Se triplican los trasplantes capilares en España

Se triplican los trasplantes capilares en España

Cada vez son más los pacientes que se acercan a clínicas capilares para someterse a un trasplante capilar.

De hecho, desde el año 2009 hasta hoy en día se han triplicado las operaciones realizadas dentro de nuestras fronteras. Pese a ello, España todavía se encuentra muy por detrás de los referentes europeos, como Turquía, Reino Unido o Bélgica. 

Según los datos que han hechos públicos los servicios médicos de una empresa como Svenson, los problemas capilares afectan a día de hoy a más de la mitad de la población, concretamente al 58% de las personas. De hecho, la caída de pelo es el problema que figura en primera posición dentro de los inconvenientes capilares por delante de otros como la caspa, la grasa o los picores. Además, según los datos que se han conocido recientemente, la alopecía afecta también a las mujeres y al mismo nivel con respecto a los hombres, pese a que la creencia popular dicta lo contrario.

Las técnicas tradicionales utilizadas en las clínicas de todo el mundo, como es el caso de la Unidad Médica Serrano, son las llamadas FUSS (o de tira) o la FUE (extracción de unidades foliculares). Sin embargo, la expansión de este sector de la economía está provocando grandes y novedosos avances en cuanto a injertos capilares, como por ejemplo la utilización de máquinas (o robots) para facilitar todas las operaciones.

El más conocido es el “ARTAS”, un novedoso sistema que utiliza una tecnología altamente sofisticada que posibilita la extracción de los folículos capilares uno a uno en un tiempo notablemente menor que el que llevaría la misma operación realizada de forma manual.

Según los expertos en microinjertos, el robot “ARTAS” permitirá además visualizar la zona donante del paciente en tres dimensiones gracias a la realización de imágenes digitales de alta resolución. Así, es muchísimo más sencillo determinar aspectos tan fundamentales como la densidad o la distribución de los folículos.

Por lo tanto, el futuro del sector de las clínicas de injertos capilares, como por ejemplo Unidad Médica Serrano, se presenta brillante. El aumento de intervenciones realizadas, el avance en técnicas que permiten mejores resultados, y un significativo abaratamiento de los precios aseguran la buena salud de este segmento de actividad todavía en desarrollo.

Fuente Comunicae