sábado 25.01.2020
COMITé EJECUTIVO NACIONAL DEL PP

Aznar abre el melón de la sucesión en el PP

El presidente de Honor del PP llevaba desde 2011 sin pisar la sede nacional del partido. Ha llegado acompañado por Ana Botella. Ha pedido un Congreso "abierto" del partido y ha anunciado que él no se presentará

Foto del comité ejecutivo nacional del PP. | PP
Foto del comité ejecutivo nacional del PP. | PP

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, aparece por sorpresa en la sede nacional del PP. Y vuelve a poner deberes a Rajoy: que abra el controvertido melón de la sucesión "cuanto antes". El presidente de Honor del PP -que eligió a Rajoy presidente de los conservadores mediante el famoso método del 'dedazo' en 2004-, ahora le pide que convoque un Congreso Nacional "abierto" para elegir a su sucesor en la planta 7º de Génova.

Para su tranquilidad, ha anunciado que él no se presentará. "El momento es muy complicado", ha iluminado Aznar a Rajoy, no sin antes dejar claro que apoya el intento de Rajoy para formar gobierno. Lo ha hecho en un discurso a puerta cerrada en el que Rajoy le ha constestado: "se hará cuando acabe este proceso".

La última vez que el presidente de Honor acudió a Génova fue en 2011, tras el éxito arrollador que obtuvo el PP en las pasadas elecciones generales. Desde entonces, el expresidente del Gobierno no había vuelto a pisar la sede nacional del partido, pese a tener asiento permanente en el Comité Ejecutivo del PP. Sin embargo, este lunes ha decidido presentarse en Génova,13 y opinar sobre los resultados obtenidos este domingo por el PP, los peores desde 1989.

La relación entre Rajoy y Aznar es fría desde junio de 2008, cuando tuvo lugar aquel famoso Congreso Nacional en el que el presidente de Honor y la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, maniobraron para apartarle de la presidencia del PP tras cosechar su segunda derrota ante los socialistas. E inexistente desde el inicio de la legislatura pasada, cuando Rajoy optó por subir los impuestos y tomó ciertas decisiones en materia antiterrorista que incomodaron al ala más conservadora del PP.

Desde ese momento, sus encuentros y desencuentros siempre han sido noticia. En medio de esta guerra, Aznar publicó sus memorias y desveló que su primera opción para sucederle nunca fue Rajoy. E incluso se presentó en una Convención Nacional -la de enero de 2015- para dar lecciones al actual presidente del PP y advertirle de que, o recobraba el rumbo en el partido, o estaba abocado al fracaso. Para colmo, estallaron algunos de los casos de corrupción más importantes de las últimas décadas -'caso Bácenas', 'operación Púnica'-. Y entonces, Aznar se ofendió definitivamente con su formación, por considerar que no se le había defendido como merecía después de que los medios de comunicación le señalaran directamente como responsable.

Este domingo, el PP ni llegó al 30% de votos ni obtuvo los 130 diputados que en un principio anhelaban sus dirigentes. Ganaron, pero sus resultados fueron demoledores: 123 escaños y un 28,72% de votos -63 escaños menos que en 2011-. Las opciones de Rajoy para formar gobierno se antojan complicadas. Necesitaría las abstenciones de Ciudadanos y del PSOE, y los socialistas ya han advertido de que votarán "no" a la investidura de Rajoy en el Congreso de los Diputados.

Aznar -que no ha participado en la última campaña electoral- ha guardado silencio hasta el momento. Tras las elecciones catalanas del 27 de septiembre, el dirigente 'popular' criticó a través de un comunicado el retroceso electoral del partido en Cataluña poco antes de la reunión del Comité Ejecutivo del PP. Entonces, la cúpula del partido le reprochó que no acudiera a los órganos del partido para exponer sus críticas. Y éso es lo que ha hecho en esta ocasión. Ha acudido a la reunión acompañado de su esposa, Ana Botella.

Comentarios