martes, diciembre 6, 2022

¿Por qué no se puede vivir en Chernóbil pero si en Hiroshima y Nagasaki?

La pregunta de por qué no se puede vivir en Chernóbil pero si en Hiroshima y Nagasaki, cobra fuerza hoy en día a raíz de la guerra en Ucrania

La pregunta de por qué no se puede vivir en Chernóbil pero si en Hiroshima y Nagasaki, cobra fuerza hoy en día a raíz de la guerra en Ucrania y la amenaza de Rusia de utilizar armas nucleares bajo varios supuestos.

La única vez en la historia donde se han empleado bombas nucleares sobre la población, sucedió al final de la II Guerra Mundial. Con lo que se pudo ver los efectos devastadores sobre la humanidad.

Concretamente el 6 de agosto de 1945, Estados Unidos arrojó la primera bomba sobre la ciudad japonesa de Hiroshima de 15 kilotones matando a 140.000 personas. Tres días más tarde se lanzó otra de 25 kilotones en Nagasaki, provocando la muerte de 80.000 ciudadanos.

Por contra, 31 años más tarde, el 26 de abril de 1986 en Chernobil se produjo la explosión del reactor número 4 de la central nuclear que llevaba su nombre, en la localidad de Pripiat, actualmente Ucrania.

Aunque el número de muertos fue en un primer momento de tres, se desconoce cuántas personas fallecieron a causa de la radiación. Algunos estudios hablan de que más de 100.000 personas perdieron la vida a lo largo de varios años, víctimas de la contaminación radioactiva.

Son dos hechos diferentes y por tanto tuvieron consecuencias distintas por las cuales hoy en ambas ciudades japonesas se hace vida normal. Mientras que en el caso de la ciudad ucraniana se estableció un área de exclusión de 30 km debido al riesgo de radiación. Los científicos estiman que tendrán que transcurrir 20.000 años para que vuelva a ser habitable.

Imagen Actual Hiroshima.fuente Unsplash
Vistas de la ciudad de Hiroshima actualmente. Fuente Alex Herb Unplash

Existen varios motivos entre ambos sucesos que marcan la diferencia:

Tipo de detonación

La primera razón es el tipo de detonación. La bomba atómica en Hiroshima fue detonada a 600 metros sobre el suelo para maximizar su rendimiento. Al detonar la bomba se vaporiza por completo, por lo tanto la radiación se distribuye en un área enorme por la explosión.

Según la Fundación para la Investigación de los Efectos de la Radiación (RERF), solo aproximadamente el 10% del uranio de la bomba entró en fisión. La propia explosión evaporó el 90% restante. A su vez el viento afecta en gran medida a la propagación radiactiva en una bomba atómica.

Bomba Hiroshima
Imagen de la explosión de la bomba nuclear en Hiroshima

El viento no fue un factor importante en la explosión de Chernóbil, aunque se trató de una explosión tan potente como la bomba atómica de Hiroshima y Nagasaki. Además, la detonación ocurrió a nivel del suelo en la planta nuclear.

Si bien Chernóbil liberó una gran cantidad de lluvia radiactiva en el aire, la presión del tanque provocó una débil explosión a nivel del suelo. Lo que propagó enormes cantidades de material radiactivo en un área más pequeña.

Neutrones y rayos gamma

La bombas en Japón generaron una fuerza equivalente a 21 kilotones cada una (un kilotón equivale, a 1.000 toneladas de TNT). La explosión elevó la temperatura instantáneamente hasta un millón de grados. Pese a la fuerza destructiva, solo el 10% de la radiación liberada por la bomba era radiación de neutrones, que es la que impregna la materia no radioactiva.

B 29 Enola Gay W Crews
Imagen del avión y tripulantes del Enola Gay que arrojó la bomba en Hiroshima

El resto eran rayos gamma, que son mortales en ese instante, pero no dejan los mismos efectos en el suelo o los objetos. Por contra los isótopos de Chernóbil, altamente radioactivos, muchos de ellos gases, lo impregnaron todo y continúan aún hoy en el ambiente.

Mecanismo de reacción

Tanto la bomba como el reactor obtienen energías de la fisión de uranio 235. En una bomba atómica, se libera la mayor cantidad de energía lo más rápido posible, esto se hace mediante una reacción en cadena donde el uranio 235 absorbe un neutrón, se fisiona, libera mucha energía y libera 3 nuevos neutrones.

Un reactor también acumula una gran cantidad de desechos nucleares durante las semanas que está en funcionamiento. Hay muchos productos de desecho diferentes, pero los peores son los moderadores de cesio, yodo y grafito irradiado. Todos se asientan en el reactor hasta que se reemplazan con nuevas barras de combustible. 

A diferencia de la bomba atómica que solo produce productos contaminados a partir del combustible que utiliza en la explosión. La bomba atómica no contendrá productos de desecho las semanas posteriores.

Distintas cantidades de combustible nuclear

La bomba de Hiroshima contenía en su interior 64 kg de U-235, un isótopo del uranio. En el reactor 4 explosionado de Chernóbil contenía 180 toneladas de combustible nuclear del que el 2% (3.600 kilos) era uranio puro. Cuando el reactor explotó e hizo volar la cubierta que lo protegía, se cree que siete toneladas de dicho combustible(200 de uranio) se liberaron. Esta diferencia es una de las principales razones.

Si bien la dosis de radiación de la bomba atómica aún sería letal, todas las razones anteriores combinadas explican por qué Chernobil fuese mucho peor en términos de radiación.

R.F.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias