lunes 16.12.2019
AUMENTO VERTIGINOSO DE LOS ACCIDENTES EN CARRETERA

El ciclismo, un nuevo deporte de riesgo

En lo que va de año, 18 ciclistas han perdido la vida en accidentes de tráfico y en más de 10 años la cifra de siniestros de este tipo han aumentado un 185%. Ante estos datos tan "críticos", tanto la DGT como el Ministerio del Interior han decidido tomar una serie de medidas que acabe con el aumento de ciclistas muertos en las carreteras

Accidente de un ciclista.
Accidente de un ciclista.

Luis Alberto decidió salir con su hijo Andrés el 7 de mayo por la mañana a dar un paseo con la bicicleta. A éstos se les unieron Eduardo, Scott y José Antonio. Sin embargo, este pelotón de cinco ciclistas no se imaginaría que un deporte tranquilo como es el ciclismo acabaría con la vida de tres de ellos y a los otros dos les dejaría hospitalizados con heridas graves. La culpable: una conductora ebria que circulaba por la carretera en la que iban estos ciclistas. Tanto la DGT como varios aficionados al deporte han mostrado su preocupación en las últimas semanas sobre estos accidentes que han acabado con la vida de más de 18 personas que circulaban sobre sus bicicletas momentos previos a su muerte.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico, los accidentes en los que están involucrados los ciclismas se han incrementado hasta un 185% en más de 10 años. Así pues, si en 2006 se registraron 2.520 siniestros de esta índole, en 2016 la cifra fue de 7.186. Ante estos datos, el cinco veces ganador del Tour de Francia, Miguel Induráin, ha pedido “concienciación y respeto” en relación al elevado número de accidentes de ciclistas. El ciclista navarro también ha calificado de “crítico” el momento que está viviendo el mundo del ciclismo con el aumento de este número de accidentes.

Solo en este último mes, una conductora ebria arrolló en Tarragona a seis ciclistas de los cuales tres de ellos resultaron heridos. Unos días después otra conductora que se durmió mientras conducía y que, posteriormente dio positivo en el test de alcoholemia, atropelló a dos ciclistas en Navarra. La tragedia volvía a hacer mella en este deporte cuando la familia del piloto estadounidense Nicky Hayden confirmaba su muerte tras sufrir severos politraumatismos en la cabeza como consecuencia de un golpe contra un coche. Hace justo 10 días, el corredor Jesús Alberto Ruiz sufrió varias roturas de huesos y heridas tras ser atropellado por un camión en Ciudad Real que se dio a la fuga.

Nuevas medidas urgentes por parte de la DGT

Por este motivo, la Dirección General de Tráfico (DGT) quiere acabar con esta “sangría” de ciclistas muertos en las carreteras con la creación de un plan de medidas que endurezca el castigo para los conductores que provoquen este tipo de accidentes y que además se encuentren influenciados por los efectos de la droga y el alcohol. Este nuevo plan ha sido creado con la intención de acabar con la “insoportable” cifra de ciclistas que fallece cada fin de semana en España, explicaba hace unos días Gregorio Serrano, director general de Tráfico.

Hace unas semanas, el ministro del interior, Juan Ignacio Zoido, anunció en una rueda de prensa que los conductores reincidentes en el uso de alcohol y drogas al volante -que acumulen dos o más multas en menos de dos años- perderán el permiso de conducir “por falta de aptitudes psicofísicas”.

Sin embargo, Claudia Morraz, ciclista desde hace más de 15 años, considera que estas medidas anunciadas tanto por la DGT como por el Ministerio del Interior “no tendrán efectividad”. “Los que conducen borrachos o drogados les da igual estas medidas porque lo van a seguir haciendo. Están locos”, explica Morraz a Estrella Digital. “Se podría decir que yo he tenido suerte”, -continúa-, “porque nunca he tenido ningún accidente pero sí que he vivido momentos de tensión”.

Por su parte, Antonio Zarquero, pareja de Morraz, tanto sentimentalmente como deportivamente, secunda lo que dice la primera aunque añade que, en realidad, lo que se necesitan son más controles de alcoholemia, además de estas nuevas medidas. Aunque no deja de lado la “concienciación y la mejora de las instalaciones”, primordiales para que se reduzcan este tipo de accidentes. “Es importante incorporar la cultura del ciclismo desde la infancia y, sobre todo, crear espacios habilitados para nuestra circulación”, argumental Zarquero.

En este sentido, una de las opciones que se implantarán en poco tiempo es la colocación de señales “inteligentes” que adviertan a los conductores de la presencia de ciclistas y de marcas de separación de 1.5 metros sobre el asfalto que permita la circulación segura de varios vehículos, explican desde la DGT.

Tal es el impacto que ha traido consigo el aumento de este tipo de accidentes que muchos ciclistas han confirmado en varias ocasiones haberse visto obligados a modificar sus horarios de salidas para evitar a los conductores que han estaban volviendo de fiesta. Incluso, se atreven a afirmar que ha habido épocas festivas en las que se han negado a salir a pedalear por riesgo a sufrir un accidente. De hecho, varios estudios publicados por el Ministerio del Interior han confirmado que el periodo horario en el que los ciclistas sufren más accidentes son aquellos que coinciden con el regreso de fiestas.

Comentarios