Miércoles 24.04.2019

Beneficios de colocar una carpa o toldo en una boda

Las bodas son una celebración del amor únicas en la vida que no debería temerle al clima o a factores externos, por eso las carpas son perfectas para estos eventos

Seguramente las novias con gustos tradicionales buscarán la forma de hacer su boda como lo ha mantenido la sociedad durante las generaciones, pero aquellas que quieran cambiar su estilo y buscar nuevas tendencias pueden trabajar fácilmente en una locación diferente y al aire libre. Para esto, la mejor opción es alquilar carpas o toldos por su gran número de beneficios, su belleza y la infinidad de posibilidades.

Protección contra el tiempo

Uno de los principales aspectos por lo que se debería alquilar o comprar carpas es básicamente porque nadie sabe cómo será el tiempo. Por supuesto, existen las predicciones meteorológicas pero nunca son lo suficientemente certeras.

Algunas personas piensan que hacer la boda en Junio evitará el tiempo de lluvia y aunque hay algo de razón en esto, no quiere decir que no puede ocurrir. Por el otro lado, las personas que estén buscando hacer una boda en mayo o septiembre pueden encontrarse con una sorpresa.

Alquilar una tienda permitirá que se disfrute del clima y los exteriores sin necesidad de arriesgar todo el evento por culpa del clima, algo que luego de después de tanto tiempo de planificación merece la pena asegurar.

Adiós a los insectos

Ahora que se acerca la temporada de verano, uno de los factores que pocas personas toman en cuenta pero que suelen acechar las bodas son los insectos. Estas pequeñas criaturas son capaces de arruinar una boda si no se toman las medidas necesarias para mantenerlos a raya.

En el caso de las bodas en exteriores, existen toldos y carpas que tienen telas antiinsectos para evitar que puedan entrar a la zona donde se realiza el evento y defender a los invitados de posibles picaduras, así como mantener la higiene del lugar.

Lienzo en blanco

Una de las mayores ventajas que pueden proporcionar los toldos o carpas es la decoración. Lo que en algún momento se vió como un campo abierto puede convertirse en una locación mágica llena de luces y color.

Los toldos o carpas para una boda de ensueño son lienzos en blanco que se pueden diseñar de acuerdo a la visión que tienen los novios. Si bien es cierto que algunos aspectos no se pueden cambiar como el color de las paredes, del piso o la arquitectura, existen innumerables opciones que se pueden utilizar para decorar el interior, como candelabros, arcos, pistas de baile y muchas otras. Además, esto permite organizar el espacio de forma que todas las personas puedan sentirse cómodas y se mantenga un sistema que permita disfrutar la noche aún más.

Una opción para todo el año

Muchas personas no lo saben, pero la realidad es que la modernización ha llegado a todas partes. Hoy en día, es posible contratar sistemas de climatización que permiten realizar bodas al aire libre sin riesgos a enfermarse o sentir frío.

De hecho, una de las tendencias actuales es realizar bodas en febrero al aire libre porque las personas pueden disfrutar de un asombroso calor dentro de la carpa mientras se puede ver la nieve caer en el exterior. Definitivamente, las bodas en exteriores durante el verano son simplemente cosa del pasado.

Proporcionan privacidad

Las carpas proporcionan privacidad, lo cual es especialmente en un evento donde se celebra el amor y tiene tal magnitud. Los toldos Valencia crean un área definida y más pequeña en que los invitados pueden sentirse a gusto.

Además, esto crea una barrera entre la celebración y el mundo exterior, evitando que una celebración íntima -como la boda- se vea afectada por personas pasando alrededor o vecinos echando un vistazo. Los toldos ciertamente hacen que la fiesta sea mucho más personal.

También añaden comfort

Si bien la lluvia es uno de los elementos más importantes al cual los toldos ofrece protección, no se debe olvidar del sol. A muchas personas -y las mayores sobre todo- les resulta difícil mantenerse durante largos períodos de tiempo bajo el sol.

Las carpas les proporcionan sombra a todos los invitados y una mayor comodidad al poder sentarse a compartir bajo sus telas con las demás personas. Aunque pocas personas toman este factor en cuenta, nunca es tarde para considerarlo.

Mejoran la calidad del entorno dentro de la estancia, para personas con dificultades

Las personas que han hecho fiestas o celebraciones antes saben lo estresante que puede ser verificar el clima unos días antes, más aún cuando los pronósticos no parecen ser muy buenos. “¿Lloverá o no?” tiende a ser la pregunta del millón.

Cuando se trabaja con la madre naturaleza, las preocupaciones se mantienen a flor de piel y no le permiten a las personas que deberían estar disfrutando de uno de los mejores momentos de sus vidas concentrarse en lo que realmente es importante.

Alquilando un toldo o carpa con tiempo, se garantiza que habrá un espacio seco dedicado para que los invitados puedan reunirse mientras pasa el momento y no tengan que volver corriendo a sus casas o -pero aún- refugiarse bajo un árbol o paraguas.

Una opción más económica

Alquilar una carpa o un toldo tiende a ser mucho más accesible que reservar un salón de fiestas en algún hotel o estructura que pueda recibir a tantos invitados. Si no se hace un gran gasto del presupuesto en el establecimiento, se puede utilizar en otros aspectos que mejorarían la calidad de la fiesta, como el vestido, la comida, la decoración o cualquier otro factor que se prefiera mejorar.

Además, las personas que no se pueden decidir entre una boda en interiores o en exteriores, pueden apostar por una carpa y tendrán las dos en una sola ceremonia, añadiéndole así algo de variedad al evento. Cuando quieran salir a tomar algo de aire fresco, no se necesita más que dar unos cuantos pasos para cambiar de lugar y crear así varios tipos de atmósfera dentro de un mismo centro.

Comentarios