lunes 28/9/20

Employer branding en la era del coronavirus

El mundo de la empresa, la publicidad y las relaciones públicas hace años que está repleto de anglicismos y, al margen de los expertos del sector, pocas son las personas que saben a qué hacen referencia cada una de estas palabras que tienen su origen en la lengua inglesa
Employer branding en la era del coronavirus

Una de estas expresiones es employer branding, que en los últimos años ha empezado a estar muy en boga, a pesar de que tiene su origen en la década de los 60 en los Estados Unidos, un periodo de tiempo en el que la publicidad experimentó un boom importante.

Qué es el employer branding

El employer branding es la imagen que una determinada empresa proyecta hacia los trabajadores y a los candidatos que aspiran a trabajar en ella. Se podría decir que es la imagen de la que goza la empresa como empleadora. Dicho de otra forma: si la empresa es vista por los profesionales como un buen lugar en el que trabajar.

Potenciar esta imagen de la empresa es muy importante, del mismo modo que lo es mejorar la imagen de marca tradicional. Por eso, siempre es buena idea contratar los servicios de una agencia de employer branding, para que desarrolle el plan que cada empresa necesita para seguir mejorando su imagen.

Qué ventajas proporciona el employer branding

Son muchos los beneficios que el employer branding genera en la empresa:

  • Mayor reputación: una empresa a la que los trabajadores quieren ir es una empresa que tiene un nombre entre los profesionales de su sector. Eso significa que es muy probable que el gran público también se haya hecho eco de esa reputación, por lo que la empresa estará mejor considerada tanto por los trabajadores como por los consumidores, con las evidentes ventajas que eso conlleva.
  • Reclamo para nuevos trabajadores: contar con un buen employer branding es un factor determinante a la hora de que los profesionales quieran trabajar en la empresa. Una empresa con una buena imagen empleadora aporta a los trabajadores una serie de beneficios que van más allá del sueldo. Por ejemplo, es una excelente forma de hacer currículum, de crecer y de abrirse las puertas a futuros puestos laborales en otras empresas.
  • Más facilidad para conseguir a los mejores profesionales: el hecho de que los profesionales quieran formar parte de la plantilla de la empresa hace que el abanico de candidatos para cada puesto de la compañía sea mucho más amplio y variado. Esto también permite que los profesionales más cualificados quieran formar parte de la estructura de la empresa.
  • Mejor rendimiento empresarial: al contar con mejores profesionales para desarrollar las tareas de la empresa, es de suponer que los resultados sean mejores y que el rendimiento sea mayor, y es que no hay nada como reunir talento para seguir creciendo.
  • Los testimonios de tus trabajadores hablan bien de la empresa: si los trabajadores están contentos en sus puestos de trabajo y tienen una buena valoración de la empresa, lo normal es que no tengan reparos a la hora de contar y compartir las bondades de esta con personas ajenas a la compañía.

Por estas razones y muchas otras conviene trabajar el employer branding de una empresa, porque cualquier empresa que se precie aspira a seguir creciendo y mejorando.

Comentarios