sábado 21/5/22

Ascó aprueba la candidatura para albergar un almacén nuclear

El Ayuntamiento de Ascó ha aprobado este martes en un pleno extraordinario presentar su candidatura a acoger el almacén temporal centralizado (ATC), una instalación que albergará los residuos nucleares de toda España. En un tenso pleno, con miembros de la Coordinadora Anticementerio Nuclear y numerosos ciudadanos congregados frente a la sede del consistorio y en la sala de plenos, han votado a favor los cuatro concejales de CiU, incluido el alcalde, Rafael Vidal, y el representante del PSC, y ha habido dos abstenciones y dos votos en contra de los representantes municipales independientes, en la oposición.

El alcalde de Ascó, Rafael Vidal (CiU), considera que las protestas contra la candidatura del municipio para acoger el almacén de residuos nucleares son "fruto de la desinformación", y lamentó el "acoso" de quienes se oponen a construirlo.

En rueda de prensa, relató con cierto punto de emoción la "tensión altísima" que sufrieron los concejales, en un proceso en que se sintieron "solos", pese a su intención de tomar una decisión basada únicamente en la objetividad. Dicha decisión, finalmente, la tomaron por "sentido de Estado" y para salvaguardar los intereses del pueblo, precisó.

En respuesta a los periodistas, aseguró que el ayuntamiento valoró realizar un referéndum entre los vecinos, extremo que descartó porque la convocatoria del Gobierno no daba "tiempo" para plantear una consulta "fiable".

Candidatura de Yebra

Ascó decidió este martes por siete votos, cuatro de CiU, dos de concejales independientes y uno del PSC, contra dos, también de independientes, presentar su candidatura a acoger el Almacén Temporal Centralizado (ATC). La diferencia supone para Vidal la constatación de la "realidad" de un municipio que lleva 25 años conviviendo con la energía nuclear y es mayoritariamente partidario de acoger el almacén.

Hasta que finalice el plazo del 31 de enero, Ascó competirá con Yebra (Guadalajara) para acoger una instalación que supondrá una inversión inicial de 700 millones de euros, que se completarán con otros seis adicionales cada año, y crear cerca de un centenar de empleos directos. Además, la oferta incluye la construcción de un centro tecnológico asociado para investigar el posible reaprovechamiento del combustible desechado, puesto que una vez utilizado todavía mantiene más del 90% de su potencial energético, lo que a su vez lo convierte en radioactivo miles de años.

Frente a esta posibilidad de "futuro", Vidal contrapuso la falta de inversiones llevadas a cabo en la zona por "ninguna administración" en los últimos años, algo que Ascó debe revertir potenciando sus "capacidades" en materia nuclear, consideró.

Preguntado por la apertura de un expediente informativo anunciado por el líder de CDC, Artur Mas, Vidal dijo que acatará lo que decida su partido, ya que eso era "consecuente" con lo que había anunciado previamente CiU. "Del expediente saldrá lo que salga", precisó, ya que su obligación era servir a los "intereses y deseos" de los vecinos.

En relación a las posibilidades de Ascó frente a Yebra, dijo que, las opciones están "al 50%". En cualquier caso, recordó que ahora la decisión no depende de ellos, por lo que confió en que el Gobierno sea "objetivamente justo".

"Esto no ha hecho más que comenzar", añadió, sobre un concurso que deberá decidirse en las próximas semanas. En todo caso, aseguró que Ascó "defenderá" su opción, y destacó entre los puntos fuertes del municipio la existencia de vías de transporte próximas como son la carretera y el ferrocarril, además de tener cercanas tres plantas nucleares --las dos de Ascó y la de Vandellòs II--.

Vidal declinó considerar si el posicionamiento contrario del Govern catalán y otros ayuntamientos de la zona, o las protestas de ecologistas y entidades podrían perjudicar a la candidatura.

Ascó aprueba la candidatura para albergar un almacén nuclear