sábado, abril 20, 2024
- Publicidad -

La pesadilla de los propietarios de Jaguar Land Rover: problemas de fiabilidad y costosas averías

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

Jaguar Land Rover es una compañía inglesa que pertenece al grupo Tata Motors. Se definen como una marca premium que desarolla, fabrica y vende vehículos Jaguar —de alta gama y con un estilo deportivo— y Land Rover —todoterrenos, SUV y 4×4—. En los últimos años se han visto afectados por muchos problemas de fiabilidad que han provocado una caída en picado de su reputación, insatisfacción de los clientes y, por ende, una disminución de las ventas.

La propia compañía ha reconocido públicamente en varias ocasiones que están experimentando importantes problemas de fiabilidad y que su prioridad es solucionarlos. Saben que han perdido muchos clientes, ventas y oportunidades de negocio, pero ¿realmente están poniendo todos sus recursos para solucionarlo? Todo apunta a que no, y más cuando Tata Motors ha reconocido que no tiene previsto invertir ni un solo euro más en Jaguar Land Rover.

Si nos fijamos en las matriculaciones de vehículos Jaguar y Land Rover, de manera conjunta, en España durante los últimos años, observamos una clara tendencia a la baja. Si bien en 2016 alcanzaron el pico máximo con 10.272 vehículos, la cifra no ha parado de disminuir y en 2022 vendieron únicamente 3.055 unidades. Se trata del peor dato en los últimos 17 años.

Jaguar
Matriculaciones de Jaguar Land Rover en España entre 2011 y 2022 | Fuente: Elaboración propia

¿Cuáles son los problemas más frecuentes que afectan a Jaguar?

Como es evidente, uno de los aspectos en los que más se fijan los consumidores a la hora de comprar un vehículo es en la fiabilidad, lo que adquiere más importancia en vehículos de alta gama y que requieren un gran desembolso económico. Por eso, es normal acudir a foros o preguntar a otros propietarios por cuestiones tan habituales como las averías, el consumo, el mantenimiento, el rendimiento, el servicio post-venta y, en líneas generales, si el vehículo cumple con todas las prestaciones que promete.

Y en todos estos aspectos, mejor no preguntar a un propietario de Jaguar. Hay que reconocer que sus coches son elegantes, agresivos, llaman la atención a simple vista y, a priori, cumplen con el estándar de marca premium. La marca británica ha sabido combinar muy bien la elegancia con el aspecto deportivo y también son un símbolo de potencia e innovación. A la hora de adquirir un vehículo Jaguar, todo son buenas palabras y sus prestaciones cumplen con lo prometido.

Sin embargo, los problemas llegan después. No es casualidad que en el último ranking de fiabilidad que ha publicado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) Jaguar figure en la cuerta posición por la cola, seguido de Land Rover. Es más, Thierry Bollore —director ejecutivo del grupo— ha afirmado que la calidad y la fiabilidad de los vehículos le ha costado a Jaguar Land Rover «más de 100.000 ventas potenciales al año».

Image 7
Ranking de fiabilidad de vehículos | Fuente: OCU

El principal problema, además de la falta de fiabilidad en sí misma, es que cualquier avería en un vehículo Jaguar es extremadamente costosa. Además, hay un aspecto que preocupa enormemente a sus clientes: los fallos más habituales siguen un mismo patrón y se repiten en la mayoría de vehículos cuando alcanzan un determinado kilometraje.

Las averías más habituales a las que se están enfrentando los propietarios de Jaguar están relacionadas con el motor, el turbo, la cadena de distribución y el árbol de levas. Basta con echar un vistazo a los foros de la marca británica, tanto a nivel nacional como internacional, para darse cuenta de que es un problema bastante común a pesar de que ellos miren hacia otro lado. Es más, muchas de las publicaciones de Jaguar en redes sociales se llenan a diario de comentarios de propietarios que animan a otros potenciales clientes a no comprar ninguno de sus modelos.

«A mi coche F Pace Sport 2016 con 104.000 kilómetros se le encendió el testigo de avería motor, voy al concesionario y cadena de distribución estirada. Jamás me había pasado en ningún coche y haciendo muchísimos más kilómetros. No me imaginaba que un coche tan caro tuviese estos fallos. Había leído comentarios sobre Jaguar Land Rover y ahora confirmo que la fiabilidad de la marca deja mucho que desear», denuncia un usuario en un foro habitual de Jaguar.

«Me compré un Jaguar E-Pace en junio de 2018. Ha pasado todas las revisiones en el concesionario oficial y en ningún momento me dijeron que tenía un problema de motor. Parece ser que mi vehículo ha sufrido una elongación de la cadena de distribución debido a un fallo de los tensores con el consiguiente riesgo de rotura de motor. Consulté en el concesionario este problema y como el vehículo ya está fuera de garantía no se hacen cargo ni total ni parcialmente del coste de la reparación, cuando la cadena de distribución es una pieza que no requiere mantenimiento y su vida útil se estima cercana a la vida útil del vehículo, que por supuesto no es de 3 años ni 132.000 kilómetros», denuncia otro usuario a través de la Organización de Consumidores y Usuarios.

«Consultando con mecánicos y organizaciones de defensa del consumidor, resulta que los motores de Land Rover, con el que está equipado el Jaguar E-Pace, están padeciendo de forma generalizada este problema de los tensores y la consecuente elongación de la cadena. No solo la cadena de distribución no requiere de mantenimiento, sino que además el fallo sufrido por mi vehículo parece ser que es un defecto de fabricación de los motores Land Rover«, añade para terminar de explicar su situación.

Basta con googlear las palabras ‘cadena de distribución Jaguar’ —o ‘timing chain Jaguar’ en el caso de querer corroborarlo en foros internacionales— para encontrar una infinidad de casos similares que se producen entre los 50.000 y los 100.000 kilómetros. Y ante un fallo tan repetido con un kilometraje similar, solo queda pensar que se trata de un evidente problema de fabricación que aunque afecta a la mayoría de modelos de la marca, se acentúa en los motores Ingenium diésel 2.0 fabricados entre 2015 y 2017. Si bien Jaguar ha conseguido una fantástica eficiencia en cuanto a consumo se refiere, los consumidores lo ‘pagan’ con sus múltiples averías.

Image 9
Jaguar XE 2016 | Fuente: Jaguar

Y lo más preocupante es cómo la marca se desentiende de los problemas pasada la garantía. Jaguar alega que no se trata de un defecto de fabricación y parece que se olvida de que esos clientes hace no mucho tiempo apostaron por sus prestaciones. Sin embargo, también destaca su doble vara de medir, pues hay usuarios que cuentan en foros que la marca se ha llegado a hacer cargo de un porcentaje de las reparaciones pasada de la garantía. Ante esto, muchos clientes se preguntan cuál es el criterio que utilizan y, sobre todo, intuyen que asumir parcialmente el coste de una avería es una manera de reconocer que tienen un problema.

Son muchos los profesionales que han criticado la fiabilidad de Jaguar, entre ellos el reputado mecánico de TikTok Ángel Gaitán. Su percepción es que «es una marca que va cuesta abajo, pero sin frenos». «El principal problema que tienen aquí es, como en casi todas las marcas, el mal servicio técnico, la mala posventa, porque no tienen suficientes profesionales. Me consta que es una situación originada por la gestión de la marca desde fuera de España, pero lo sufrimos nosotros», contó en una entrevista publicada por el portal web Moncloa. Es más, Félix Olavarrieta, responsable de marketing de Jaguar Land Rover Iberia, llamó «hijo de puta» a Ángel por afirmar que «un Dacia es más fiable que un Land Rover a día de hoy».

Uno de los casos más recientes con un vehículo Jaguar

Para entender mejor los problemas anteriores y conocer de primera mano uno de los casos más recientes, hablamos con uno de los afectados. J.M. es propietario de un Jaguar XE 2.0 Diésel 180 CV de 2016 que ha pasado todas las revisiones correspondientes y que está perfectamente cuidado y mantenido. Con 78.000 kilómetros se encendió el testigo de avería motor y comenzó a experimentar dos problemas: a su coche le costaba arrancar más de lo normal y la temperatura del motor se subía en frío. No experimentó ningún otro problema ni siquiera una pérdida de potencia e incluso llegó a recorrer cerca de 600 kilómetros para volver a su Comunidad Autónoma, pues la avería sucedió cuando estaba de viaje.

Después de un mes para obtener cita en uno de los concesionarios oficiales de Jaguar, le indican que la cadena de distribución se ha estirado y que probablemente el árbol de levas también esté dañado. Con todo esto, el presupuesto ascendía a 3.500€ y la marca le comunicó que no se hacía cargo de la reparación por encontrarse fuera de los 3 años de garantía. «He tenido muchos coches y de modelos muy diferentes, pero nunca he tenido un problema similar. Entiendo que una cadena de distribución se pueda romper, ¿pero que se estire?«, nos dice J.M.

Contactó en varias ocasiones con Atención al Cliente sin obtener ninguna respuesta que despejara sus dudas o que, al menos, le hiciera entender por qué había ocurrido. El proceso de reparación se alargó más de la cuenta y el taller oficial no cumplió con los plazos, retrasando la entrega durante semanas. Surgió un nuevo problema con el conducto del AdBlue, lo que incrementó el coste de la factura a 3.900€. Sin embargo, lo que terminó por desesperarle llegó prácticamente al final de la reparación.

«Unos días antes de entregarme el coche, me llama el jefe de taller y me pregunta que si me he dado cuenta de que la temperatura del motor se sube en frío. Pensé que me estaban vacilando y les dije que precisamente eso era lo que había dicho desde el primer momento, tanto al pedir cita por teléfono como al llevar el coche al taller», nos cuenta.

«Resulta que los cables estaban sulfatados. Pero lo que me pareció más raro es que el jefe de taller me dijo que no me preocupara por nada porque él se hacía cargo del coste de la reparación de esos cables. Creo que han metido la pata y que deberían haber empezado por ahí. ¿Y si realmente la cadena de distribución estaba bien y ha sido un error por no empezar por el problema que yo les indiqué?», continúa este cliente.

Image 9 2
Insignia Jaguar | Fuente: Jaguar

El jefe de taller lo negó rotundamente, pero a la hora de retirar el vehículo tampoco supo darle una explicación. «Me dijo que en los coches modernos sí hay que cambiar la cadena de distribución, que ya no es como antes. Le pregunté cada cuántos kilómetros recomiendan cambiarla, por tenerlo en cuenta, pero me cambió de tema varias veces y esquivó la pregunta«, explica.

El único consejo que le dio fue que cambiara el aceite más a menudo —a los 20.000 kilómetros—, a pesar de que Jaguar recomienda hacerlo a los 34.000 kilómetros en el caso del modelo XE. «Entonces, si Jaguar sabe esto, ¿por qué no alertan a los clientes para adelantar el cambio de aceite?«, se queja J.M.

«Otra cosa que me pareció curiosa es que después hablé con otro de los trabajadores de Jaguar sobre este problema, le pregunté por los cambios de la cadena de distribución y me respondió que es una pieza que está diseñada para no tener que cambiarla nunca. Una respuesta totalmente contraria a la del jefe de taller, por lo que es evidente que ni dentro de la marca se aclaran», ha añadido.

Y, por supuesto, durante todo este proceso, J.M. se ha puesto varias veces en contacto con el servicio de Atención al Cliente en España y con Jaguar Inglaterra. En ambos casos han dejado de responder sus correos e ignoran sus preguntas. El servicio post-venta, otro de los aspectos que más valoran los clientes, también deja mucho que desear en el caso de Jaguar.

«En cuanto pueda vendo mi XE, no quiero arriesgarme a tener más problemas y ya no me fio de Jaguar. Estaba muy contento hasta ahora, pero después de todo esto no quiero ni uno más de sus coches», afirma J.M. para cerrar.

Y precisamente la sospecha de este cliente, el cambio de determinadas piezas sin tener certezas, también es un aspecto muy criticado por Ángel Gaitán. En la entrevista anteriormente mencionada, afirma que en su taller experimentó un caso parecido.

«Un cliente tuvo un problema por el que le cambiaron el turbo y no creo que fuera necesario cambiarlo, bajo mi punto de vista. Pero esta marca es muy dada a cambiar todo para así evitar más problemas. Y eso no es la solución. Yo busco siempre el porqué. Si se ha roto el turbo lo cambiamos, pero vamos a ver por qué se rompió porque si te lo cambio y no solucionamos esto volverá a pasar», cuenta Gaitán.

El futuro de Jaguar en España

Sus problemas de fiabilidad, la insatisfacción de los clientes y cómo la marca se desentiende de los problemas en absoluto hacen presagiar un futuro exitoso. Jaguar se encuentra en un proceso de electrificación, aunque todavía deben mejorar muchos aspectos a nivel interno si quieren tener éxito en esa nueva etapa.

Durante muchos años ha habido rumores sobre una posible salida de España, aunque desde Jaguar Land Rover siempre lo han desmentido. También se ha rumoreado que Tata Motors podría vender las dos o, al menos, una de las dos compañías.

Además, parece que la marca británica tiene la cabeza en otras cosas. Recientemente, los directivos de Jaguar han manifestado que su objetivo es dejar de ser un fabricante premium en 2030 para convertirse en una marca de lujo. La idea es dejar de competir contra Audi, BMW o Mercedes para hacerlo con marcas tan prestigiosas como Porsche, Maserati o Bentley.

Sin embargo, antes de cumplir con ese objetivo deben solucionar otros problemas que les atañen en el corto plazo. Y eso pasa por mejorar la fiabilidad, el servicio post-venta y la atención al cliente. Sin los consumidores, el pilar fundamental de cualquier marca, pueden diseñar todos los vehículos de lujo que quieran, pero no tendrán quien los compre.

Relacionadas

7 COMENTARIOS

  1. Tenía un Jaguar XF y lo terminé vendiendo por lo mismo. Elongación de la cadena de distribución con 50000 km unos meses después de terminar la garantía, la marca no se hizo cargo de nada y con todos los fallos que había leido, decidí quitármelo de encima y no arriesgarme a sufrir mas averías…

  2. Tengo un Jaguar Xf 3.0 2018, todas las mantenciones en Ditec Chile, lo retiré de la última revision de 40.000 kilometros y a solo 100 kilómetros retirado, el motor empezó a salir humo del refrigenante. Aparte de la pésima atención, me indicaron que había que cambiarle hasta la bomba de agua, realmente un chiste ni mi Fiat 600 me paso eso. Pésima atencion, más encima la reparación la cotización indica 2.200.000 y los mismo repuestos en EEUU, salen 200 dolares un robo a mano armada, por eso desprestigian a la Marca.

    • Te puedo pasar un aviso de repuestos en Chile para tu Jaguar, busca Atelco +56 9 9309 1000, traten repuestos originales y alternativos ingleses y alemanes mucho más baratos que en Ditec.
      Tengo una Evoque 2012, lla tuve un año y medio en distintos talleres hasta que di con un mecánico que desarma el motor completo (Guillermo +56 9 5418 1140), el mío falló la Distribución, tuve que cambiar cadena, vvt de Distribución y Escape, válvula Solenoide, etc… me gasté más de 3 Millones entre todos los talleres que metieron mano, hasta en desarmadurias terminé. Range Rover Evoque ha sido la peor experiencia que he tenido en la vida. Ahora la estoy vendiendo con tremenda pena por quien me la va a comprar, pero bueno… de alguna forma hay que desaserse de ese cacho.

  3. Mi Jaguar XF motor PT204 bencinero (gasolina) año 2015 con 70.000 km reventó a 80 km/hora en carretera rompiéndose el block del motor. Vehículo mantenido siempre en DITEC CHILE, concesionario oficial de Jaguar. Venía saliendo de mantención periódica. Cero respuesta. Se hacen los desentendidos con vehículos que vienen con fallas de fábrica.
    El motor es el mismo de la Evoque, Discovery y Xe.

  4. El jaguar de un amigo de un amigo común la cadena se pocho y rotura árbol de levas no pudo arreglar por estar en quiebra la empresa y tuvo dejarlo parado sin uso.

  5. Me acaban de decir que la pérdida de refrigerante de mi Jaguar FP cuesta 1260€ más IVA porque hay que cambiar la bomba de agua. He preguntado en un taller super-reconocido (no Jaguar ) y me cobran 400€ IVA incluido. Es el último Jaguar que me compro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -