martes 3/8/21
RIVALIDADES

Famosos que se odian: los enfados más mediáticos

Las celebrities no paran de competir entre ellas, de robarse los novios y de pisarse en pantalla. Al final acaban como el rosario de la aurora y generando un circo mediático

Actress Blake Lively on May 7, 2014 in NYC
Blake Lively y Scarlet Johanson. | Gtres

Cantantes, actores y gente del espectáculo. Acostumbran a destacar por encima del pueblo llano, a ser ídolos de masas y a conseguir siempre sus caprichos. Sin embargo, sus blancas y alineadas sonrisas también pueden ser borradas de un plumazo si uno de los “suyos” consigue hacerse con un bien preciado que el famoso en cuestión cree de su propiedad, véase un novio, un marido o un jugoso papel cinematográfico. Todo vale para ser la estrella más popular.

Compuestas y sin novio

Eso de quitar novios y maridos es algo que está muy de moda entre las actrices hollywoodienses.  El caso más mediático y que ocupa el primer puesto de la mayoría de listas que aglutinan a los actores que más se odian, es el de Angelina Jolie, Brad Pitt y Jennifer Aniston.

Allá por el 2004, Brad Pitt y Jennifer Aniston vivían en paz y armonía en un amor consolidado, un matrimonio que la audiencia adoraba. Pero todo se fue al traste cuando, en el rodaje de ‘Señor y señora Smith’ Pitt compartió papel protagonista con Angelina Jolie. Entre los dos surgió un romance que hizo que Aniston se quedara compuesta y sin marido. A día de hoy Jolie y Pitt conforman una pareja ideal, duradera y con seis hijos a su cargo.

A su vez, Jennifer Aniston también le robó el marido a la diseñadora Heidi Bivens, que tras 14 años de matrimonio con Justin Theroux vio cómo su relación hacía aguas gracias a las artes de la que en su día interpretara a Rachel en la exitosa serie ‘Friends’.  Ambos se conocieron durante el rodaje de la película Wanderlust, en 2010. Ahora están más enamorados que nunca.

El caso del romance que Kristen Stewart mantuvo con el director de cine Rupert Sandes fue sonado. No solo por la diferencia de edad que había entre ambos, ni porque ella le fuera infiel al también actor Robert Pattinson, sino porque Sandes estaba casado con la actriz Liberty Ross. Al enterarse del suceso, Pattinson puso tierra de por medio y dejó plantada a Stewart. Aun así, los rumores de reconciliación entre ambos no han dejado de sonar, hasta llegar al punto de que hace unos días, según la revista In Touch, tras la fiesta de presentación de la película ‘The Rover’ en Los Ángeles, Pattinson fue a dormir a casa de la que en su día fuera el amor de su vida. Entre los “crepúsculos” parece no haberse apagado la llama de la pasión, y no sorprendería demasiado si el día de mañana volvieran a estar juntos.

Otra que se puso hecha una furia cuando se enteró del nuevo enlace de su ex fue Scarlet Johanson. El guapo actor Ryan Reynolds se casó en secreto con Blake Lively en 2012, dejando a Johanson algo chafada al ver que su exmarido esperaba tan poco para rehacer su vida de una manera tan formal. Según fuentes cercanas a Johanson, esta no puede soportar ver ni fotografías de la actriz de Gossip Girl, pues considera que es “una versión más barata de sí misma. Las dos han audicionado varias veces por los mismo papeles y siempre es Lively quien pierde”, informa el portal ShowbizSpy. Ahora Lively y Reynolds despuntan como una de las parejas más atractivas del momento, después de destacar por su elegancia en el Festival de Cannes. Además, se plantean ser padres en poco tiempo.

Dan el ‘do’ de pecho

Christina Aguilera y Britney Spears fueron muy amigas cuando, de pequeñas, compartían plató en el ‘Club de Micky Mouse’. Pero cuando iniciaron carreras en solitario, y las dos empezaron a cosechar grandes éxitos como cantantes, surgió la rivalidad. Aguilera aprovechó los baches de Britney, cuando ésta se dedicó a protagonizar escándalos relacionados con drogas y alcohol para ocupar los lugares más altos de las listas de éxitos. Dos rubias con un mismo estilo musical que rivalizan con cada disco por alzarse con el trono de ‘Reinas del Pop’.

Otras que tampoco parecen llevarse muy bien son Miley Cyrus y Selena Gómez. La controvertida cantante, famosa por sus espectáculos subiditos de tono, apareció a principios de este mes  con una muñeca de cartón que tenía el rostro de Selena Gómez, mostrada a sus fans al interpretar la canción ‘FU’ durante una de sus presentaciones en Italia. La intérprete de ‘Love you like a love song’ no se ha pronunciado al respecto, pero es de suponer que la “gracia” de Miley no le ha sentado nada bien. Mientras el vídeo de la canción se hace cada vez más popular en el portal Youtube.

Peleas a la española

El clan Pantoja es el caso de otra familia enfrentada. Gracias a la reciente maternidad de Chabelita, hija menor de Isabel Pantoja, Kiko Rivera ha mantenido sonadas discusiones con su hermana a través de las redes sociales. Al parecer, Alberto Isla –padre de Alberto junior- ha sido el causante del enfrentamiento, pues no ha causado muy buena impresión en el círculo de la tonadillera, generando desconfianza por su perfil de ‘nini’.

Miren Ibarguren, famosa por su papel de Soraya en la serie Aída, protagonizó un escabroso desencuentro con Vanesa Romero, actriz de ‘La que se avecina’ y expareja del director de la serie y actual novio de Ibarguren, Alberto Caballero. En una entrevista que la actriz concedió al diario El Mundo, desvelaba los misterios sobre la polémica que habían levantado los productores de una obra de teatro que en un principio iba a protagonizar Ibarguren pero que acabó siendo carne de Vanesa Romero. Me dijeron que me iban a denunciar, que me iba a cagar”, sentenciaba la actual pareja de Caballero. Resulta que el representante de la intérprete firmó un contrato en el que comprometía a Miren con la obra de teatro, obra que Miren finalmente no pudo interpretar. Los responsables de la obra enfurecieron, mandaron un comunicado de prensa –cuando los contratos son privados- y le dieron el papel a la ex de su novio. ¿Casualidad?

Tita Cervera y su nuera Blanca Cuesta tampoco se soportan. Aunque el amago de reconciliación entre ambas y el hijo de la baronesa, Borja, se ha producido recientemente, no quita que, por “culpa” de la joven rubia, Tita dejara de hablarse con su retoño y no pudiera ver a sus nietos.

Comentarios