lunes 1/3/21

Prada justifica en labores de su cargo los 24.000 euros gastados con su visa

El exconsejero de Justicia en el Gobierno de Esperanza Aguirre, Alfredo Prada, ha justificado ante el juez como gastos en atención a su cargo los 24.000 euros que se abonaron entre 2005 y 2008 con la visa platinum a su nombre, pagada por el proyecto del Campus de la Justicia (CJM)

prada

Prada ha declarado este miércoles como investigado en la Audiencia Nacional por delito societario y malversación dentro de una causa abierta por supuestas irregularidades en el proyecto del CJM, por el que se llegaron a pagar 91,7 millones, pero del que sólo se levantó finalmente un edificio: el Instituto de Medicina Legal.

Uno de los aspectos de la investigación del juez José de la Mata, basada en un informe de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid sobre el CJM, es la utilización por parte de Prada de una tarjeta de crédito con cargo al Campus y con la que, según ha reconocido él mismo al magistrado, se hicieron pagos por valor de 24.000 euros en esos años.

Según fuentes jurídicas consultadas por Efe, el exvicepresidente madrileño ha admitido que la visa era suya, pero ha asegurado que esos pagos, consistentes en comidas y viajes, fueron por labores relacionadas con el Campus.

En relación con los viajes, ha explicado que hubo varios a Londres para mantener reuniones con el arquitecto Norman Foster y que en algunas ocasiones también invitó a sus acompañantes, que eran personas relacionadas con el proyecto.

En cuanto a las comidas, ha indicado que fueron reuniones con personalidades del mundo de la justicia a las que consultaba diferentes aspectos del CJM.

Preguntado por algún cargo de este tipo que se produjo por la tarde, ha asegurado que en ocasiones esas reuniones se extendían y encargaba que les trajeran comida para una decena de personas.

Prada ha enfatizado ante el juez que, mientras presidió el consejo de administración del CJM, la Intervención General de la Comunidad de Madrid vigilaba todas las cuentas trimestralmente.

También ha recordado que, cuando se le cesó en junio de 2008, su sucesor al frente de la Consejería de Justicia, Francisco Granados, solicitó una auditoría de las cuentas a KPGM que costó a las arcas públicas 300.000 euros y que indicó que todo estaba correcto.

En cuanto a las contrataciones supuestamente irregulares del CJM, ha dicho que, si bien él era efectivamente el presidente de la mesa de contratación del organismo, lo era también de otras empresas públicas como los Bomberos o el 112 y que no tenía tiempo para conocer los pormenores de todas las contrataciones que se plateaban.

Su cargo, ha defendido, era político y los que llevaban el día a día eran los directores generales y técnicos.

Según el informe por el que el juez le ha llamado a declarar como investigado, en el archivo del CJM desde septiembre de 2009 a diciembre de 2010 "no existe ningún tipo de facturas que demuestren la realidad de los gastos efectuados", mientras que de los otros ejercicios "es significativo el desorden en materia de facturación".

Prada fue designado presidente de su consejo de administración el 14 de enero de 2005 y sus facultades de gestión, afirma el juez, "se materializaron de manera efectiva en la suscripción de contratos", entre otros al policía Andrés Gómez Gordo, que fue asesor de María Dolores de Cospedal cuando gobernó en Castilla-La Mancha y que está imputado en el caso Villarejo y tiene prohibido salir de España.

También fue quien comunicó en 2005 a la Consejería de Economía la propuesta de aumento de capital social de CJM y participó en el otorgamiento de contratos a determinadas empresas sin que se constituyera la mesa de contratación, afirma el informe que reproduce el juez en su auto de imputación.

El juez investiga contratos por valor de 355,5 millones de euros, de los que 324,7 millones correspondían a contratos para las construcciones del Campus, que debían sustituir a 21 inmuebles que se ocupaban en la ciudad de Madrid. De ellos, se pagaron 91,7 millones. 

Comentarios