jueves 24/9/20

Rogelio Alonso: "Hay que dejar constancia del legado de brutalidad del terrorismo"

Rogelio Alonso, profesor de Ciencia Política en la universidad Rey Juan Carlos y autor de numerosos libros sobre terrorismo (entre ellos The IRA and armed sturggle) es coautor, junto al periodista y escritor Florencio Dominguez, y al doctorando Marcos García Rey, de la primera crónica de la larga sucesión de los atentados de ETA. Vidas Rotas (Espasa), de 1.310 páginas, reconstruye la historia de las 857 víctimas mortales de la banda terrorista a lo largo de cincuenta años. El volumen aporta las diversas circunstancias políticas de cada atentado, la evolución de la reacción cívica y la de la propia estrategia de ETA. Rogelio Alonso estudió durante casi una década en Irlanda el terrorismo en el Ulster y su afán humanista y académico le llevó a a embarcarse en este proyecto a su llegada a España, junto al experto Florencio Domínguez y a Marcos García Rey. Este miércoles han presentado el libro en Madrid. El libro ha sido posible por la determinación de la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua y del de la Fundación Dos de Mayo, el historiador Fernando García de Cortázar.

.-

. Es un libro en el que se muestran las historias, los sentimientos, las circunstancias y los testimonios de testigos sobre cada uno de los crímenes de ETA a lo largo de su historia, a través de la sucesión de los atentados. Ofrece el análisis sociológico de la situación en que se produjeron y la propia evolución de la estrategia de ETA. También aportamos unas tablas estadísticas con diferentes variables sobre los tipos de atentados, de objetivos, etcétera, que es muy variable. Y finalmente, aportamos la información judicial de las sentencias ya publicadas sobre los casos ya juzgados.

P.-

. Era un libro necesario. José María Múgica, hijo del político socialista asesinado, Fernando Múgica, lo explica con claridad en sus páginas. "Se tiene que saber quiénes son las víctimas, sus nombres, su historia anónima de persecución, de humillación y de ofensa. Y quienes son los victimarios, que tienen también sus nombres y apellidos, y por qué están en la cárcel. Hay que saber quien murió y quien mató". Y como explicaba Florencio, en la presentación, a lo largo de estas décadas, periodistas y académicos hemos dedicado casi siempre más interés a relatar las historias de los terroristas que las de las víctimas. De las primeras, como se decía, sabemos hasta los alias, y sus aficiones. De algunas de las víctimas ni siquiera su identidad. Por eso era necesario equilibrar

.- Hay quien aún cuestiona esta situación y se acoge a supuestas ofensas políticas

Es el germen terrorista, que persigue deshumanizar a las víctimas para confundir y desfigurar la realidad, reduciéndola a su idea y a su conflicto político. Frente a la deshumanización, hemos abordado la dimensión humana de las víctimas. Hemos sacado a los seres humanos, y a los niños; aquéllos que no pudieron soportar el duelo y los que asistieron al asesinato de sus padres, cuando fueron tiroteados. Hay que dejar huella, dejar constancia de ese legado de brutalidad del terrorismo para conseguir objetivos políticos nacionalistas. Hemos tratado de desglosar lo que ha sido la perversión del terrorismo

.-Tras sus estudios sobre el terrorismo en Irlanda, ¿qué le ha llevado a emprender este proyecto, junto a Florencio Domínguez y García Rey?

El interés, el deber y la ética de investigador. El querer aportar algo. Hoy salen expertos en terrorismo como champiñones, pero olvidan una parte fundamental, y es la de las víctimas. Nosotros hemos procurado hacer un trabajo riguroso y profesionsal. No queremos orientar a las víctimas hacia ninguna conclusión política. Es verdad que el libro sí contiene una carga ideológica. Se percibe una critica al nacionalismo pero no con brocha gorda. No es lo que hemos pretendido. Es el relato continuo de las historias de las víctimas mortales. Tenemos en cuenta que hay también cientos de heridos y de afectados. Hasta ahora hemos oído muchos testimonios de todos ellos. Pero este libro quiere trascender esos testimonios. Sin renunciar a ellos, hemos querido complementarlos, tratarlos con otras dimensiones. Nuestro homenaje por ello a Antonio Beristain, precursor del análisis y la categorización de las víctimas y de los victimarios.

Rogelio Alonso: "Hay que dejar constancia del legado de brutalidad del terrorismo"
Comentarios