lunes 14.10.2019

Bankinter cree que limitar el tamaño y la actividad bancaria no tendría sentido en España

El consejero delegado de Bankinter, Jaime Echegoyen, aseguró hoy que no tendría mucho sentido aplicar en España el plan anunciado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que limita el tamaño y la actividad de los bancos en ese país, por las diferencias que separan a ambos sectores financieros. Echegoyen hizo estas declaraciones en una rueda de prensa para presentar los resultados obtenidos por el banco en 2009, cuando ganó 254,4 millones de euros, el 0,84 por ciento más, al optar como todos sus competidores, por apartar 88,3 millones de sus ganancias y meterlos en el saco de las provisiones.

Aunque se mostró de acuerdo con "cualquier cosa que tenga que ver con ser más estricto", Echegoyen advirtió de que es muy importante no regular a toda prisa ni regular demasiado, para evitar problemas adicionales, como ocurrió en Estados Unidos tras la Gran Depresión.

Echegoyen aseguró que una legislación de este tipo no tendría mucho sentido en un país como España, porque aquí la banca siempre ha estado integrada y ha incluido banca comercial, seguros, mercados de capitales y banca corporativa, por lo que es un entorno muy distinto al estadounidense.

El "número dos" de Bankinter consideró, asimismo, que sería "muy injusto" que a la banca española se le aplicase un impuesto similar al que planea Obama para los bancos de EEUU que han recibido ayudas públicas, porque aquí, de momento, "nadie le ha pedido dinero a nadie".

Obama anunció recientemente la posibilidad de aplicar un impuesto a los bancos que hayan recibido dinero público para sanear sus cuentas, un gravamen, bautizado como "tasa de responsabilidad en la crisis financiera", que permitirá recaudar unos 90.000 millones de dólares en 10 años y 117.000 millones en 12 años, según la Casa Blanca.

Sobre la posibilidad de que el anuncio de las intenciones de Obama acabe arrastrando a la banca española en Bolsa y, con ella, a Bankinter, Echegoyen admitió que la incertidumbre afectará a los bancos cotizados, "mientras no se aclare cómo se van a hacer las cosas" y si la banca española se va a ver afectada.

Preguntado por las consecuencias que tendrá todo esto para la cotización del Santander y el BBVA, que tienen presencia en Estados Unidos, dejó muy claro que el impacto será "inmediato".

"Nosotros no tenemos bancos en Estados Unidos, así que si la acción baja no le podemos echar la culpa a Obama", dijo.

A media sesión y por orden de tamaño, los bancos que forman parte del Ibex-35 reaccionaban a estas noticias con notables pérdidas, que eran del 2,53% para el Santander; del 1,84% para el BBVA; del 1,42% para el Popular y del 0,88% para Bankinter.

Bankinter cree que limitar el tamaño y la actividad bancaria no tendría sentido en España