lunes, febrero 26, 2024
- Publicidad -

LA VUELTA AL BIPARTIDISMO (II): Los populismos y sus castas

No te pierdas...

La lucha de los populistas de Podemos y VOX contra el bipartidismo proclamaba en sus arengas la lucha contra ‘la casta’, impedir el control de las instituciones, despolitizar la justicia y devolver el poder al pueblo que ostentaban los ‘señores del puro’ en sus cenáculos conspirativos.

Hoy, los comunistas de Podemos son la casta más rancia de España. Son los que quieren controlar las instituciones, politizar la justicia, ostentar el poder. Doce años después, los líderes del 15M van en Mercedes a sus chalets, en coche oficial a los salones privados de los restaurantes de lujo y miran con desdén a aquellos acampados que les acompañaron en la Puerta del Sol. 

Hoy, los que hablaban de la ‘derechita cobarde’ demuestran que no saben gestionar cuando les toca gobernar. Mucho ruido y pocas nueces. Se desvela que les importa más el escaño que el bien del centro derecha en España, buscan llamar la atención poniendo mociones de censura por interés espurio. Para ellos, el objetivo de echar a Sánchez del Gobierno de España ya no es la prioridad. Su prioridad es echar al PP como el referente de la mayoría de los españoles de centro derecha. Y para ello retuercen la verdad, hacen de la demagogia su bandera política y miran su ombligo como el centro del mundo.

Los populistas tienen su fin donde el sentido común tiene su comienzo. 

Las grandes democracias occidentales como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, o Alemania mantienen grandes partidos que alternan gobiernos con acuerdos puntuales, pero con mayorías firmes,  

La forma de realizar cambios en políticas públicas es con esas mayorías. Depender de minorías lleva a abandonar el bien común. Hoy los intereses en politizar la justicia, en ocupar las sillas de los consejos de administración en las empresas públicas o semipúblicas del CGPJ o del Tribunal Constitucional han hecho que vivamos la época de menos libertad desde la vuelta a la democracia, después del dictador Franco. Todo ello gracias a una minoría populista que gobierna España apoyada por partidos independentistas, localistas e hijos de la extinta ETA.

En tres meses hay elecciones autonómicas y municipales. Ya están ambos populismos manoseando al ciudadano y gritando demagogia en las calles. Unos retuercen la sanidad en Madrid, llamando asesina o terrorista a la presidenta de la comunidad. Otros jalean vísceras de forma incontrolada en Murcia. Ambos dividiendo más a los españoles a través del odio y el rencor. 

En el Congreso de los diputados del PSOE y VOX se alían contra el PP. En breve será Podemos y VOX y hasta Bildu con ellos. El PSOE no logra identificar que el “enemigo” dañino son los populismos. El adversario es el PP, pero su ira y su cerrazón les impide ver más allá. 

Varios dirigentes socialistas que gobiernan en diferentes regiones española están espeluznados con el capitán del barco que hace aguas. Pero siguen callando. Siguen mirando a otro lado. Y esos que miran con temor son los primeros que van a sufrir en sus carnes y en las urnas la osadía de matar el bipartidismo en favor de aliarse con el populismo.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -