viernes 27/5/22
Cristina Castaño

"Al cumplir 18 años empecé a ver las ventajas de ser pelirroja"

Después de interpretar durante siete años a Judith en 'La que se avecina', ahora da vida cada miércoles a la reina Constanza en la serie de La 1 'El final del camino', y sigue de gira teatral con 'Cabaret', en el papel de Sally Bowles

cristina-castaño
Cristina Castaño.

-¿Disfrutó la experiencia de ser Reina de España en 'El final del camino'?

-Mucho, porque además hacer de reina la productora era gallega y me pude rencontrar con compañeros con los que ya había trabajado en Galicia, con decorados gallegos y con mi propia gente.

-¿Qué es lo que más le motivó para trabajar en esa serie?

-El motivo principal para dar el paso fue el personaje y después los guiones, que estaban muy bien escritos. Interpretar a una reina tan bien escrita es un bombón y me la llevo en el corazón. El personaje me interesaba y la productora era conocida. 

-¿Cómo definiría a esa Constanza a la que da vida en TVE?

-Constanza es una superviviente absoluta. El siglo XI era un mundo dirigido por hombres y ella tenía poder como reina, pero cuando el rey decía salta ella obedecía. Lo que intenta y conseguirá es que su hija sea reina por sí misma siendo mujer, tiene una motivación muy superior, conseguir que su hija sea la reina y fue bonito interpretar a una mujer con tanto poder femenino. Era una reina muy política, y que estaba moviendo y manejando por detrás. Es también altiva porque es mujer, porque no le queda otra que defenderse y hay que mostrar una coraza muy fuerte porque sino te comen, he tenido que trabajar el transmitir mucha autoridad, respeto y miedo, porque si no me lo habrían notado.

-¿Se tuvo que documentar mucho?

-Claro, te informas siempre sobre quién es el personaje pero los guiones son muy fieles. Aunque hay variaciones, como que tuvo seis hijos y se le murieron muchísimos y la única que sobrevivió fue Urraca. 

-Una madre de las de verdad...

-Sí, no ha sido el primer papel que he hecho de madre, pero en 'La que se avecina' el mío no era el modelo de madre.

-¿Y qué tal ha sido tener un marido como Asier Etxeandia?

-Trabajar con Asier es maravilloso, es mi rey, lo adoro. Además, también hizo 'Cabaret' en su momento y esta coincidencia ha sido muy bonita. Siempre he querido trabajar con él y es un lujo.

-¿Ha tenido algún problema para compaginar la serie con 'Cabaret'?

-Ninguno, practicamente fue la misma locura del año pasado pero con la diferencia de que en el anterior estaba en Madrid y este en Galicia. Yo soy muy trabajadora y cuando vienen ocasiones de este tipo estoy para darlo todo.

-¿Dejó 'La que se avecina' por 'El final del camino'?

-No, dejé la serie sin saber que me iba a salir esta otra, no tenía un proyecto cerrado. Había muchas similitudes físicas con el personaje que buscaban para la serie de TVE, con tez blanca y pelirroja y aparecí yo. Estaba libre y se dieron todos los condicionamientos necesarios para llegar a un buen puerto las negociaciones, y la verdad es que no esperaba trabajar tan pronto otra vez en TV.

-¿Eso de ser pelirroja es entonces una ventaja?

-He recibido muchos piropos por ser pelirroja, pero de pequeñita no lo pasaba bien, era la rara y quería cambiarme el color  porque los chicos se reían de mí en el colegio. Entonces, los únicos que me decían piropos por mi pelo eran los mayores, pero mi hermana me dijo: "Espera a tener 18". Y efectivamente, al cumplir 18 empecé a descubrir las ventajas de ser pelirroja y todavía las disfruto.

-¿Y lo de abandonar 'La que se avecina'?

-Lo único que me llevó a abandonar esa serie fueron mis ganas de hacer otros proyectos, después de siete años haciendo lo mismo. Adoro 'La que se avecina'. Quiero a todos mis compañeros, son como una familia para mí, y los guionistas no podían escribir mejor para mí, por lo que la única razón fue porque quería interpretar otros personajes y creía que era el momento para dejarlo. 

-¿Cree que el telespectador la verá siempre como Judith? 

-Bueno, todavía me queda ver, después de siete años viendo a Judit, cómo reacciona el público, pero esto es una carrera de fondo y Constanza el primero de muchos personajes que vendrán.

-¿Cómo quiere que sean esos personajes?

-Buenos y bonitos, que lleguen al público y me permitan mostrar cosas buenas, pero de momento no me puedo quejar en absoluto porque Judtih va a marcar mi carrera y la del espectador. Sally Bowles es el personaje ideal para una actriz y Constanza una reina en una serie de TVE. Por pedir, que sean personajes que me hagan crecer a nivel personal y como actriz. 

"Al cumplir 18 años empecé a ver las ventajas de ser pelirroja"
Comentarios