lunes, mayo 20, 2024
- Publicidad -

La vida de María Jiménez: una infancia difícil, maltrato e infidelidades

No te pierdas...

Neus Hilari
Neus Hilari
Escribo sobre influencers, belleza, moda y todo lo que tenga que ver con personalidad y personalidades. Cuando no escribo, estoy leyendo alguna revista del corazón o viendo algún reality, mi placer culpable.

El pasado 7 de septiembre nos dejaba María Jiménez: una artista torbellino, que nunca tuvo pelos en la lengua, que vivió como quiso (o como pudo) hasta el final.

Artista de los pies a la cabeza, María Jiménez fue pieza clave de la música española de la época post dictadura, triunfando desde finales de los setenta y durante los ochenta. Después de un tiempo de olvido, su nombre recuperó la fuerza de siempre tras resurgir de sus cenizas como el Ave Fénix en 2001, gracias a su colaboración con La Cabra Mecánica en ‘La lista de la compra’, que conquistó a las nuevas generaciones de los 2000.

La dura vida de María Jiménez: una madre ausente y alcohólica y un marido infiel y maltratador

Después de su muerte, son muchos los que han vuelto a reivindicar la figura de María Jiménez con el hashtag #Seacabo (con el que también se plantaron las jugadoras del primer equipo femenino de fútbol tras el caso Rubiales / Hermoso), el título del que quizá sea su mayor éxito.

«Se acabó» contaba cómo una mujer abandonaba por fin una relación de pareja tóxica y de maltrato, como hizo en realidad la propia María tras dejar a Pepe Sancho, su marido, que la maltrató durante años.

No obstante, no fue el único hueso duro de roer en la vida de María Jiménez, su cara menos desconocida. Tras reconocer públicamente en 2017 que sufrió abusos sexuales en sus inicios por parte de algunos superiores, ahora sabemos que la infancia de la cantante tampoco fue fácil, tal y como ella misma relata en el documental ‘María Jiménez: Mi mundo es otro’, emitido en La Sexta.

Documental María Jiménez
María Jiménez, en su documental póstumo para ‘La Sexta’ – Atresmedia

La artista admite en el documento por primera vez el alcoholismo de su madre y las palizas que le profirió de pequeña. «Desde niña aprendí a vivir los golpes de una madre alcohólica que me hizo pasar lo más grande», relata María en el documental.

«Mi madre conmigo ha sido un bicho, lo digo a boca llena, que Dios me perdone porque es mi madre y que en paz descanse, pero ha sido muy mala, pero era mi madre», revela la artista, desvelando que incluso llegó a robarle dinero y joyas.

La artista tampoco deja en el tintero otro de los episodios que convirtió su vida en una pesadilla: su relación con Pepe Sancho, con quién se casó dos veces y a quien define como «el mayor error de mi vida».

Relación Entre María Jiménez Y Pepe Sancho
María Jiménez y Pepe Sancho en su primera boda en 1980 – RTVE

Después de un matrimonio repleto de altibajos, María y Pepe se separaron en 2002 y dos años después ella le denunció por malos tratos, algo que el actor siempre negó pero que tanto el hijo de ambos, Alejandro Sancho, como la hermana de María, siempre corroboraron. Así lo confirma Isabel Jiménez en el documental de La Sexta, donde admite haber presenciado peleas y discusiones entre su hermana y su cuñado, incluso llegando una vez a pensar que Pepe había matado a María.

«No me ha matado porque no me tocaba la hora», afirma María en el programa.

María Jiménez y Pepe Sancho: una relación tóxica que empezó el mismo día de su boda

A pesar de que la relación de maltrato de Pepe Sancho y María Jiménez era pública, en el documental de La Sexta la cantante da detalles hasta ahora inéditos, como que su relación empezó con mal pie desde el mismo día de su boda, en 1980: «El día de la boda casi me separo porque la que me formó de la venta de Antequera a mi casa no era normal […] Se conoce que este hombre era muy celoso. Se pondría celoso en la boda con alguien y formó la mundial y yo le decía que en mi casa no entraba. ‘Tú te vas esta noche donde tú quieras, pero yo me separo por la mañana de ti’. Y ese hombre empezó a llorar como una Magdalena. Yo me sentí culpable, señoras, culpable, explica María Jiménez, añadiendo, rotunda: «Así fueron los 22 años que estuve con él».

A pesar de ellos, la artista reconoció haber estado muy enamorada de Pepe Sancho y haberse casado enamorada, pero «el amor se me fue quitando a base de palizas y de bofetadas y de puñetazos en la cara«, explica.

Tras separarse en 1982, el actor no dejó de acosarla para que volviera con él: «En la esquina de la casa, me llamaba por teléfono, llorando, que me quería mucho, que estaba muy enamorado, que yo le perdonara». Tales fueron las súplicas del actor y el enamoramiento de María Jiménez, que llegó a perdonarle hasta tres veces, según ella porque tenía fe en que el actor cambiaría. «Me mintió en que iba a cambiar y no cambió nunca», revela María Jiménez.

Esta situación se repetiría en rupturas y reconciliaciones siguientes, tal y como confirma el hijo de ambos, Alejandro Sancho en el documental: «Mi padre, seguía llamando y llamando. Sepárate o no te separes pero no sigas ahí insistiendo. Y al final no poder separarte hasta que mi madre lo denunció por maltrato».

En el documental, la hermana de María, Isabel, reconoce que le extrañó que la cantante hubiera aguantado a un hombre así: «Nunca pensé que ella iba a consentir lo que consintió en esos momentos con el carácter que ella tenía», asegura Isabel. Algo para lo que María también tiene respuesta en el programa: «Ese carácter te lo quita cuando te ponen con una mano las dos muñecas así [haciendo el gesto de cruzar las muñecas] te ponen la pierna en la barriga y se pone con la otra mano a darte tortas y puñetazos. A mí me odiaba ese hombre«.

Malos Tratos Pepe Sancho A María Jiménez
Isabel Jiménez, la hermana de María, contó en ‘Y ahora, Sonsoles’ la tormentosa relación entre su hermana y Pepe Sancho – Atresmedia

Unas palabras que la propia María Jiménez admite en el documental que le confesó su cuñada, la hermana de Pepe Sancho, cuando ambos aún estaban casados: «Su hermana me decía: ‘María, mi hermano te odia y te tiene celos y envidia'», reveló María.

Una de las reflexiones más profundas que la artista hace de manera póstuma en el programa es que aún no entiende por qué razón aguantó tanto tiempo a Pepe Sancho (aunque admite que no quería denunciarle para «no cargarme su carrera«) y nunca contó nada, sino al contrario: María siempre hablaba en elogios de su marido cuando le preguntaban de puertas afuera. «¡Ay, por favor, nunca llegué saber por qué aguanté tanto lo que me hizo pasar Pepe Sancho! Hasta que un día dije hasta aquí. Me armé de valor y acabé para siempre con esa relación», explica la artista.

Las infidelidades: el otro calvario en su matrimonio

Además de la dura relación de maltrato físico en su matrimonio, en el documental María también habla de las infidelidades de Pepe Sancho. «Era una persona mala. Era un canalla de los pies a la cabeza, que 22 años me los ha hecho muy amargos. Se iba a la hora que le daba la gana y volvía a las 5 o 6 de la mañana oliendo a perfume, con maquillaje de mujer. Así todos los días», explica María Jiménez.

Y añade: «Un día, que estábamos gritando por teléfono, me dijo mi hijo Alejandro: ‘mamá, no discutas más. Tienes tú razón, yo le he visto en la Gran Vía con una señora en el apartamento‘ [refiriéndose a un piso propiedad de María en ese momento]».

Una relación que hizo que la vida marital de María Jiménez fuera un calvario, tal y como reconoce su hermana en el documental: «mi hermana se volvió loca después de Pepe».

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -