martes 12.11.2019

La Esteban defiende los "asuntos de Estado"

Ni las preferentes, ni Bárcenas, ni tan siquiera lo de "la madre que le parió a Fabra" que se escucha sobre todo en Valencia desde que se comunicó el cierre de la RTVV. Lo único que parece que importa en este país es la asistencia de Belén Esteban a la fiesta de La Razón y, sobre todo, las amistades que hizo en la misma.

Que si los Príncipes de Asturias, que si Enrique Cerezo, que si Gloria Lomana, que si Mariano Rajoy... Nadie ha logrado una lista tan amplia de contactos, y tan relevantes, en apenas unas horas. Da igual que a ella cueste entenderla cuando hable, o que de un poco de grimilla el verla esos labios tan hinchados. Se le acercaban porque ella lo vale.

A la colaboradora de 'Sálvame' lo que más ilusión le hizo fue saludar a Doña Letizia, otra mujer del pueblo que ha llegado a Princesa. Sólo le ha faltado confesarle a Jorge Javier Vázquez que se orinó de gusto cuando la ex de TVE le dio la mano, "soy la mujer más feliz del mundo", y cuando le preguntó por Andreíta. Menos mal que no le habló mal de la niña, porque no habría quedado muy bien el que en medio del sarao hubiera intentado agredir a la mujer de Don Felipe.

De su charla con Rajoy no quiso desvelar mucho, porque, como ella misma le dijo a su jefe, "son cuestiones de Estado". En este país sólo faltaría ya que su presidente tuviera como asesora a la Esteban. Que qué harías tú para que Andreíta tuviera una buena educación, que cómo podría hacer para desenganchar a los drogadictos... En fin todas esas cosas que ella domina como nadie.

Mientras eso llega (aquí ya nada es imposible) nos tendremos que contentar mientras tanto con descubrir quién es ese hombre de 1,85 metros y "más que guapo, lo siguiente", como le describió otro colaborador de 'Sálvame', que le tiró los tejos en la fiesta a "la princesa del pueblo". El cortejo primero y los preparativos de los fastos del bodorrio después mantendrían ocupado al populacho durante mucho tiempo y ya no habría necesidad de pensar en otras cosas.

Comentarios