martes, abril 16, 2024
- Publicidad -

El amplio universo de la psicología

No te pierdas...

Un individuo puede desarrollar conductas no saludables a causa de desagradables experiencias, que con el paso del tiempo pueden deteriorar considerablemente sus condiciones de vida, de manera que afecte no sólo a su mente, sino también a su vida familiar, social y laboral.

 

El propósito de los psicólogos es ayudar a mantener la salud mental de personas en esas circunstancias, y de esta forma, evitar las graves consecuencias.

Psicología para todas las edades

Esta ciencia puede aplicar tanto en personas adultas como en niños o adolescentes. En centros especializados en psicología como psicologospamplona.net pueden encontrarse psicólogos que atienden a personas de todas las edades de manera muy profesional. Cada individuo es distinto, y los problemas psicológicos de cada uno son únicos, y la diferencia es más grande al comparar a un paciente joven con uno adulto.

 

La psicología infantil es de gran importancia, ya que su participación en el desarrollo cognitivo ayudará a los pequeños a crecer de una manera sana, aunque también deberá colaborar el entorno social de cada niño. Los padres serán una pieza fundamental en el desarrollo de los niños, y también se requerirá su participación directa en las sesiones con el psicólogo.

Tras la psicoterapia infantil viene la juvenil, que va dirigida a los adolescentes, durante esta etapa de la vida, las personas suelen desarrollar distintas conductas, como la rebeldía, que es una de las más comunes, sin mencionar que ésta no sólo afecta al joven, sino que también genera conflictos dentro del entorno familiar.

 

En cuanto a la psicología para los adultos, las terapias pueden ser tanto individuales como en pareja, esta última especialmente para aquellas personas comprometidas en un noviazgo o matrimonio que presentan dificultades con relación a este tema.

Algunos de los temas que trata esta ciencia

En cada etapa de la vida surgen conflictos que están vinculados con las experiencias que se viven cada día. En la etapa infantil, por ejemplo, pueden presentarse problemas cognitivos referentes al área del aprendizaje, como dificultades de atención, concentración o rendimiento.

Pero también pueden aparecer desequilibrios conductuales y emocionales, como la baja autoestima. También otras anomalías, como rabietas, llantos, agresividad, rebeldía o una conducta desafiante frente a los padres, los maestros o cualquier otra persona.

 

En la etapa de la adolescencia se presentan crisis similares, pero de mayor gravedad. En ese período entre la niñez y la adolescencia es cuando se complican aún más las cosas, puesto que los cambios hormonales producto del desarrollo en la etapa de la pubertad pueden causar algunos desórdenes de conductas, como cambios constantes de humor y otras dificultades.

 

Pueden encontrarse aún más anomalías psicológicas si se refiere a la etapa adulta, como los episodios de ansiedad y estrés, de pareja, de familia, de adicciones y dependencias dañinas, situaciones referentes a la sexualidad, conflictos en el área laboral, de inseguridad, trastornos de bipolaridad, esquizofrenia, y muchos más.

Todas estas dificultades las estudia la psicología, por lo que es necesario visitar a un psicólogo en caso de que se presenten posibles síntomas que hagan sospechar de algún desorden mental, de lo contrario, las consecuencias podrían ser severas.

Diferentes áreas que cubre la psicología

Así como los problemas psicológicos pueden presentarse en diferentes ocasiones y ambientes, la psicología puede adaptarse a cualquiera de esas situaciones, al cubrir ámbitos como los siguientes:

  • Ámbito social: aquí la ciencia psicológica ayuda a resolver los conflictos que tienen relación con la familia, los amigos o la pareja. El objetivo aquí es mejorar la comunicación y comprensión entre los miembros, así como la resolución de dilemas.
  • Ámbito laboral: como su nombre indica, la psicología también trabaja en el área laboral, con el fin de ayudar a los trabajadores a mejorar su rendimiento en su lugar de empleo, al resolver temas como el estrés y la ansiedad, productos principales de un mal ambiente de trabajo.
  • Ámbito escolar: algunos estudiantes suelen presentar dificultades en su proceso de aprendizaje, y es aquí cuando se necesita la psicología para solucionar problemas cognitivos y así lograr que tengan un rendimiento más eficaz.

Éstos y otros ámbitos son los que la psicología puede tratar. Y sin duda, esta ciencia es necesaria en el momento de resolver dilemas que podrían ser nocivos para la salud mental y física de una persona, así como también podrían destruir las relaciones sociales con familiares y amigos, a medida que pasa el tiempo, sin que sean resueltas estas cuestiones.

 

Pilar Moreno

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -