martes, mayo 28, 2024
- Publicidad -

La tramitación de la amnistía inconstitucional

No te pierdas...

José Virgilio Menéndez Medrano
José Virgilio Menéndez Medrano
Diputado en la Asamblea. Secretario General del Grupo PP en la Asamblea de Madrid.

El pasado jueves 14 de marzo pasará a la historia negra de nuestra democracia parlamentaria. El Congreso de los Diputados aprobó la proposición de ley de amnistía para a continuación remitirlo al Senado, con el fin de continuar su tramitación. 

En votación pública y en pie, todos los diputados del PSOE, castellanos manchegos incluidos por si quedaran dudas, apoyaron orgullosos esta iniciativa que va contra la concordia y la convivencia de los españoles, que no iba en el programa electoral con el que concurrieron a las elecciones generales, y que solamente se ha aprobado para que Pedro Sánchez siga disfrutando de esa moqueta en la Moncloa que tanto disfrutan él y, por lo que se va sabiendo, su mujer también.

La amnistía, y se debe decir muy alto, supone un punto de inflexión en nuestra democracia, pues nunca se había aprobado una ley orgánica para amnistiar a unos delincuentes, no arrepentidos y que anuncian que van a volver a delinquir. Una ley que supone sembrar la discordia entre los españoles y que fomenta su desigualdad, una ley hecha ex profeso para los socios de gobierno y sus amigos, y una ley, que al contrario de lo que pedía la Comisión de Venecia de hacer un esfuerzo en apoyarse en el mayor consenso político y social, se basa en el disenso y en la discordia. Pasamos así de la Generación de la Concordia a la Discordia entre las generaciones y los territorios.

¿Y qué va a pasar con esta iniciativa que ahora ha llegado al Senado? 

Pues al contrario de lo que dice falsamente Vox de que el Senado se puede negar a tramitar esta ley, con el fin de desgastar al PP, su único objetivo en este juego político de haberse convertido en el comodín del público de Pedro Sánchez, la Mesa del Senado (con mayoría del PP) ha calificado la iniciativa y ha iniciado su tramitación, eso sí, acompañado con un informe de la Letrado de la Cámara Alta, que señala las posibles fuentes de inconstitucionalidad en el texto, las vulneraciones materiales y formales del mismo, así como las transgresiones de las leyes europeas.

En esta Cámara de segunda lectura, se va a tramitar con las normas parlamentarias en base al Reglamento, sin forzar plazos y procedimientos, un proyecto de ley con serios avisos de inconstitucionalidad como digo y todo el mundo sabe, y se devolverá al Congreso para su aprobación definitiva. Entonces ya será una cuestión que pasará a las más altas instituciones judiciales, tanto en España como en el TJUE europeo.

Mientras tanto, a los españoles no nos queda otra opción que seguir mirando con esperanzas a nuestra Justicia, a Europa y seguir protestando en la calle de manera enérgica pero siempre dentro de la democracia. Y además, seguir aguantando con infinita paciencia cómo el Sr. Puigdemont se va a seguir riendo de los españoles, va a seguir rearmándose para cuando ya no gobierne el sr Sanchez y cuando el Estado ya sea más débil y no disponga de herramientas jurídicas para su defensa. Porque al final, por desgracia, los mismos que dijeron que el Estatut iba a traer la paz socio política y la estabilidad en Cataluña durante 25 años, son los mismos que afirman, falseando la realidad, que la amnistía es por la convivencia y abre un momento nuevo de estabilidad y paz.

No sólo no han arreglado los problemas de Cataluña, sino que han contagiado de la división social y familiar a toda España. Sánchez no sólo no ha acabado con el procés sino que lo ha extendido a toda España. 

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -