jueves, diciembre 8, 2022

Diecisiete detenidos por 31 robos de mercancía de camiones y naves

Según informa este lunes la Guardia Civil, esta banda criminal actuaba en las principales vías de comunicación que rodean la provincia de Madrid.

La operación, denominada Capps-5 comenzó por parte de la Guardia Civil de Valmojado (Toledo) el pasado mes de diciembre a raíz del robo de la mercancía del interior de dos tráileres estacionados en un área de servicio de la autovía A-5 en la localidad de Casarrubios del Monte.

Tras las primeras informaciones, los agentes constataron que se trataba de un grupo organizado que habría consumado otros robos semejantes en los municipios toledanos de Santa Cruz del Retamar, Santa Olalla o Cazalegas.

Esta banda estaba centrada en realizar delitos contra el patrimonio, especialmente robos con fuerza en el interior de vehículos y naves industriales, y actuaban en torno a las principales vías de comunicación que rodean la provincia de Madrid como la M-40, M-50, o las autovías A-3, A-4, A-42 y A-5 llegando hasta zonas de estacionamiento de camiones de localidades de Cuenca y Toledo.

Utilizaban vehículos pesados de hasta 7.500 kilos para transportar la mercancía sustraída, además de turismos como lanzaderas para dar protección y evitar la acción de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Para ello, lo primero que hacían era comprobar las áreas de estacionamiento con más afluencia o con carga de interés y, una vez tenían hecha su selección, un grupo de entre 5 y 10 personas se dirigían al remolque elegido, cortaban la lona y extraían el material, que podía ir desde productos alimenticios hasta electrodomésticos.

Esta mercancía la movían rápidamente a su camión y la trasladaban a una zona segura donde aguardaba hasta conseguir una salida en el mercado a través de la reventa de distintos receptadores.

El grupo criminal estaba asentado íntegramente en la localidad de Madrid, concretamente en el barrio de Puente de Vallecas y la Cañada Real Galiana, donde tenían localizada y desarrollada su infraestructura para cometer los delitos.

Sus componentes estaban perfectamente organizados, con las tareas bien distribuidas y con una amplia experiencia, de hecho, tienen un extenso historial en la comisión de delitos contra el patrimonio, con una gran cantidad de antecedentes en robos similares, y entre todos ellos suman más de 90 detenciones y de 600 hechos delictivos.

El último delito antes de ser detenidos lo cometieron en el interior de una nave industrial de la localidad de Arganda del Rey, en Madrid, donde se almacenaban tuberías de cobre para instalaciones de aparatos de aclimatación, y donde aprovecharon la noche para forzar los cierres y cargar en sus vehículos 368 mangueras de cobre por un valor aproximado de 90.000 euros.

También se consiguieron intervenir otros efectos, como productos alimenticios, y todo lo recuperado alcanzaba un valor de 200.000 euros.

A las pocas horas de producirse este robo, los agentes ya tenían indicios suficientes y detuvieron a un total de 17 personas, más otras cuatro investigadas, con el apoyo de la Policía Municipal del distrito de Puente de Vallecas en Madrid,.

Tanto los detenidos como los productos robados fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Illescas. EFE

 

A.M.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias