miércoles, mayo 29, 2024
- Publicidad -

El cisma de Belorado: las monjas clarisas rompen con el papa y piden estar bajo la tutela de un obispo excomulgado

Este grupo de monjas clarisas se acercan a la postura de Pablo de Rojas, un obispo excomulgado que reconoce a Pío XII como el último pontífice válido y acusa a los siguientes de herejes.

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

Las monjas clarisas de Belorado (Burgos) y Orduña (Vizcaya) han sido protagonistas en las últimas horas de un cisma en la comunidad religiosa Este grupo de 16 monjas ha decidido abandonar la Iglesia Católica para estar bajo la tutela de Pablo de Rojas Sánchez-Franco, un obispo excomulgado que se define a sí mismo como duque imperial y cinco veces Grande de España.

Sor Isabel de la Trinidad, abadesa de esta comunidad de monjas, fue la encargada de comunicar la decisión que habían tomado las clarisas, así como su deseo de formar parte de la Pía Unión Sancti Pauli Apostoli de Pablo de Rojas.

Las monjas han tomado esta decisión por la persecución que, según ellas, han sufrido. Intentaron vender un convento vacío en Derio (Vizcaya) que es de su propiedad, pero desde Roma han bloqueado la solicitud. Con el dinero de la venta querían comprar el monasterio de Orduña, que pertenece a la Diócesis de Vitoria, pero un veto inmobiliario se lo ha impedido.

Ante la negativa de Roma, buscaron otras alternativas. Una de las que consideraron viable fue que un comprador externo abonara un millón de euros para comprar el monasterio. Cuando las clarisas reunieran esa cantidad, se haría el traspaso a su propiedad. Sin embargo, tampoco fue visto por buenos ojos por la identidad del comprador.

Y por eso, las clarisas reconocen en su comunidad que las propiedades son «muy golosas», pero que ellas han sufrido todo tipo de artimañas en los últimos años. Mario Iceta, actual arzobispo de Burgos, ha pedido a las monjas, después de todo este lío, que no participen en ningún acto litúrgico. Si finalmente deciden romper con la Iglesia, serían acusadas de un delito de cisma y excomulgadas.

¿Quién es Pablo de Rojas?

¿Quién es Pablo de Rojas y qué tiene que ver en este asunto? Es un obispo excomulgado por el propio Iceta y la persona que podría tutelar a las monjas clarisas si finalmente se confirma el cisma con la Iglesia Católica. Ni las clarisas ni el propio De Rojas reconocen como válidos a los últimos papas de la Iglesia. Ya en su último comunicado, la abadesa reconoce a Pío XII como el último pontífice válido y acusa a los siguientes de herejía.

Precisamente por esta postura, De Rojas fue excomulgado en 2019. Aun así, se pasea con frecuencia por Bilbao con aires de grandeza y ornamentos episcopales de épocas pasadas. Analistas expertos en la materia y teólogos sostienen que este ‘falso obispo’ ha buscado aprovecharse de una situación de vulnerabilidad para presentarse ante las clarisas como su salvador.

De Rojas es un fiel defensor de una teoría conspiranoica que afirma que el Vaticano lleva más de 60 años sin tener un Papa. Por eso, reconoce a Pío XII como el último y sostiene que la evolución de la Iglesia desde entonces es «satánica».

También es un personaje tan activo como polémico en redes sociales. Tiene perfiles en casi todas las plataformas y trata asuntos como el coronavirus, porque en 2020 prohibió a sus seguidores vacunarse de la covid-19 «bajo pena de pecado mortal». Habla de actualidad política y en más de una ocasión ha definido a Franco como «nuestro invicto caudillo».

Las últimas noticias al respecto es que una de las monjas clarisas ha abandonado el monasterio en las últimas horas por estar en desacuerdo con todo lo ocurrido. Las 15 restantes están encerradas en el convento con De Rojas e incluso han compartido imágenes en redes sociales con algunos familiares y también con miembros de la Pía Unión de San Pablo Apostol, la organización fundada por el ‘falso obispo’.

«Estamos bien, nuestra realidad no es que estemos secuestradas, lejos de nuestras familias… Iremos compartiendo poco a poco con vosotros nuestra experiencia…», han escrito en redes sociales.

El arzobispo de Burgos también ha reconocido que están siendo horas de «absoluto estupor y perplejidad». No ha sido capaz de ponerse en contacto con la abadesa y espera poder hablar con la monja que ha abandonado el monasterio para entender lo que está ocurriendo dentro.

«Estoy con la mano tendida porque me gustaría que estas cosas se pudieran hablar libremente y contrastar los pareceres de las monjas y por nuestra parte«, ha afirmado Iceta.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -