sábado, junio 15, 2024
- Publicidad -

Una tesis asegura que la ingesta de chocolate beneficia a las mujeres con menopausia

No te pierdas...

El trabajo forma parte de la tesis doctoral de la doctoranda de la UMU Teresa Hernández-González y es el primero en humanos que estudia los efectos del chocolate sobre el metabolismo según la hora a la que se toma.

Las mujeres posmenopáusicas tienen un factor de riesgo para la obesidad y tendencia a acumular grasa en el abdomen y, pese a esto, la ingesta de chocolate diaria durante 14 días no les hizo engordar.

Se demostró que la ingesta de alimentos se reduce en 300 kilocalorías si el chocolate se consume por la mañana y en 150 kilocalorías si se toma de noche. Estas cifras en ningún caso compensan las 542 kilocalorías ingeridas con el chocolate, por lo que el efecto de no engordar seguramente se debía a otros factores.

Si el chocolate se toma por las mañanas, en el periodo de los 14 días se observa que se reduce la glucemia en ayunas en un 4,5%, mientras que aumenta la oxidación de las grasas en un 26% y la circunferencia abdominal se reduce en un 2%; es decir, tomar chocolate por la mañana ayuda a bajar el azúcar en sangre y promueve la movilización de grasas del cuerpo.

Si se toma por la noche se producen cambios metabólicos, como que aumente la actividad física espontánea en un 7%. Además, también aumenta la disipación del calor tras las comidas en un 1,3%, por lo que con la misma cantidad de ingesta se acumula menos energía.

Las conclusiones se han obtenido después de un estudio cruzado y aleatorio entre mujeres que durante un periodo de 14 días tomaron chocolate con leche durante la primera hora tras levantarse (mañana), durante otros 14 días lo tomaron durante la hora antes de dormir (noche) y también mantuvieron un tercer periodo de 14 días en el que no tomaron chocolate, de forma aleatoria, y con una semana de descanso entre cada condición experimental.

Durante el estudio, todas las participantes consumieron 100 gramos de chocolate con leche en la hora indicada, lo que supone 542 kilocalorías extras sobre su dieta habitual.

Una de las primeras conclusiones es que no se produjo ninguna diferencia en el peso o la composición corporal, independientemente de en qué periodo del estudio estuvieran las mujeres.

Según Garaulet, “por estudios anteriores sabemos que la hora de la comida es un sincronizador de relojes internos asociados con la obesidad, por lo que la hipótesis de partida era que, dependiendo de la hora de ingesta, el chocolate tendría un efecto diferente sobre el apetito y otros factores relacionados con el peso corporal”.

Por otra parte, también aumenta la oxidación de carbohidratos en un 35%, lo que significa que el organismo elige en mayor medida los azúcares para obtener la energía necesaria.

En resumen, el estudio sugiere que el chocolate por la mañana o por la noche en una ventana estrecha de tiempo puede influir de forma diferente sobre el hambre, el apetito, la oxidación de sustratos, la microbiota y el sueño. EFE

M.M.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -