lunes 3/8/20

Menos consumo, menos emisiones

Tras dos años comercializándose en el mercado europeo y mundial, llega a España la versión Plug-in-Hybrid del Volvo V60, primer híbrido diesel enchufable en el mundo,  que ha empezado a venderse a un precio de 60.900 euros. En el año 2013 se vendieron casi 7.500 unidades de este coche y el volumen de producción previsto para 2014 es de 10.000 vehículos.

El sistema que equipa esta nueva versión consta de un motor diésel, de 5 cilindros y 2.4 litros, con una potencia de  215 CV, y un motor eléctrico de 68 CV que actúa sobre las ruedas posteriores, mientras que el diesel lo hace sobre las delanteras. Tres son las formas de conducción que se pueden emplear: “Pure”, “Hybrid” y “Power” y dos modos que Volvo entiende como complementarios, que son “Save” y “AWD”. De forma resumida podríamos decir que “Pure” es el modo eléctrico puro, con una autonomía de 50 kilómetros;  “Hybrid” con los dos motores, diesel y eléctrico en funcionamiento; “Power” el híbrido con máxima potencia: “Save”, recarga forzada de la batería y “AWD”, funcionamiento en cuatro ruedas motrices.

Para cargar la batería puede hacerse desde un enchufe normal, de una casa o un parking, con intensidades que van desde 6 hasta 16 amperios y el tiempo de carga con la menor intensidad es de 7,5 horas, mientras que con 10 amperios baja hasta las 4,5 horas y con 16 amperios una hora menos, es decir, 3,5.

El interior es similar al de las versiones normales del V60, excepto algunos detalles de la instrumentación que cambian, y algunos botones de la consola central. La tapicería es de cuero negro con costuras en contraste e inserciones de madera azul y gris. La lista de equipamientos de serie incluye funciones tales como la dirección asistida progresiva, el asiento del conductor eléctricamente ajustable, sensores de aparcamiento delantero y trasero, conexión telefónica Bluetooht y Volvo on Call y el equipo de sonido High Performance Multimedia DVD con su amplificador de 4x40 W, ocho altavoces y pantalla de siete pulgadas.

El maletero, debajo del cual van colocadas las baterías, tiene un volumen de 130 litros menos que el resto de la gama, es decir, la capacidad se queda en 300 litros.

La gama de motores Drive-E

Los nuevos motores Drive-E ya están disponibles para toda la gama.  La principal características de estos motores  es la reducción del consumo, que puede llegar hasta el 30% y, por supuesto, la disminución de las partículas de CO2.

El Volvo S60 T6 de 306 CV y nueva caja de cambios automática de 8 velocidades es el primer coche de su segmento que ofrece 2 CV más por gramo de CO2 en un motor de combustión y el D4 con 181 CV y cambio manual es el primer diesel de este nivel de potencia en el segmento D Premium con emisiones por debajo de los 100 g/km.

También van a incorporar estos motores los Volvo V40 y V40 Cross Country. Se trata del turbo de gasolina T5 de  245 CV con cambio de 8 velocidades, que consume 5,8 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 136 g/km. El diesel turbo D4, arroja una potencia de 190 CV, con cambio manual de 6 velocidades, y un consumo de 3,3 l/1oo km, con emisiones de Co2 de solamente 85 g/km.

Todo esto se consigue gracias a que cuenta con una tecnología de primicia mundial como es la i-ART, que asegura de que se inyecta la cantidad ideal de combustible durante cada ciclo de combustión.

Los motores Drive-E se lanzaron en otoño de 2013, por lo que, a partir de mayo de este año, todos los nuevos modelos de Volvo estarán disponibles como mínimo con alguno de los motores  de la nueva gama Drive-E, con la excepción del modelo XC90

Comentarios