jueves, julio 18, 2024
- Publicidad -

El PP ha vuelto a ganar las elecciones

No te pierdas...

José Virgilio Menéndez Medrano
José Virgilio Menéndez Medrano
Diputado en la Asamblea. Secretario General del Grupo PP en la Asamblea de Madrid.

El Partido Popular fue el gran ganador de las elecciones europeas del pasado domingo.

Una vez más, y ya van 4 elecciones a nivel nacional seguidas, el PP venció sin ningún margen a la duda.

Si comparamos con las anteriores elecciones europeas celebradas en 2019, recordemos que junto a unas elecciones municipales lo que aumentó en aquella ocasión la participación tradicionalmente baja de las europeas, el aumento del Partido Popular ha sido brutal.

Así a nivel nacional, aun sin el escrutinio oficial finalizado a falta de los votos del extranjero, el PP llegó a los 5.963.074 millones de votos aumentando en 1,4 millones y, nada más y nada menos, que 14,05 puntos sobre 2019. Pasó del 20,15% del voto al 34,20%.

El PSOE, por el contrario, pierde las elecciones con un gran descenso sobre 2019. Se deja 2,100 millones de votos que suponen una bajada de 2,70 puntos, quedándose en 5.261.293 votos y el 30,18% del total nacional. La diferencia entre ambos es de 700 mil votos a favor del PP.

Vox se convierte en la tercera fuerza nacional, un éxito para ellos, pues suben 2 escaños, casi 300 mil votos (1.678.218) y 3,4 puntos desde 2019, aunque parecen haber tocado techo y más cuando le ha salido un competidor directo en su espacio electoral.

Sumar vuelve a demostrar que es un fiasco político y un invento de los medios de comunicación de izquierdas, llegando a los 800 mil votos y el 4,59% del voto. Sumados a los 571 mil votos de Podemos y su 3,28%, entre ambos no llegan a los 2,26 millones de votos y 6 escaños que sumaron en el 2019.

En escaños, de los 61 eurodiputados a repartir (en 2019 eran 59), el PP obtiene 22 diputados subiendo 9, el PSOE 20 bajando 1, Vox sube de 4 a 6 escaños, Ahora Repúblicas (con ERC, Bildu y BNG) mantiene 3, Sumar obtiene 3, aparece el antisistema Alvise con 3, Podemos baja de 6 a 2, Junts baja de 3 a 1, el PNV mantiene el suyo, y Ciudadanos pierde los 8 y oficia su defunción política pues se queda ya en el 0,69% del voto.

¿Y en Madrid como han sido las elecciones? El PP ha ganado las elecciones con 1,13 millones de votos que son un 40,69% frente al PSOE con 782 mil votos y un 28,15%. 

El PP incrementa en 18,54 puntos y 416 mil votos, mientras que el PSOE pierde 250 mil votos y 4,15 puntos que ya se dice pronto, respecto a las anteriores europeas.

Este incremento de 18,54 puntos es el mayor incremento en puntos respecto a 2019 entre los PP de todas las Comunidades Autónomas. De la misma manera, aun no siendo la comunidad autónoma más poblada, Madrid es la comunidad de la que más votos salen para el PP nacional, más de 1,122 millones de votos, y demuestra que Madrid es para el PP, lo que hace unos años era Andalucía para el PSOE: su gran granero de votos.

De todos estos datos objetivos se pueden obtener diferentes conclusiones, y la fundamental es que una vez más Sánchez vuelve a perder en las urnas ante el cada vez más consolidado primer partido de España. En las municipales y autonómicas del 23 la barrida fue de tal calibre (fueron miles los militantes socialistas que perdieron su acta de concejal, de parlamentario o su puesto de asesor eventual en las instituciones) que Sánchez se tuvo que inventar unas generales para evitar que los barones autonómicos caídos aquel día, le organizaran una revuelta interna para buscar su salida. 

Estas generales las perdió también, aunque su falta de principios, de dignidad y la enmienda a la totalidad de sus promesas electorales, mintiendo sobre lo que había prometido, le llevo a pactar con todo “pichichi”, independentistas, batasunos y golpistas incluidos, con el fin de mantenerse en el poder.

Y estas europeas, que para cualquier gobierno suele ser un respaldo a su gestión, también en esto es pionero Sánchez, han sido la respuesta de una ciudadanía anonadada e indignada, ante un gobierno que no tiene razón de ser, y que es incapaz de aprobar ninguna ley salvo la que originó su pacto de investidura; Un auténtico desastre y sinsentido que muestra que esta legislatura está muerta, que Sánchez no tiene ningún objetivo de país, y que el único motivo de seguir en La Moncloa es que Sánchez siga pisando moqueta y, por lo que parece, su esposa forrándose.

En esta situación, si algo se concluye de estas elecciones europeas es que, aunque ya produzca cansancio, los españoles deben volver a ir a las urnas para decidir el gobierno de España, ahora que los partidos ya han mostrado sus cartas sobre que quieren para esta vieja nación en los próximos años.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -