martes 22.10.2019
María Adánez

“Desgraciadamente, la historia de este país está contada por hombres”

Después de haber estado siempre ligada a la comedia en TV, ‘Amar es para siempre’, donde da vida a Charo, le está permitiendo mostrar su faceta dramática, la que siempre ha llevado a cabo en el teatro

María Adánez.
María Adánez.

-Poco a poco la audiencia va conociendo a su Charo...

-Bueno, Charo es una mujer que llegó al barrio para empezar una nueva vida y se hizo con el local de copas. Fue una actriz muy famosa que por un motivo personal decidió cambiar de vida. En el barrio estaba el gran amor de su vida y su gran perdición, Ernesto Ortega (Fernando Cayo) y por eso es un personaje al que se le van viendo sus luces y sus sombras con el paso del tiempo.

-¿Tanto le gustó para darle vida?

-Me gusta mucho porque aunque a mí se me conocía por la comedia, sobre todo en TV porque en teatro llevo 15 años sí interpretándolos, era un personaje dramático. Es uno de los personajes que me permite lucir en otro registro en TV. En el año 69 una mujer sola, con 41 años, sin hijos y empresaria, era algo muy inusual y mal visto y por ello representa un poco a esas mujeres que han empujado un poco hacia la libertad de la mujer.

-¿Le costó integrarse en una serie ya tan consolidada?

-No, ha ido todo bien. Hay un equipo técnico increíble, porque sino sería imposible hacer una serie como ‘Amar...’, y es un barco en el que te llevan y te traen a la perfección. Es un milagro lo que hacemos aquí y lo bien que sale. Además hay un reparto increíble.

-¿Y eso de embarcarse en una historia diaria y de tan largo recorrido?

-Estaba buscando buenos personajes, dramáticos. Después de ‘Aquí no hay quien viva’ y ‘La que se avecina’ no quería volver a hacer comedia. Esperaba un personaje como Charo y además esta es ya mi segunda serie diaria, después de ‘Maitena’ en La Sexta.

-¿Tiene que renunciar una a muchas cosas por este trabajo diario?

-Yo llevo tantos años en esta profesión con personajes como el de ‘Aquí no hay quien viva’, que, pese a no ser una serie diaria, al tener tanto éxito Antena 3 no paró de pedir capítulos y estuvimos como un año sin parar. En ‘Maitena’ igual, por lo que mi experiencia vital me tiene curtida en este tipo de batallas. Es verdad que pese a todo aquí hay un ritmo muy fuerte y hay que estudiar mucho, soy consciente de que me voy a sacar una oposición este año. Hay que tomárselo con sentido del humor.

-¿Cómo es una jornada de trabajo en ‘Amar es para siempre’?

-Me vienen a buscar sobre las seis de la mañana a casa, luego nos maquillan, nos dan una hora y media, empezamos a las ocho de la mañana y terminamos a las seis de la tarde.

-¿Son problemáticos los egos de un reparto con tanto nombre conocido?

-Con un reparto de lujo como este es mucho más fácil trabajar. Yo siempre digo que en esta vida te tienes que rodear de lo mejor en tu trabajo para que tú puedas estar mucho mejor. Con algunos ya había trabajado en el teatro y con Víctor Clavijo trabajé en la serie de El Fary.

Comentarios