedado ahí. También ha aprovechado esta comparecencia -nueve días de las elecciones- para recordado los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística que arrojan una leve reducción (0,6 puntos) de los indicadores de pobreza en España en 2014. Según la explicación ofrecida por el ministro este año supuso "un punto de inflexión y un cambio de tendencia motivado por la reducción de hogares con baja intensidad en el empleo". "La clave es la creación de empleo", ha insistido Alonso, un mensaje similar al que Rajoy lleva repitiendo desde la campaña del pasado 20 de diciembre.

El Gobierno también ha aprobado este viernes destinar 83 millones de euros al arreglo de carreteras y sin embargo, la ministra de Fomento, Ana Pastor, no ha comparecido junto a la vicepresidenta.

Ciudadanos y Podemos

Ahora bien, cuando ha llegado el turno de las preguntas y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha tenido que enfrentar a cuestiones directamente relacionadas con los comentarios que se están realizando a lo largo de la campaña, las respuestas han sido similares a las que dio el pasado viernes respecto a la encuesta preelectoral del CIS. "Retomo la posición de la semana pasada. En campaña no vamos a contestar a los distintos partidos. Esta es la mesa del Consejo de Ministros. Hay que mantener la neutralidad".

Así ha sido como la vicepresidenta ha contestado a las preguntas referidas a Ciudadanos, que no sólo ha descartado investir también a Santamaría como presidenta del Gobierno en caso de que Rajoy finalmente decidiera dar un paso al lado para que siguiera gobernando el PP, sino que además ha propuesto -puesto que los resultados que arrojan las encuestas son similares a los del 20D- no esperar al 27J para iniciar las conversaciones, sino hacerlo ya y ahorrar tiempo en la formación del Gobierno.

Menos escrupulosa, sin embargo, se ha mostrado cuando le han preguntado sobre la investigación que ha abierto la Asamblea de Venezuela para investigar el dinero que supuestamente ha recibido Podemos de los gobiernos de Chávez y Maduro. "Le respondo con carácter general". Así es como Santamaría se ha guardado las espaldas para no intentar pecar de parcialidad. "Todos los partidos tienen que colaborar al máximo en las investigaciones que tenga que ver con su financiación y los casos de corrupción", ha zanjado la vicepresidenta.

Santamaría tampoco ha querido valorar las quinielas que existen en la formación naranja respecto a la sucesión de Rajoy. Tampoco lo ha hecho Alfonso Alonso, presente en la rueda de prensa, y muy bien posicionado en las mismas. Ambos se han limitado a mostrarse orgullosos por formar parte del equipo del actual líder del Partido Popular. Eso sí, no han aclarado explícitamente si creen que su futuro político está ligado al de Rajoy.



Comentarios