viernes, mayo 31, 2024
- Publicidad -

Feijóo debe hacer (y hará) todo lo posible por gobernar

No te pierdas...

Tan solo unas horas después de conocer el resultado electoral del 23J, podemos afirmar que el bipartidismo ha vuelto para quedarse. En el centro derecha ya sólo quedan dos opciones: una mayoritaria y centrista que es el PP y una derecha cada vez más minoritaria representada por VOX. En la izquierda ha pasado lo mismo. Un PSOE que se ha ido convirtiendo en una izquierda algo más moderada y SUMAR que ha obtenido peores resultados que los que obtuvo Podemos, aunque quieran negar que son los herederos de los comunistas de esta formación. PP y PSOE suman más de dos tercios de los diputados en el Congreso. Alrededor de ellos, están los partidos nacionalistas y los herederos de ETA, un diputado de Coalición Canaria y otro de UPN.

El PP ha ganado las elecciones con una subida de 47 escaños. El PSOE, con toda la maquinaria y la inercia de gobernar durante cinco años sólo ha subido 2 escaños. VOX se ha dado un golpe muy severo y los hijos de Podemos no han sabido “sumar” más que sus padres. El PP de Feijoo está ante una nueva oportunidad: intentar gobernar en solitario buscando un apoyo para la investidura. No es descartable por mucho que ahora algunos digan que es imposible. Feijoo sabe llegar a entendimientos con los que piensan diferente. En su dilatada vida política lo ha hecho así desde sus diferentes responsabilidades públicas. Ha pedido a la Junta Directiva del PP el apoyo para intentarlo y ésta se lo ha dado. 

Por el lado socialista todo es algarabía y felicidad. A pesar de haber perdido las elecciones, no quieren transmitir esa realidad. Después de cinco años de poder, de corromper algunas instituciones del Estado y de manejar empresas públicas a su antojo como el CIS, han perdido. Al igual que el 29 de mayo convocaron elecciones para que no se hablara del triunfo del PP y de Feijoo, hoy están celebrando en toda la geografía como si hubieran ganado con mayoría absoluta.

Los resultados que han arrojado las urnas no van a facilitar el alcance de acuerdos o pactos. Para que el PSOE pueda gobernar deberá alcanzar un pacto con la derecha e izquierda independentistas condenadas por el Tribunal Supremo, con los herederos de ETA, con el BNG y con SUMAR. Cierto es que el Presidente Sánchez no tiene escrúpulos para ceder al chantaje con tal de conseguirlo. El PP, para gobernar, necesita de VOX, de Coalición Canaria, de UPN y del PNV. No es descartable. Ya Aznar lo consiguió en el 96 firmando un acuerdo de investidura con luz y taquígrafos. Y salió excepcionalmente bien para España. Cuatro años de progreso, de empleo, de mejora de los servicios públicos y de modernización de nuestro país. 

Los dirigentes del PNV deben analizar si deben seguir de la mano de Sánchez, de Bildu y de Junts en una alianza con el PSOE. El PNV es un partido histórico y puede dejar de ser gobierno en el País Vasco de nuevo. Pero no para que gobierne el PSE (apoyado en esa ocasión por el PP) sino que sea Bildu quien llegue de la mano del PSE a colocar su Lehendakari. La opción de apoyar un Gobierno en solitario del PP (exigiendo a este que negocie el apoyo de la ultraderecha para la investidura sin incluirles en el gobierno) les abre una oportunidad de distanciarse de ese lío en el que han vivido los últimos años. En el PNV saben que Feijoo es un hombre de palabra, de acuerdos y de acción. Que no les va a traicionar como otros han hecho con tal de gobernar.

El PP tienen una oportunidad histórica para gobernar en solitario. VOX debe darse cuenta de que para que el PNV pueda apoyar una investidura de Feijoo, ellos no pueden estar en el Gobierno. No se han cansado de decir que hay que echar a Sánchez y al PSOE. Ese era su objetivo. Ahora hay que demostrarlo ofreciéndole al PP y a Feijoo la oportunidad de formar un gobierno en solitario y para todos los españoles. Y como hizo Aznar, un acuerdo por escrito. Transparente. Firmado. Que todos conozcamos y que podamos, dentro de cuatro años, comprobar si nos dijeron la verdad o si nos engañaron.

Ahora vienen semanas de negociaciones discretas y difíciles. La oposición socialista va a intentar que no fructifiquen inventando y difundiendo rumores y noticias falsas. Nada nuevo en el horizonte. Feijoo debe intentar conseguir esos apoyos y gobernar. Las instituciones necesitan volver a ser respetadas, los españoles más y mejores empleos, grandes pactos por la justicia, la sanidad, la educación, las pensiones y la investigación. Es un tiempo nuevo el que se avecina si saben manejarlo desde la humildad, el respeto al ganador y el deseo de mejorar lo que tenemos y vivimos.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -